Martes 19 de Junio de 2012 - 02:46 PM

Especialistas analizan la salud de vicepresidente Angelino Garzón

Para estos expertos, la condición clínica de base del Vicepresidente explicaría por qué, de una revisión de próstata pasó a una posible trombosis.

Comparta este artículo ›

Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Especialistas analizan la salud de vicepresidente Angelino Garzón
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL)

Dado el hermetismo con el que desde la oficina de la Vicepresidencia de la República se ha manejado la condición de salud del vicepresidente Angelino Garzón, se consultó la opinión de varios cardiólogos que explicaron cuáles podrían ser las implicaciones de estar en la Unidad de Cuidados Intensivos.

La cardióloga Clara Saldarriaga, de la Clínica Cardiovascular, dice que una infección puede ser lo "suficientemente severa" como para que implique el compromiso de otros órganos. "En esos casos, usualmente cuando un paciente tiene una enfermedad cardiaca estructural, la enfermedad se puede descompensar secundario a la infección pues las infecciones producen fiebre, aumento de la frecuencia cardiaca, puede bajarse la presión. Estas tres situaciones generan un trabajo adicional para el corazón".

Esta especialista aclara que ingresar a cuidados intensivos no necesariamente significa que un paciente está en condición grave. "Los pacientes que están en cuidados intensivos necesitan una vigilancia más estricta. En cuidados intensivos no hay gente aliviada, pero muchas veces es un asunto de vigilancia especial".

El cardiólogo Rodrigo Botero coincidió con que tener una enfermedad cardiaca previa base tiene una relación directa con lo que puede ocurrir en otros órganos. "Creo que le hicieron una biopsia de próstata porque encontraron un crecimiento, seguramente el urólogo decidió hacer una biopsia para descartar otras cosas diferentes. Una de las complicaciones de una biopsia puede ser una infección y, dependiendo de la agresividad de la bacteria y las defensas del huésped, se puede convertir en severa que no responde al tratamiento como uno quisiera".

Botero afirma que, aunque es especulativo en este caso, existen factores de riesgo. "La edad es uno de ellos. No conozco si él es diabético o tiene otras enfermedades diferentes, pero pueden darse dos condiciones juntas o una de las dos. Uno, que la bacteria sea muy agresiva y dos que el paciente esté inmunodeficiente".

Respecto al chequeo de la próstata, el cardiólogo explica que este es un procedimiento habitual en personas mayores de 50 años.

La cardióloga Saldarriaga aclara que el sobrepeso o la edad no necesariamente tienen relación directa con la presencia de problemas vasculares. En las enfermedades cardiovasculares no todo depende de cómo se vea la gente, si no de que se controle el colesterol, se reciban los medicamentos, que si es diabético tenga la glicemia bajo control".

PEDAGOGÍA¿DEBE SER PÚBLICA LA CONDICIÓN DE SALUD DE UNA ALTO FUNCIONARIO?

La cardióloga Clara Saldarriaga opina que la clave está en llevar una vida con hábitos saludables. "Creo que todas las personas debe mantener hábitos de vida saludables. Eso es algo que va al margen de su profesión, su rango o su desempeño en la sociedad. Incluso los hábitos saludables se deben conservar desde la niñez, no solo cuando se sufre un infarto".

Para Rodrigo Botero, toda persona debe realizarse controles rigurosos de salud, sobre todo, si está condiciones de riesgo. "Los controles se deben realizar anualmente, un funcionario sometido a presión o de una alta dignidad, debe hacerse análisis con mayor frecuencia".

Publicidad
Publicada por: COLPRENSA, BOGOTÁ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.