Jueves 04 de Agosto de 2011 - 12:01 AM

En Noruega, tiendas retiran juegos violentos

No se trata de una avanzada del gobierno del país para censurar contenido, ni una campaña para desprestigiar a la industria del entretenimiento digital. La medida fue voluntaria y no es permanente. Pero esta semana varias tiendas de Noruega retiraron juegos de disparos en primera persona.

Comparta este artículo ›

Veto autoimpuesto
Son tiendas de venta de videojuegos grandes pero independientes, y la decisión de retirar los títulos violentos de sus anaqueles fue completamente voluntaria.

La cadena The Coop anunció que había retirado los títulos Call of Duty: Black Ops, Call of Duty: Modern Warfare 2, Call of Duty: World at War Platinum, Call of Duty 4: Modern Warfare Classic, Homefront, Sniper: Ghost Warrior, Counter-Strike Source, y finalmente World of Warcraft.

La tienda no estableció un veto permanente a los juegos, pero en un comunicado indicó que “tomando en cuenta los horribles eventos del viernes 22 de julio, y por respeto con los afectados, hemos escogido remover los artículos indicados de nuestro catálogo”.

¿Herramienta de violencia?
Otra cadena noruega vendedora de juegos que decidió retirar títulos de sus tiendas fue Platekompaniet, aunque la empresa no hizo un comentario puntual sobre la decisión ni publicó una lista de títulos retirados.

Sin embargo la estrategia de Platekompaniet fue similar; la cadena retiró varias versiones de Call of Duty, y otros títulos de disparos en primera persona o con escenas de violencia en escenarios realistas.

La motivación principal de ambas cadenas es probablemente el hecho de que el responsable de los atentados terroristas del 22 de julio, Anders Breivik, afirmó haber utilizado el título Modern Warfare 2 como un simulador para planear parte de sus ataques.

Mala fama
Aunque el retiro de los juegos violentos ha sido visto como un gesto apropiado por parte de las tiendas, algunos consideran que la movida perpetúa la mala imagen que se han ganado los juegos de disparos.

Por su parte Breivik, quien confesó que los juegos estaban dentro de sus hobbies, afirmó tener un gusto mayor por los juegos de rol y de fantasía que por los títulos de disparos.

De hecho, el terrorista utilizó una supuesta adicción al título World of Warcraft como excusa para el tiempo que empezó a dedicar a planear sus ataques.

Publicidad
Publicada por: JUAN MARTÍNEZ MARTÍNEZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.