Martes 09 de Mayo de 2017 - 09:26 AM

Bumanguesa narra cómo es vivir con el cáncer de ovario

Comparta este artículo ›

Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
Bumanguesa narra cómo es vivir con el cáncer de ovario
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL )
En conmemoración del Día Mundial del Cáncer de Ovario, Vanguardia.com relata el testimonio de una mujer de 46 años, quien desde hace cuatro vive con esta patología. Una enfermedad que anualmente cobra la vida de cerca de 140 mil mujeres en el mundo, según cifras de la Organización Mundial del Cáncer de Ovario.

Esta enfermedad consiste en la formación de células epiteliales anómalas o cancerígenas alrededor de los ovarios. Según expertos, es el tercer tipo de cáncer más común del sistema reproductor y solo el 40% de quienes lo padecen, tienen posibilidades de supervivencia. Su incidencia es de una de cada tres mujeres y es más frecuente entre los 50 y 70 años. Sin embargo, las organizaciones registran casos de mujeres desde los 30 años con este padecimiento.

Patricia Angarita Paredes, es ama de casa bumanguesa, quien padece de cáncer de ovarios desde hace cuatro años. Su diagnostico se dio un año después de que los síntomas empezaran a aparecer. Inicialmente los médicos le dijeron que sufría de problemas de colon.

Lea también: Cafesalud EPS niega medicina a joven con enfermedad degenerativa en Bucaramanga

“Me di cuenta de mi enfermedad porque se me inflamaba el estómago todo el tiempo. Sufría de estreñimiento, no comía y me daban mareos. Primero me dijeron que eran problemas de colon, hasta que un día me hicieron una ecografía y descubrieron que tenía cáncer”, indicó la mujer a Vanguardia.com.

Desde su diagnóstico ha recibido 17 ciclos de quimioterapia, le extirparon los ovarios y recibe medicación para controlar los fuertes dolores. Aunque dos años después de enterarse de su enfermedad los especialistas le dijeron que ya estaba curada, en 2015 los tumores reaparecieron. Además, el cáncer le hizo metástasis en el peritoneo parietal (membrana que cubre los órganos del estómago) y los pulmones.

“Las quimioterapias son muy difíciles. Me provocan vómitos, pierdo el apetito, se me cayó el cabello y el dolor me atormenta cada vez más. No puedo caminar porque mis pulmones no me responden, me cansó rápidamente. A pesar de que el médico me dice que debo hacerme las quimioterapias con regularidad, en la EPS me tardan las autorizaciones y la medicación”, narró Angarita Paredes.

Patricia, además de sufrir de fuertes dolores por el cáncer, denunció que Nueva EPS no le da la medicación a tiempo porque, para su enfermedad, necesita medicinas que no hacen parte del Plan Obligatorio de Salud. Es decir, requiere de medicamento ‘no POS’. Por ello, decidió interponer una acción de tutela ante el Juzgado Cuarto Oral Administrativo de Bucaramanga.

Un funcionario de la gerencia de comunicaciones de Nueva EPS, le aseguró a esta redacción que "los medicamentos que la paciente tenía pendientes ya están autorizados. Ya están listos para que pase a recogerlos".

Además, agregó que "si bien es cierto que han ocurrido algunas demoras de los medicamentos que no se encuentran dentro del POS, personal competenteadelanta la investigación para determinar por qué se produjo dicha situación. Sin embargo, los casos de pacientes crónicos, como el de la señora Patricia, son tratados como prioritarios". 

Le puede interesar: “Perdí un ojo, el oído y ahora puedo perder la vida”, paciente con cáncer en Bucaramanga

La santandereana aseguró que antes de su enfermedad acudía a los controles regulares y que se hacía la citología anualmente, como recomiendan los especialistas. “Siempre me salía que todo estaba bien, pero los síntomas decían otra cosa. Yo no sabía nada sobre el cáncer de ovarios, las mujeres debemos estar atentas a cualquier cambio”, concretó Patricia Angarita Paredes.

Medidas preventivas

El doctor Hernando Alberto Santos Morales, médico ginecólogo, le aseguró a Vanguardia.com que lo más importante para tratar el de cáncer de ovario es realizarse el examen anual de la citología. En especial, en aquellas mujeres en cuyas familias existan antecedentes de problemas ginecológicos.

“Los mujeres deben hacerse los exámenes anuales para evaluar los ovarios. Deben tener en cuenta cualquier trastorno ginecológico como hemorragias o dolor pélvico. La citología sirve para detectar cualquier tumor, ya sea maligno o benigno”, explicó Santos.

Aunque el especialista aseguró que entre más edad aumenta la probabilidad de los tumores sean malignos, se han registrado casos de niñas con esta patología. Por ello, las niñas también deben someterse a exámenes (abdominales) para descartar la presencia de tumores en los ovarios.

Conmemoración del Día Mundial del Cáncer de Ovarios

Desde hace cuatro años el mundo conmemora este día con el objetivo de concientizar a las mujeres sobre la importancia de los exámenes anuales.

Lea también: Niño con cáncer podría perder su pierna por demora de una cirugía

Según la Organización Mundial del Cáncer de Ovario, esta enfermedad “se caracterizada en todo el mundo por un diagnóstico en etapa tardía y una falta de conciencia de los síntomas”. Entre los que se encuentran aumento del tamaño abdominal, distensión, hinchazón, dificultad para comer, sentirse llena rápidamente, dolor pélvico y necesidad de orinar con mayor urgencia. 

Publicidad
Publicada por: VALESCA ALVARADO RÍOS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.