Martes 09 de Mayo de 2017 - 05:00 AM

Santander, con el agua en el cuello por inundaciones

Comparta este artículo ›

Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Santander, con el agua en el cuello por inundaciones
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada Paola López Vargas/ Vanguardia Liberal
Corregimiento El Llanito, vereda El Porvenir - Barrancabermeja
(Foto: Suministrada Paola López Vargas/ Vanguardia Liberal )
Alexander Becerra O./VANGUARDIA LIBERAL
El río Magdalena, a la altura de Barrancabermeja, se encuentra a solo 30 centímetros de su cota de desbordamiento. La situación se replica también en otras poblaciones ribereñas como Puerto Wilches, Cantagallo y Yondó.
(Foto: Alexander Becerra O./VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
En las veredas La Hortensia y Porvenir, del corregimiento El Llanito, se siente el aumento en los caudales del río Sogamoso.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)
Desde el pasado 2 de mayo ha sido casi constante la apertura de compuertas en Hidrosogamoso. La lluvia, que no da tregua, mantiene elevados los ríos de la región. Dos personas murieron arrastradas por una quebrada en Santander.

Las constantes lluvias que en los últimos días han caído en gran parte del país y la apertura constante de las compuertas en la Central Hidroeléctrica Sogamoso tienen al Magdalena Medio santandereano al borde de la inundación

Ninguna población ribereña se ha salvado de las consecuencias por el aumento en los caudales de ríos como el Magdalena, el Sogamoso, el Opón y el Carare en un momento crítico en que el propio presidente Juan Manuel Santos afirmó que esta semana será el pico más alto de la temporada de lluvias.

Además, Un niño de 10 años y un hombre de 51, perdieron la vida el domingo en horas de la noche, tras ser arrastrados por el caudal de la quebrada San Miguel, localizada en zona rural del municipio de Mogotes, Santander.  Con las dos víctimas del domingo en Mogotes, ya son cuatro las personas que han perdido la vida al ser arrastrados por ríos o quebradas en Santander, en los dos últimos meses.

Alerta regional

En Santander, los ríos Carare, Opón y Lebrija se encuentran en alerta naranja, de acuerdo con el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo.

En poblaciones cercanas a Barrancabermeja, como Yondó y Cantagallo, ya se reportan los primeros afectados por inundaciones. El coordinador del Consejo del Riesgo en Cantagallo, William Fernández, dijo que esa localidad también fue afectada por la apertura de las compuertas de Hidrosogamoso.

“El fin de semana hubo un rompimiento de un dique que nos comunica con una zona rural. Ya se está mitigando el riesgo con sacos porque si no lo hacemos hay riesgo de que se inunde el casco urbano de Cantagallo”, añadió.

Primeras inundaciones en Barrancabermeja

En las veredas La Hortensia y Porvenir se empezaron a sentir, el pasado fin de semana, los efectos por la apertura de compuertas en Hidrosogamoso.

“Desde el sábado en la tarde estamos inundados. Hoy (ayer) recibimos otro mensaje de que las compuertas van a continuar abiertas y eso nos preocupa mucho”, dijo Luzmila Mancipe, presidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Porvenir.

De acuerdo con la líder, la inundación ha afectado cultivos y animales de 50 familias y ninguna entidad les ha dado una ayuda para prepararse cuando haya aumento en el nivel del río Sogamoso.

Al respecto, el coordinador de Gestión del Riesgo en Barrancabermeja, Roberto Eduardo Bernal, aseguró que ya se está adelantando el censo.

“Con esta comunidad estamos mirando el proyecto de protección, cuyos estudios hizo Isagén. El objetivo es sacarlo adelante este año”, dijo el funcionario.

El proyecto cuesta cerca de $11 mil millones y para su ejecución se esperan aportes de Isagén, la Nación, la Gobernación de Santander y la Alcaldía de Barrancabermeja.

Ronda hídrica

El Consejo Municipal de Gestión del Riesgo en Santander se reunirá con los alcaldes de las zonas que se han visto afectadas por la apertura de compuertas en Hidrosogamoso.

“Se está verificando la titularidad de las tierras y el respeto por la ronda hídrica del río. Porque si son islas o zonas inundables del río en donde no hay titularidad, pero donde la gente cultivó, no hay afectación”, dijo el coordinador del Consejo Departamental del Riesgo.

El funcionario comentó que en visitas realizadas el año pasado por la ribera del río Sogamoso se encontró que algunas personas invadieron su ronda hídrica para cultivar.

“Isagén va reportando a las alcaldías y a los consejos del riesgo los niveles que se están recibiendo de agua y cuál es la cota. Cuando la cota llega a 320 metros siempre va a haber apertura de compuertas”, explicó Ramírez.

También aclaró que si no existiera la represa las aguas afluentes del río Sogamoso como el Suárez y el Chicamocha hubieran seguido su curso y hubieran inundado las riberas.

“Las represas también hacen las veces de mitigación. En este momento cerca de Zapatoca se está retirando una empalizada grande por parte de Isagén, que de otra forma terminaría en las comunidades”, acotó.

Desde el Gobierno Nacional y Departamental, el mensaje para las comunidades ribereñas es que respete la ronda hídrica de 30 metros a lado y lado de los ríos para evitar inundaciones.

Embalse de Hidrosogamoso

Las fuertes lluvias en Santander no cesan, y el aumento en las aguas de los ríos Suárez, Chicamocha y Chucurí, que le aportan grandes caudales al río Sogamoso, hizo subir los niveles del embalse Topocoro, que volvió a llegar a su cota máxima de 320 metros sobre el nivel del mar, lo que obligó a la empresa Isagén a reabrir las compuertas de la Central Hidroeléctrica Sogamoso.

Según informó Juan Esteban Flórez, director de la Central Hidroeléctrica, en los últimos días se han registrado crecientes de 3.500 m3/s, que la hidroeléctrica amortigua; sin embargo, como se ha llegado al máximo del embalse, se han tenido que abrir tres de las cuatro compuertas. “En días pasados, se inició el vertimiento con 50 centímetros, y ya vamos en dos metros; esperemos no tener que seguir abriendo, porque eso significaría un riesgo para la comunidad de la zona”.

Por su parte, Ramón Ramírez, director de Gestión de Riesgo de la Gobernación de Santander, informó que la presencia de lluvias en todo el departamento ha obligado a mantener la alerta por los grandes caudales de los ríos. “Se recomienda a toda la comunidad, en especial a los cercanos a los ríos, que se alejen y así evitar afectaciones. Hemos tenido reportes de afectaciones en el municipio de El Playón, en pérdida de bancada, y afectaciones en algunas vías, al igual que colapso de alcantarillado y el servicio de acueducto que se atiende por la Empresa de Servicios Públicos de Santander”.

De igual manera, el funcionario informó que en el municipio de Puerto Wilches se han reportado máximos del río Magdalena, que presenta amenazas de desbordamiento en algunos sectores, y “lastimosamente, en el municipio de Mogotes, se arriesgan dos vidas, un adulto mayor y un menor de edad que al cruzar una quebrada, fueron arrastrados por la corriente”, afirmó.

Por medio de un comunicado, Isagén informó que las comunidades y los consejos municipales de Gestión de Riesgo, así como la Dirección de Gestión de Riesgo del Departamento, tomarán las medidas respectivas, de acuerdo con el Plan de Atención durante Emergencias y Contingencias establecido por la empresa productora de energía.

Publicidad
Publicada por: SONIA LUZ SUÁREZ SALAZAR
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.