Viernes 29 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Alcalde dice que ‘combatirá la corrupción’ en Tránsito

El hoy Exdirector de Tránsito aseguró que su dimisión obedeció a asuntos “netamente profesionales”. Sin embargo, no se puede negar que muchas de sus decisiones en la entidad generaron más de una polémica ciudadana.

Comparta este artículo ›

Rodolfo Hernández Suárez,alcalde de Bucaramanga.
La comunidad de Cabecera protestó por las modificaciones viales que realizó en ese sector la Dirección de Tránsito. Además de comenzar a exhibir pancartas en sus antejardines, la ciudadanía anunció marchas en contra de las modificaciones, las cuales perjudicaron a los vecinos de la carrera 40.
A través de su cuenta de Twitter, Miller Salas Rondón habría denunciado a uno sus alféreces por corrupción. Este hecho aún es objeto de investigaciones.
Instalar cepos a carros que estaban debidamente estacionados exasperó los ánimos. Los alféreces evidenciaron que no respetaban las decisiones del Director.
Un Juez sentenció que Miller Salas no tenía la competencia para firmar la resolución del Pico y Placa. ¡Llovieron revocatorias de los comparendos por él impuestos!
Los concejales Pedro Nilson Amaya Martínez y Henry Gamboa, con demandas, se le atravesaron al funcionario. Y, al final, terminaron ‘ganándole el pulso’.
El comercio formal fue otro de los mayores críticos del Pico y Placa, planteado por Miller Salas Rondón. Su decisión de mantenerlo generó más de una protesta.
Fijar un carril exclusivo para motos, sobre la carrera 27, fue una de las decisiones más polémicas que tomó el Director de Tránsito Local, una vez asumió el cargo.
Miller Salas Rondón, exdirector de Tránsito.

Al tiempo que ayer renunció el director de Tránsito de Bucaramanga, Miller Salas Rondón, la Alcaldía de Bucaramanga anunció que enfocará la nueva gestión en esta dependencia “para cambiar los antiguos códigos de comportamiento y lograr que primen las buenas prácticas y la transparencia en esta entidad”.

Las palabras son del jefe del Gobierno Municipal, Rodolfo Hernández Suárez, al recibir la carta de dimisión de Salas Rondón.

Lea también: Tránsito de Bucaramanga nombra a empleados que había destituido

Cabe recordar que hace unos días, antes de la salida del hoy Exdirector de Tránsito, el Mandatario Local les llamó la atención a los alféreces, por la instalación de algunos cepos en bahías de parqueo y los invitó a dar ejemplo en los operativos de control vial.

“Vamos a realizar un estudio de manejo de personal para ver cuántos sobran, porque hay trabajando 550 personas en la Dirección de Tránsito. Miraremos qué hacen los 550, cuánto producen, qué valor agregado le dan a la comunidad. Ahora vi, por redes sociales, a un agente pidiendo plata”, dijo Hernández Suárez.

Lea también: Polémica por licitación de $200 millones en Tránsito de Bucaramanga

Además, esta semana se difundió un vídeo en el que un taxista le entrega dinero a un alférez, en un hecho que aún no ha sido explicado totalmente ante las autoridades: “No toleraré la corrupción, porque ha destruido la democracia”, dijo el Alcalde de los bumangueses.

“Extirpar ese cáncer va a tocar a la brava. Me voy a arriesgar a sacar a unos y que me denuncian de manera penal ante la Fiscalía o donde les provoque, pero vamos a sacarlos y a excluirlos de la nómina”, agregó de manera recia el funcionario.

La salida de Miller Salas

Al saliente Director de Tránsito Local no se le perdonaron varias cosas: la fallida puesta en marcha del Pico y Placa del Centro, el ‘limbo jurídico’ en el que quedó sumergida esta restricción durante más de cuatro meses, el establecer de manera improvisada del carril exclusivo para motos, los inexplicables cambios viales en la zona de Terrazas y el más reciente descalabro en el que sus subordinados les instalaron cepos a carros que estaban debidamente estacionados en la bahía.

El hoy Exdirector de Tránsito, uno de los pocos que queda del gabinete original que conformó hace poco mas de año y medio el alcalde Rodolfo Hernández Suárez, esgrimió que su dimisión obedecía a asuntos “netamente profesionales”.

Sin embargo, también explicó que su salida se daría por “acciones aisladas y evidentemente mal intencionadas de algunos funcionarios de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga”.

En su carta de renuncia, el saliente funcionario dijo que les apostó a la modernización de la entidad y la erradicación de la corrupción.

Argumentó que, dentro de sus logros, “sobresalió la actualización de la red semafórica, la cual tenía cerca de 20 años de antigüedad”.

De igual forma, dijo que se puso en marcha la denominada ‘Oficina de La Bicicleta’, que permitió el diseño de los primeros 2.5 kilómetros de ciclorruta urbana.

También aseveró que apoyó los estudios para la construcción de corredores peatonales y el uso del ‘urbanismo táctico’. Además adelantó el proceso de chatarrización de vehículos en abandono.

Lea también: Renunció el Director de Tránsito de Bucaramanga

La llegada en la última semana de los inmovilizadores, más conocidos como cepos, fue vista como una acción aceptable y como una herramienta para sancionar a los conductores que dejan sus carros parqueados obstruyendo la vía.

No obstante, la medida se vio empañada por la acción de cuatro alféreces de la entidad que dirigía Miller Salas Rondón, quienes de manera inexplicable les pusieron los inmovilizadores a automotores que estaban parqueados de manera correcta en uno de los estacionamientos del conjunto residencial Los Fundadores.

Se espera que quien llegue a la entidad, además de ser un profesional formado en Ingeniería de Tránsito y Transporte, tenga experiencia y conocimiento en asuntos de movilidad vehicular.

Publicidad
Publicada por: EUCLIDES KILÔ ARDILA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios