Son talentosos y buscan la inclusión social en Bucaramanga | Bucaramanga | Vanguardia.com
Jueves 12 de Octubre de 2017 - 03:45 PM

Son talentosos y buscan la inclusión social en Bucaramanga

Comparta este artículo ›

Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
Son talentosos y buscan la inclusión social en Bucaramanga
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
La intención de los talleres de aprendizaje es incentivar la independencia laboral de niños con capacidad diversas, ya sea buscando un empleo en el arte que aprendieron o creando una microempresa.

Cuando María Camila cocina no hay quien deje en el plato un trozo de comida. Está entusiasmada; desde hace un poco más de tres meses aprendió un nuevo arte culinario: la repostería.

Al igual que ella, Diego Fernando, Laura, Haynanny, Carlos,  Alejandro y otros 10 jóvenes participan de los talleres productivos que reciben en la Fundación Uaque, gracias al programa que coordina el Centro de Familia Militar del Ejército Nacional de Colombia, que brinda una educación no formal en diferentes áreas a niños con limitaciones cognitivas y físicas.

Mientras avanza la última clase del cuarto taller producti-vo, que es dictado por Diana Acevedo, técnico en Panadería y Pastelería, y en Cocina, este grupo de jóvenes muestra con sus actitudes que comparten un mismo sueño: salir adelante y demostrarle a la sociedad que sus capacidades diversas no son impedimento para forjarse un futuro.

No es fácil lograrlo en una sociedad que los tilda como ‘especiales’, los excluye y no los trata igual, debido a sus limitadas capacidades físicas y cognitivas para realizar cualquier tipo de actividad; pero ellos se han encargado de marcar la diferencia.

Y es que al verlos trabajar, estudiar y aprender es evidente la dedicación y entrega que tienen por lo que hacen.

“El programa se creó para los niños con capacidades diversas hijos de militares y personal civil que trabaja en la fuerza. Desde pequeños este grupo de niños recibía terapias según su condición, pero solo se beneficiaban hasta los 18 años. Después quedaban únicamente con el servicio de salud; entonces surgió el interés de ayudarlos y nació el Centro de Familia con el programa de talleres productivos”, explica Ivonne Adriana Palacios Torres, oficial sicóloga del Ejército Nacional y coordinadora de la Dirección de Sanidad y Centro de Familia Militar.

Las limitaciones están en la mente

Si ellos mismo se limitan, todos los limitarán”, afirma Luisa Fernanda, la mamá de María Camila, quien junto a Janeth (madre de Diego Fernando) explican lo difícil, pero valioso y afortunado, que es tener un hijo con capacidades diversas.

La mayoría de los jóvenes que hacen parte del Centro de Familia Militar fueron diagnosticados con retardo mental leve o medio, memoria a corto plazo, aneurisma cerebral, entre otras condiciones; sin embargo para sus familias son tan capaces como cualquier otro.

Luisa Fernanda cuenta que su hija es la mayor de tres hermanos y aunque admite que en muchas oportunidades ha sido rechazada, señalada y discriminada por su condición, siempre le ha inculcado que ella es la que pone las barreras en su vida, por eso debe salir adelante y la apoya en todo lo que sea necesario para conseguirlo.

Una opinión similar comparte Janeth con su hijo Diego Fernando, el menor de sus tres hijos, que aunque es el más consentido del hogar, a veces sentirse socialmente señalado lo llena de impotencia y soberbia, “pero nosotros le inculcamos que eso no es cierto y que él debe mostrar de todo lo que está hecho”, asevera la madre.

La mayor Ivonne Adriana asegura que abrir estos talleres no solo han sido beneficioso para el aprendizaje y desarrollo de las destrezas de los niños, también para todas y cada una de las personas que los rodean.

“Hemos aprendido de los niños, porque ellos nos demuestran que tienen habilidades que nosotros desconocemos. Aquí las descubren y nos enseñan de todo lo que son capaces”, resalta la sicóloga Ivonne Adriana, quien aclara que este tipo de programas favorece su parte social, afectiva, familiar, cognitiva y conductual.

Buscando oportunidades

El objetivo principal del Centro de Familia Militar es que María Camila, Diego Fernando, Laura, Haynanny, Carlos y Alejandro logren en un corto tiempo una independencia económica, ya sea como empleados o microempresarios; por eso cada curso está diseñado en una formación detallada del arte que les dé la capacidad de enfrentarse al mundo laboral.

Para Lilia Sánchez Russi, directora de la Fundación Uaque y sicorientadora de Familia, los programas integrales de rehabilitación, sicología, terapia del lenguaje, ocupacional y física que reciben las personas con capacidades diversas de la Dirección de Sanidad del Ejército Nacional, los ubica en un nivel avanzado que les permite  obtener grandes resultados. “Aunque son muy capaces en su aprendizaje, se debe entender que tienen un límite cognitivo, pero están dispuestos a dar mucho más”, precisa.

Sin duda alguna lo que hasta hoy ha logrado este grupo de jóvenes es gracias a sus familias, amigos y docentes, que no han dejado un solo día de confiar en ellos, en sus capacidades y en impulsarlos a forjase un futuro mejor, en ser independientes, autosuficientes y autónomos.

“Yo tenía la experiencia de ser docente, pero nunca con personas que tuvieran capacidades especiales. Pensé que sería un reto, pero me sorprendieron, dan mucho en cada clase, tienen grandes habilidades y aprenden fácilmente. Son personas entregadas a lo que hacen”, cuenta Diana, la docente del curso de repostería, quien además promueve desde sus redes sociales la inclusión laboral o académica a su grupo de estudiantes.

“Lamentablemente no he tenido una respuesta a mis dos solicitudes, pero me gustaría que los empresarios entendieran que aceptar a jóvenes con capacidades diversas suma más a la vida que lo que resta”, reflexiona la también propietaria de Casa taller Diana.

Hoy, este grupo de adolescentes con algunas limitaciones cognitivas y físicas cuentan con cursos de certificación en elaboración de productos de aseo, perfumería, bisutería y pastelería, y buscan una oportunidad laboral.

“Ellos aman lo que hacen, trabajan con dedicación y entrega, esa es su capacidad diversa. Para ellos un empleo no es el único medio económico de subsistencia, es vida y amor”, puntualiza la mayor Ivonne Adriana.

Amigosdel alma

En Colombia se encuentra la fundación Best Buddies o Amigos del alma, que busca abrirles caminos hacia la integración social y laboral a las personas con discapacidad intelectual.

El objetivo de Amigos del alma es transformar la percepción de la discapacidad en el país, impulsando la participación social, educativa y laboral de las personas con discapacidad intelectual para mejorar su calidad de vida, promoviendo el trabajo de voluntariado y de responsabilidad social, y que ellos puedan sostenerun empleo productivo.

Actualmente, cuenta con 600 ‘amigos del alma’ vinculados laboralmente en alguna de las 66 empresas asociadas al programa, que están ubicadas en 35 ciudades o municipios del país.  

Para la fundación, creada por Anthony K. Shrive, la discapacidad intelectual ha estado rodeada de una cultura de exclusión y segregación, lo que les ha negado a estas personas oportunidades fundamentales de socialización, integración y participación en la sociedad, por eso , con la inicitiva busca transformar ese concepto.

Publicidad
Publicada por: LUIS FERNANDO MARTÍNEZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.