Miércoles 24 de Enero de 2018 - 12:01 AM

Urbanismo táctico de Bucaramanga está ¡...en el piso!

Las obras en donde se adecuó el urbanismo táctico ya están muy deterioradas, entre otras cosas, por el mal trato que les han dado algunos bumangueses poco cívicos.

Comparta este artículo ›

Foto suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
A través de las redes sociales, la ciudadanía ha colgado imágenes que evidencian el mal estado del mobiliario de la Calle de los Estudiantes.
(Foto: Foto suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Foto: Fabián Hernández/ VANGUARDIA LIBERAL
Algunas de las mesas que se acondicionaron en este tramo vial están ‘abandonadas a su suerte’.
(Foto: Foto: Fabián Hernández/ VANGUARDIA LIBERAL)
Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
Las materas que se acondicionaron en la calle 30, frente al Parque de los Niños, están partidas.
(Foto: Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
Foto suministrada / Alcaldía de Bucaramanga
LO POSITIVO: Manolo Azuero, jefe de Gobernanza del Municipio, nos envió ayer este registro gráfico como una muestra de las obras de mantenimiento que desde ya se ejecutan en los sitios en donde se adoptó el urbanismo táctico. Dijo que la Alcaldía hará las reparaciones del caso e instó a los ciudadanos a darles un mejor trato a estos escenarios.
(Foto: Foto suministrada / Alcaldía de Bucaramanga )

El denominado urbanismo táctico, la estrategia que implementó hace poco menos de un año la Alcaldía de Bucaramanga para recuperar varios espacios que estaban abandonados a través de inversiones sencillas que pretendían transformarlos y los hicieran más acogedores para todos los ciudadanos, cayó en manos de los vándalos.

Vanguardia Liberal recorrió en la tarde de ayer las zonas que han sido objeto de dichas intervenciones, tales como la Calle de los Estudiantes, la Carrera 20 y la Calle 30. ¡Y lo que se encontró es bastante desalentador!

Las materas y las mesas que se utilizaron para mejorar estos lugares ya están desvencijadas y arrasadas. Ademas, los elementos reciclados que se emplearon no resistieron el trato que les dieron los ciudadanos.

De manera irónica el sitio que se presumía más inseguro, el sector conocido como El Tierrero, es uno de los pocos que se ha salvado. Aunque sí es preciso recordar que justo allí se robaron al principio el cuadro que donó el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez. Por fortuna, la obra de arte ya fue recuperada.

Le puede interesar: Entienda qué es eso del urbanismo táctico que se tomó sectores de Bucaramanga

Habla la Alcaldía

Manolo Azuero, jefe de Gobernanza de la Administración Local, atribuyó a la falta de cultura ciudadana el estado actual de las vías que han sido intervenidas.

No obstante, señaló que el Municipio es consciente de que se deben adelantar en estos sitios labores de mantenimiento. Dijo que desde ya se emprendieron los trabajos de restauración. (Ver foto de arreglos).

Recordó que parte de los elementos con los que se adecuaron estas obras son de reciclaje e incluso de un bajo presupuesto.

Pese a esta situación, dijo que el Municipio le seguirá apostando a este proyecto y que, más allá de la falta de cultura ciudadana, hará nuevas intervenciones en lo que queda del resto de año.

Instó a los ciudadanos a asumir un comportamiento más cívico y a entender que estos espacios deben ser cuidados.

Concepto

El urbanismo táctico, en el papel, es una nueva manera de abordar los espacios públicos y las vías para recuperar de manera efectiva lugares de sano esparcimiento.

El desarrollo de este tipo de transformaciones nació en Bucaramanga, como propósito de la administración del ingeniero Rodolfo Hernández Suárez, quien desde su Plan de Desarrollo dejó plasmado su interés y esfuerzo por priorizar al peatón y al ciudadano, con la recuperación de espacios que generen mayor bienestar y calidad de vida.

Publicidad
Publicada por: EUCLIDES KILÔ ARDILA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.