Miércoles 21 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Accidentalidad en puntos críticos de Bucaramanga se redujo

La accidentalidad en puntos críticos, como las carreras 27 y 24, la calle 45, la Autopista a Florida y la Quebradaseca, se redujo en 2017. En la vía al Norte y la vía a Girón aumentó.

Comparta este artículo ›

Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
La carrera 27 es el punto crítico de accidentalidad de Bucaramanga donde mejores resultados se reportaron en el transcurso de 2017. Aún así, sigue siendo una de las vías más peligrosas. Conozca los 10 puntos críticos de accidentalidad en Bucaramanga.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

La Dirección de Tránsito reveló que en 6 de los 10 puntos más críticos de accidentalidad de Bucaramanga hubo una reducción en los casos registrados, al comparar las cifras de 2017 con las de 2016.

Los sitios del Top 10 de la ciudad donde más se redujo la accidentalidad fueron la carrera 24 (centro), la carrera 27, la calle 45, la Autopista a Floridablanca y la Quebradaseca.

Por su parte, la entidad advirtió que donde peor fue el comportamiento fue en la vía al Norte, la vía a Girón y el Anillo Vial.

Lea también: Estas son las insólitas excusas de los bumangueses para no recibir una multa de tránsito

En la calle 105 (Provenza) hubo un ligero incremento, mientras que en la diagonal 15 se registró una pequeña disminución.

En líneas generales, esto se tradujo en una reducción del 50% en las víctimas fatales, pues de 75 casos que hubo en 2016, se pasó a 50 en 2017.

Trabajo en puntos críticos

Cabe recordar que el Top 10 de puntos críticos de accidentalidad de Bucaramanga se hizo luego de una georreferenciación de los hechos registrados entre 2012 y 2015, donde a los accidentes de ‘latas’ se les dio un punto; a los que tuvieron heridos, tres; y a los que incluyeron víctimas fatales, 12.

Lea también: Lluvia de investigaciones arrecia en Tránsito de Bucaramanga

En ese sentido, el Subdirector de Tránsito, Fabián Fontecha, indicó que en los tres principales puntos críticos de este escalafón hubo una reducción en la accidentalidad: la calle 45 (459,6 puntos), la carrera 27 (425,4) y la avenida Quebradaseca (230,2).

La entidad midió dos índices. El IPAT calcula la peligrosidad de una vía al dividir los accidentes totales en los vehículos que circulan por ese sector. El IPAV, por su parte, solo incluye los accidentes con víctimas fatales.

Le puede interesar:  ‘Tercer Carril’ de Bucaramanga no se recibirá si no arreglan el pavimento

De esta forma, se tiene que en la calle 45 el IPAT se redujo en un 17%, mientras que en la carrera 27 la disminución fue del 31% y en la avenida Quebradaseca del 33%.

En el caso de los accidentes con víctimas fatales, se tiene que el IPAV bajó un 17% en la calle 45, un 63% en la 27, y un 25% en la Quebradaseca.

Lea también: Las 5 infracciones de tránsito que hacen pensar que a los bumangueses les importa “un bledo” conducir bien

Fontecha explicó que los mejores resultados se dieron en la carrera 27 porque allí se concentraron gran parte de los esfuerzos. En esa arteria vial se ubican periódicamente promotores viales, se adecuaron las bahías para motociclistas en los cruces semaforizados y se demarcaron 11 mil metros lineales de señalización.

Además, se implementaron acciones como la prohibición del giro a la izquierda en la 56 con 27 y el cambio de sentido las carreras 23 y 28.

“En los 10 puntos críticos comenzamos un trabajo con la Agencia Nacional de Seguridad Vial con campañas de cultura vial y mejoramiento de la señalización. Una estrategia fue la Escuela de Motociclistas, pues ellos participan en la mayoría de los accidentes”, dijo Fontecha.

Lea también: Irresponsables en vías del área siguen dejando víctimas fatales

Casos Norte y Girón

La entidad reconoció que los buenos resultados no se dieron en todos los puntos críticos. En la vía al Norte y en la vía a Girón hubo un incremento del IPAT del 72% y del 162%, respectivamente.

En el caso de la vía a Girón, hay que recordar que este tramo tuvo algunos problemas de alumbrado público y solo hasta hace unos meses se culminó la modernización de la red.

Respecto a los datos poco alentadores en el Norte, Fontecha explicó que allí se han dado algunos problemas de seguridad para hacer las campañas de cultura vial, pues hay una gran desconfianza entre la ciudadanía.

Lea también: El 42% de los vehículos de Santander circula sin Soat

Por ejemplo, el funcionario explicó que gran parte de la señalización vertical instalada en las comunas 1 y 2 ha sido robada.

Por ello, allí se está trabajando desde hace unos meses en mejorar la señalización horizontal (la de piso) y se están enfocando los esfuerzos con la estrategia ‘Tránsito en mi Comuna’ y la regulación en puntos críticos puntuales como ‘La Y’ del barrio Kennedy.

Publicidad
Publicada por: JUAN CARLOS CHIO
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.