Miércoles 28 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

¿Y qué pasó con el botón ‘anti-matoneo’ de Bucaramanga?

Hace seis meses se acondicionó en el colegio El Pilar, de la Ciudadela, un singular botón para que los alumnos denunciaran los casos de matoneo. ¿Acaso funcionó la estrategia?

Comparta este artículo ›

Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
El botón ‘anti-matoneo’ se instaló a la entrada del colegio El Pilar. De manera desafortunada, este timbre no funciona desde hace poco más de un mes.
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)

En octubre pasado, cuando se instaló el famoso ‘botón anti-matoneo’ en el colegio Nuestra Señora del Pilar, pocos le auguraron éxito a esta herramienta.

Incluso los estudiantes de dicha institución se atrevieron a decir que no estarían dispuestos a presionar tal dispositivo. Les parecía ‘ridículo’ hacer eso.

La razón que esgrimieron, en ese entonces, era relativamente válida: Presionar ese timbre implicaría que la víctima se pondría en evidencia ante todo el colegio que tiene un problema. Y, como era apenas obvio, esta situación le acarrearía más matoneo al afectado entre sus propios compañeros de estudio.

Lea también: Con botón de alerta, colegio de Bucaramanga quiere acabar con el Bullying

Las explicaciones de los estudiantes tuvieron más peso justo cuando este famoso botón fue tomado como un ‘juguete’ más en el recreo.

Fueron tantas las ‘pilatunas de los jóvenes con ese artefacto que, desde hace poco más de un mes el botón quedó fuera de servicio.

Sin embargo, el desperfecto de esa alarma, contrario a lo que podría pensarse, no ha resultado tan grave como pareciera. Al menos eso dicen las directivas del plantel.

Sostienen que al final la herramienta del botón ‘anti-matoneo’ es efectiva. Y es que, paulatinamente los afectados han comenzado a dirigirse de manera secreta a la rectoría y al psico-orientador de El Pilar para reportar sus denuncias.

El ‘emoji anti-bullying’, como también se le dice al botón, según las autoridades académicas, “ha dejado buenos resultados”.

De acuerdo con Dora Bibiana Solano Dallos, rectora de dicho colegio, los casos de matoneo en esta institución bajaron de manera considerable en ese plantel, en una proporción de 10 a 4 episodios.

Lea también: Reportaron 585 riñas en los colegios públicos de Bucaramanga durante 2017

La estadística, que de todas formas es muy preocupante en un colegio que congrega a 2.200 estudiantes, es según la Rectora relativamente “buena” porque evidencia que ya los jóvenes han optado por recibir una ayuda profesional y están decididos a no ser víctimas de este flagelo.

“En últimas, el dispositivo les ha permitido identificar a los docentes y a los coordinadores del colegio casos particulares de matoneo, con la ventaja de que han sido atendidos de manera oportuna”, precisó.

“Si bien los alumnos que han sido víctima de matoneo escolar no se han acercado de manera directa al botón para accionarlo, la estrategia sí los ha llenado de valor para reportar a las personas que los amedrentan”, dijo la Rectora.

“Hemos atendido cada uno de los casos de manera profesional. Esta idea del botón de alerta también ha sido fundamental para contrarrestar los efectos del ciberbullying”.

“El objetivo es abordar con soluciones innovadoras la problemática de los derechos humanos en los niños y jóvenes”, añadió.

Vale recordar que la Personería Local ha encendido las alarmas sobre el tema del matoneo escolar.

A través de los equipos profesionales del ente del Ministerio Público se han adelantado varias jornadas de asistencia a los planteles de Real de Minas y a otros de la ciudad, con el objetivo de fortalecer los valores éticos y morales, además de atender las denuncias de los jóvenes afectados por esta problemática.

Publicidad
Publicada por: EUCLIDES KILÔ ARDILA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.