Martes 24 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Alcaldía y Concejo se enfrentan por manejo del espacio público en Bucaramanga

Otra vez los corporados se enfrentaron a los funcionarios de la Alcaldía de Bucaramanga. Esta vez fue por el controvertido proceso de traslado de las ventas ambulantes al icónico Parque Centenario.

Comparta este artículo ›

Jaime Del Río / VANGUARDIA LIBERAL
Alcaldía y Concejo se enfrentan por manejo del espacio público en Bucaramanga
(Foto: Jaime Del Río / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Manolo Azuero, jefe de Gobernanza Municipal, junto al secretario de Desarrollo Social, Jorge Figueroa Clausen, se hicieron presentes en el debate de control político.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

El debate ciudadano por el controvertido traslado de los vendedores ambulantes al Parque Centenario tuvo ayer un nuevo y acalorado ‘round’, esta vez entre la Alcaldía y el Concejo de Bucaramanga.

Mientras los corporados argumentaron que el citado parque “es un bien público” y, por ende, no se puede autorizar ninguna invasión allí, tal y como lo ordenó un fallo del Consejo de Estado en 1969; el Municipio respondió que la reubicación de los informales es, de manera exacta, “una medida transitoria”.

Los concejales tildaron la medida oficial como “absurda” y “contraria a la ley”.

Además calificaron el manejo dado a la actual reubicación de los vendedores ambulantes “como una estrategia improvisada y nada lógica”.

Lea también: Ordenan despejar el espacio público en el Palacio de Justicia

Manolo Azuero, jefe de Gobernanza de la Alcaldía de Bucaramanga, salió a la defensa del proceso de reubicación y no se cansó de repetir en el cabildo que “este traslado es provisional”.

También aclaró que, “precisamente para no ir en contra de la norma vigente, es decir la ley 1801 de 2016 y las sentencias de la Corte Constitucional, es que se ha ideado la denominada transición de los vendedores”.

A su juicio, se pretende, por medio de espacios regulados y con presencia de la Policía y de la misma Alcaldía, que los informales que han acompañado este proceso, que entre otras cosas se viene adelantando desde el año pasado, tengan una oportunidad de ejercer su actividad comercial hasta que el Plan Maestro de Espacio Público se adopte, sea socializado y se implemente en el Municipio”.

El concejal Uriel Ortiz, quien fue uno de los citantes del debate de control político, manifestó que “la medida del traslado de los vendedores se está adoptando a la carrera y solo ha generado más inseguridad en el sector”.

Esta última tesis fue ratificada por Fenalco, Regional Santander.

Ortiz recordó: “Cuando el Parque Centenario estaba invadido, hace varias décadas, el Consejo de Estado fue tajante al decir que espacio público es de los ciudadanos y, por lo tanto, no se podrá enajenar ni invadir temporal ni definitivamente. Y ese fallo está vigente”.

“Es ilegal”

Del mismo modo, el concejal Pedro Nilson Amaya insistió en decir que “el Parque Centenario es un ‘bien público’. No lo digo yo, lo fijó el Consejo de Estado, mediante un pronunciamiento emitido el 27 de junio de 1969; es decir, hace ya 49 años”.

Por ello, el corporado le solicitó a la Administración Municipal que le respondiera por escrito: ¿Por qué entonces ahora lo pueden usar para lucrarse particulares, es decir, los vendedores ambulantes?

Azuero le respondió que el Plan Maestro del Espacio Público, que se ha venido construyendo con la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, es una realidad:

“Este plan no es capricho de la administración, es una obligación que no se ha desarrollado desde la entrada en vigencia del Plan de Ordenamiento Territorial de 2014”, explicó el funcionario.

Por su parte, el corporado Arturo Zambrano dijo en la sesión de ayer que él mismo hizo un sondeo con los vendedores ambulantes que hoy están en el Parque Centenario y que, según su sondeo, “la mayoría de los informales me manifestó que el traslado ha sido un fracaso”.

El Jefe de Gobernanza desestimó esta apreciación y aseguró que “se está haciendo lo necesario para que esta ubicación temporal sea efectiva y no afecte ni a los informales, ni mucho menos al Parque Centenario”.

Lea también: Despejarán vías de Bucaramanga invadidas de talleres de mecánica

De igual forma, dijo que había que tener muy claro que no solo la Alcaldía debe poner de su parte, “esta iniciativa tiene los respaldos de la Policía Nacional y de entidades descentralizadas”.

Fue claro en decir que los cambios generan incertidumbre, pero “ciertamente esta iniciativa procura permitirles a los ambulantes seguir con su actividad, eso sí, reguladamente, y con parámetros que deben seguirse”.

El Jefe de Gobernanza les dijo a los cabildantes que se va a poner en práctica un Plan Maestro que será socializado: “El próximo viernes, a partir de las 8:00 a.m., en la sede de la UPB, se hará la presentación oficial de este proyecto para la ciudad”.

El Parque Centenario: ¡Hagamos un poco de historia!

El Acuerdo 015 de 1967 planteó destinar la mitad del Parque Centenario para ubicar en esa área 300 vendedores ambulantes. El alcalde de la época, Jaime Trillos Novoa, emprendió la reubicación de los informales.

Mediante fallo del Consejo de Estado, el 27 de junio de 1969 se declaró la nulidad del Acuerdo 015, por considerar que el Parque Centenario es un ‘bien público’ y, por ende, pertenece a toda la ciudadanía. Pasaron 18 años y jamás se acató tal disposición.

El alcalde de ese entonces, Plinio Silva Marín, decidió darle cumplimiento al fallo del Consejo de Estado y el 31 de octubre de 1987 desalojó el Parque Centenario.

Lea también: Bumangueses sienten que cada día que pasa ‘pierden más espacio público’

El mandatario Luis Fernando Cote Peña llevó a cabo la reubicación de algunas casetas de la zona.

Fernando Vargas Mendoza, alcalde de ese entonces, emprendió el proceso de recuperación del Parque Centenario.

El pasado 10 de abril, el gobierno del ingeniero Rodolfo Hernández Suárez dio la orden de trasladar las ventas ambulantes del Centro al Parque Centenario, además de otras áreas de la ciudad.

Publicidad
Publicada por: EUCLIDES KILÔ ARDILA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.