Domingo 29 de Abril de 2018 - 07:17 PM

Investigador de Santander retrata los delitos de los que usted puede ser víctima en internet

Aunque las autoridades trabajan mancomunadamente tanto en la prevención como en la investigación y judicialización de los delitos digitales, la pornografía infantil y la violación de datos siguen en aumento. Conozca cómo prevenir estas y otras modalidades de crimen electrónico.

Comparta este artículo ›

Investigador de Santander retrata los delitos de los que usted puede ser víctima en internet

Para preocupación de autoridades y padres de familia, en lo corrido del año ya fueron instauradas seis denuncias por pornografía infantil en Santander, que actualmente están en procesos de investigación.   

Además, según la Oficina de Investigaciones Tecnológicas de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, durante 2017 se registraron más de 3.800 denuncias por delitos informáticos en Santander, es decir, 10 casos en promedio por día.

Esta modalidad de robo, cada vez más frecuente, incluye hurto a través de medios digitales, transferencia no consentida de activos y robo por la modalidad de cambiazo (cajeros electrónicos). Estos delitos pueden acarrear penas entre los 6 y 12 años.

Lea también: Se investigan seis casos de pornografía infantil en Santander

Vanguardia.com habló con uno de los principales investigadores de la Sijín en Santander para delitos informáticos, quien brindó algunas indicaciones para identificar a los ‘depredadores digitales’ y a los ladrones en línea. Además, el especialista entregó algunos consejos para no ser víctima de estos delitos que son cada vez más frecuentes. Por condiciones de seguridad generadas por sus labores investigativas, el funcionario de la Policía Nacional pidió la reserva de su identidad. 

Preguntas y respuestas

Vanguardia Liberal: ¿Qué es un delito digital?
Investigador de la Sijín: “Se puede hablar de un acceso abusivo a un determinado sistema informático sin autorización del titular, con el objetivo de transferir claves, dinero o información privada, a través de programas, aplicaciones o software maliciosos”.

V.L.: ¿Quiénes son las principales víctimas de estos delitos?
I.S.: “Los menores de edad siguen siendo las víctimas más vulnerables en este tipo de delitos. Por eso hacemos un llamado a los padres de familia para que presten más atención a la vida social en redes de sus hijos”.
 
V.L.: ¿Son recurrentes los casos de pornografía infantil en Santander?
I.S.: “Este año se han instaurado seis denuncias de pornografía infantil. Estos casos ya están en proceso de investigación. Debo advertir que los ‘depredadores digitales’ se valen de la soledad, vulnerabilidad e inexperiencia de niños y adolescentes para cometer sus delitos”.

 

V.L.: ¿Cómo hace un pedófilo para acceder a contenido explícito de un menor de edad?
I.S.: “Crean perfiles falsos en las redes sociales y buscan temas afines para entablar una conversación. Cuando se ganan la confianza del menor, terminan intercambiando material explícito. Estas imágenes y videos son comercializados en redes de pornografía infantil”.

V.L.: ¿Cómo se pueden identificar a estos ‘depredadores’ digitales?
I.S.: “Los ‘depredadores’ no publican mucho, nunca comparten demasiadas imágenes ni información en sus cuentas. Es una manera de evadir la identificación y el seguimiento de las autoridades, pero nosotros ya sabemos cómo perfilarlos”.
    
V.L.: ¿Es verdad que tienen su propio sistema de comunicación?
I.S.: “Es así. Los pedófilos son tan avezados que los niños se comunican con ellos a través códigos preestablecidos para no ser descubiertos. Por ejemplo, cuando el papá llega a la casa, envían un ícono de león o cuando el padre de familia se acerca al computador envían uno de murciélago para cambiar inmediatamente de conversación con su acosador”.

V.L.: ¿Qué se puede hacer para que un menor no sea víctima de un ‘depredador’ digital?
I.S.: “Una de las herramientas más efectivas es el control paterno de Internet. Se deben establecer horarios fijos de conexión para saber cuándo entran a las redes. Además, se debe revisar qué hacen nuestros hijos en dichas páginas, con quién interactúan, cuáles son sus gustos y preferencias. Pero sin duda alguna, la comunicación con ellos es lo más importante de todo”.

V.L.: ¿Eso es suficiente?
I.S.: “Los dispositivos no se deben dejar en los cuartos de los menores. Hemos detectado casos de niños que se conectan en horas de la madrugada. Claro, está es una sugerencia que les hacen los pedófilos para no generar sospechas”.

V.L.: ¿Qué señales se deben tener en cuenta al respecto?
 I.S.: “Si un niño de 11 años tiene más de 500 amigos, es una alarma. Otro llamado de atención es que un menor tenga amigos de otros países, si nunca viaja. Se tienen que revisar esos perfiles para ver cuáles son las verdaderas intenciones de cada uno de los contactos”.

V.L.: ¿Los adultos también pueden ser víctimas?
I.S.: “Claro, pero en casos de violación de datos, constreñimiento y extorsión. Los delitos digitales son más comunes de lo que parecen, pero muchas personas se abstienen de demandar por pena o porque piensan que son trámites largos e inoficiosos”.   

V.L.: ¿Cómo pueden ser afectados los adultos?
I.S.: “Hay cientos de páginas en Internet que a través de artimañas roban información. Esas promesas de regalar dispositivos electrónicos, viajes, dinero y cientos de productos, simplemente son una manera de atrapar incautos. Ojo, no todo lo que brilla en Internet es oro”.

V.L.: ¿Cómo se roban la información privada?
I.S.: “Por ejemplo, los delincuentes crean páginas exactas a las de una entidad bancaria. A esas páginas solo le cambian una letra al nombre o le ponen algo más al dominio (dirección). Envían invitaciones a los correos electrónicos con una promoción, a la que se accede dando clic en esa dirección. Inmediatamente se entra a la página un programa extrae todas la información que se tenga en el computador o el dispositivo”.

V.L: ¿Qué se recomienda para no ser víctima de estos hurtos virtuales?
I.S.: “Las transacciones comerciales o bancarias se deben hacer a través de mismo computador portátil o celular, nunca en un equipo público. Jamás conectarse a WiFi públicos, porque esta acción es abrirle la puerta de mi sistema a cualquier delincuente que esté en esa red”.

V.L.: ¿Cómo funciona el sexting?
I.S.: “Los acosadores con los adultos usan la misma estrategia que con los niños. Envían una solicitud de amistad desde un perfil falso, con la foto de un hombre o una mujer atractivos. Cuando la víctima acepta, empiezan a conversar para ganarse la confianza. Una vez establecida la confianza, él o la modelo bonita envían una foto o video íntimo”.

V.L.: ¿Qué sucede después?
I.S: “El adulto accede a tener una conversación a través de videochat y las actividades sexuales quedan grabadas. Después del intercambio llegan las amenazas de los delincuentes con enviar ese material sexual a las parejas sentimentales de sus víctimas o familiares si no acceden a sus pretensiones sexuales o económicas (costreñimiento)”.

V.L.: ¿Qué debe hacer la víctima?
I.S.: “Lo primero es denunciar y nunca acceder a las pretensiones de los acosadores, porque los delincuentes siempre van a querer más, llegando hasta la extorsión económica”.

V.L.: ¿Cómo evitar esta clase de delito?
I.S.: “No hay que compartir videos ni fotos con nadie. En cualquier momento nos pueden robar o botamos el celular, o simplemente se acaba una relación y este material se puede usar como método de venganza o constreñimiento por parte de la expareja”.

Publicidad
Publicada por: FAUSTO ARCINIEGAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.