Miércoles 02 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Estas son las ‘ollas’ de Bucaramanga

Hace dos años, el Gobierno ordenó una ofensiva para demoler los expendios de drogas que funcionaban en todo el país. La intención era erradicar las ‘ollas’ donde operaban ‘miniestructuras de narcotráfico y, en ese sentido, combatir otros delitos como la microextorsión y el hurto. Vanguardia Liberal recorrió la ciudad y se encontró con varias de estas zonas.

Comparta este artículo ›

Fotos: Jaime Del Río / VANGUARDIA LIBERAL
Calle 30 con Carrera 15.
(Foto: Fotos: Jaime Del Río / VANGUARDIA LIBERAL)
Grupos de drogadictos se ubican a lo largo de toda esta cuadra, fomentando desorden e inseguridad.Calle 24, entre Carreras 15 y 16.
Pese a los operativos de la Policía, este parque sigue invadido de drogadictos.El Parque Centenario es otra de las zonas inseguras de la ciudad.
En medio de este ‘mercado persa’, se camuflan las ventas de drogas alucinógenas. Calle 18, entre Carreras 14 y 15.
Así se ve la vía de acceso al barrio Transición, adscrito a la Comuna 2 de Bucaramanga.Calle 4, vía a Chapinero.
En plena Autopista existe este ‘refugio’ de habitantes de calle.Puente de Conucos.
Este sector es uno de los sitios más neurálgicos de la puerta de entrada a Ciudad Norte.Calle 5 con Carrera 16.
El ‘mercado de las pulgas’ invade la entrada al barrio Gaitán.Carrera 14, entre Calles 18 y 19

Se han convertido en los sitios de residencia de los drogadictos y de mendigos. Incluso hay cuadras completas en donde se concentran muchas ventas de drogas alucinógenas.

Son las ‘ollas’ de la ciudad.

Hablamos de esos lugares prohibidos no solo para la comunidad, sino también para la propia Policía.

Para nadie es un secreto que es imposible asomarse por estos lugares; pues para ello toca ir de la mano de un conocido para sobrevivir, porque allá se vive una lucha por el poder y por el control las redes del microtráfico.

Le puede interesar: Se requieren $250 mil millones para saldar ‘deuda’ con el Norte de Bucaramanga

Varias estructuras delincuenciales de Bucaramanga, dedicadas a la comercialización de estupefacientes, han abarcado ‘manzanas’ enteras para el expendio de las drogas.

También se ha detectado que los delincuentes les pagan a algunos recicladores para que transporten paquetes de drogas entre los residuos que recogen en el ‘día a día’.

Una de esas zonas prohibidas es la Calle 30, aledaña al parque Centenario, donde funcionan pensiones y hoteles ‘de mala muerte’. Justo cerca a esta zona es donde fueron reubicados los vendedores ambulantes, acelerando el tema de la inseguridad en el sector.

Pese a los duros golpes y al trabajo de las autoridades policiales para desmontar estos lugares, es evidente que en la capital santandereana se han venido multiplicando estas ‘ollas’.

Lea también: Arrestado joven que llevaba droga camuflada en un cuñete de pintura

Publicidad
Publicada por: EUCLIDES KILÔ ARDILA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.