Jueves 03 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

11 ataques físicos en colegios de Bucaramanga ocurren cada semana

Sumado a esto, más de 600 casos de escolar se registraron en colegios de la capital santandereana, durante los últimos dos años. Ministerio de Educación e Icbf lanzaron ayer una campaña en la ciudad, con el fin de reducir estos índices de violencia escolar.

Comparta este artículo ›

Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
Con el fin de contrarrestar estos índices, la Policía Metropolitana ha intensificado las labores de registro al interior de los planteles y en las afueras de los mismos. Por su parte, en 2018 la Personería ha hecho, cada mes, cuatro foros para prevenir la violencia escolar, en diversos colegios.
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL
De acuerdo con lo informado, entre enero de 2017 y marzo de 2018, el Icbf abrió 268 procesos administrativos para reestablecer los derechos de infantes víctimas de acoso escolar en el país.
(Foto: Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL)

Son alarmantes las cifras que reporta Bucaramanga sobre violencia en el ámbito escolar; de hecho, la ciudad supera los índices que existen en capitales con mayor número de población como Cali y Barranquilla.

Según cifras oficiales, en promedio, cada semana se registran 11 ataques físicos, producto de riñas o de acoso, y 6 casos de ‘matoneo’, en colegios públicos y privados de la capital santandereana.

Es importante señalar que, cerca del 93% de estos eventos ocurren en instituciones educativas de carácter oficial.

Lea también: Bullying, embarazo y microtráfico reinan en riesgo escolar en Bucaramanga

1.206 ataques en 2 años

A lo largo de los últimos dos años las autoridades locales contabilizaron 1.206 ataques físicos, de acuerdo con los reportes recibidos por la Personería Local, de parte del Municipio.

Conforme con las estadísticas, en 2016 ocurrieron 615 agresiones entre estudiantes y en lo corrido del año pasado se tuvo un reporte de 591 hechos de este tipo.

En 2018 ya se han reportado 101 eventos en los cuales alumnos han sufrido ataques físicos; cifras que corresponden a datos recopilados solo durante las primeras siete semanas.

“Los padres de familia juegan un papel fundamental en este problema. Cuando identifiquen alguna conducta en su hijo, como estar retraído, bajo rendimiento académico, no querer asistir al colegio, pueden ser síntomas de que el menor está pasando por una situación de estas. Cuando esto ocurra debe denunciarse ante Policía, Comisaría, Icbf o Personería, y buscar ayuda sicológica, pues puede que se presenten, como ha ocurrido en otras ciudades, casos de suicidio o de asesinato”, señaló el Personero Local, Ómar Ochoa.

Lea también: En Girón están preocupados por las peleas entre estudiantes

‘Matoneo’ va en aumento

Mientras que en 2016 se presentaron 292 casos de acoso escolar, en 2017 este índice subió a 309.

Tales cifras evidencian que durante la vigencia anterior ocurrieron 17 eventos más de este tipo, lo cual evidencia un incremento del 5.8% en el número de víctimas de ‘matoneo’ en colegios.

Durante este año ya se han notificado, según Personería, 43 casos de acoso escolar, a partir de datos consolidados entre el 15 de enero y el 28 de febrero pasados.

“Actualmente se está presentado todo tipo de matoneo en colegios de la ciudad. El acoso a través de los medios tecnológicos, como facebook, registra los índices más altos, pues se utilizan para ridiculizar y generar estigmatización contra algunos estudiantes. También existe el bullying presencial, que son las mofas que se hacen al interior de cada institución educativa. Cerca del 10% de estos casos corresponden a alguna tentativa de agresión de tipo físico”, precisó el Personero Local, Ómar Ochoa Maldonado.

Lea también: Reportaron 585 riñas en los colegios públicos de Bucaramanga durante 2017

Comités de convivencia

Ayer, en la sede principal del Colegio La Salle en Bucaramanga, el Gobierno Central lanzó de la ‘Campaña Nacional por la Convivencia Escolar’, iniciativa liderada por el Ministerio de Educación y el Instituto Colombiano de Bienestar Familia (Icbf), para sensibilizar y generar consciencia en la comunidad estudiantil frente a las diversas formas de violencia que hoy se comenten en los planteles.

En su paso por la capital santandereana, la viceministra Helga Hernández y la directora general del Icbf, Karen Abudinen, ordenaron a las diferentes entidades territoriales del país y a los rectores de colegios públicos y privados, activar todos los comités de convivencia escolar para trabajar en acciones que prevengan los casos de agresión y ‘matoneo’.

“No podemos seguir permitiendo que los entornos escolares se conviertan en escenarios violentos entre los estudiantes. Por eso hoy trabajamos de la mano con el Ministerio de Educación para que ningún tipo de acoso tenga cabida entre los niños y jóvenes en estos escenarios, porque los colegios deben ser entornos protectores”, expresó Abudinen.

¿Qué dice la Alcaldía?

A na Leonor Rueda, Secretaria de Educación, habló de las acciones que adelanta el Municipio con el fin de reducir estos índices: “tenemos un comité municipal de convivencia escolar que ha venido actuando, con un permanente seguimiento que estamos haciendo desde la Administración Local, con apoyo de la Secretaría de Salud para identificar los casos de maltrato y abuso que ocurren”.

“Con Icbf venimos trabajando en dos programas: Familias con Bienestar para la Paz, el cual atiende 480 núcleos de diez colegios, que tienen alguna situación particular. El otro es Entornos Protectores, que se realiza en el Colegio San Francisco de Asís, en donde estamos trabajando con profesores y padres de familia”, agregó Rueda.

Publicidad
Publicada por: JOSÉ LUIS PINEDA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.