Viernes 29 de Junio de 2018 - 11:15 AM

Mujer denuncia en Bucaramanga que su bebé murió por presunta negligencia de EPS

Carolina Henao Martínez, oriunda de Apartadó, Antioquia, denuncia que perdió a su hijo recién nacido debido a que su EPS no autorizó unos procedimientos médicos que requería el menor. Después de dos meses del fallecimiento del bebé, la madre narró su historia a Vanguardia.com.

Comparta este artículo ›

Tomada de internet/ Thinkstock.com
Mujer denuncia en Bucaramanga que perdió a su hijo recién nacido por presunta negligencia de EPS
(Foto: Tomada de internet/ Thinkstock.com )

"Hice todo lo que pude. Mi esposo clamó por atención para mi hijo. Nada fue suficiente para que la empresa de salud nos escuchara. Mis dos bebés fallecieron, el primero nació muerto y el segundo murió pasado un mes y dos días de haber llegado a este mundo".

La denuncia la hizo Carolina Henao, antioqueña de 28 años, radicada en Bucaramanga, quien expresa su dolor y rechazo al sistema de salud. Según Carolina, la EPS antioqueña Savia Salud no le autorizó una cirugía de corazón que requería su hijo recién nacido.

Después de dos meses del fallecimiento del bebé, Carolina Henao denuncia una presunta negligencia médica por parte de la EPS Savia Salud y discriminación por parte de entidades de salud santandereanas. Además, exige a las autoridades que investiguen su caso para que este tipo de episodios “no queden impunes”.

La historia

Carolina Henao Martínez tenía tres meses de gestación cuando llegó a Bucaramanga, desplazada de la ciudad de Mocoa, Putumayo, tras perderlo todo enla avalancha de la noche del 31 de marzo y la madrugada del 1 de abril de 2017. Sin ninguna pertenencia, acompañada de su esposo e hijo de siete años, llegó a la capital santandereana en busca de nuevas oportunidades.

"A mi esposo le habían ofrecido un trabajo aquí en Bucaramanga y por eso decidimos trasladarnos hasta acá. Sin embargo, las personas que le propusieron el empleo le quedaron mal y nos tocó mudarnos a Piedecuesta y arrendar una casa en el barrio Paseo del Puente II (...) El primer mes de arriendo lo pagamos con nuestros ahorros, lo poquito que teníamos", comentó Carolina Henao.

Pese a la ausencia de un empleo para su esposo, Carolina empezó a pintar porcelanas y a venderlas a través de redes sociales. No obstante, las ventas eran bajas y las ganancias diarias solo alcanzaban para comer. "Debido a la escasez de dinero, empezamos a quedar mal con el arriendo y la presión por parte del arrendatario complicó la situación", agregó.

Cuando Carolina cumplió cuatro meses de haber llegado a Bucaramanga y con siete meses de gestación, se enteró, a través de una ecografía, que su embarazo era gemelar. La semana después de enterarse, la gestación se complicó.

Le sugerimos: Niño con cáncer en Bucaramanga espera el pago de su EPS para un trasplante

El 6 de abril, a las 5:00 p.m., Carolina ingresó al Hospital de Piedecuesta. Y una hora después, luego de unos chequeos, la remitieron inmediatamente al Hospital Universitario de Santander.

"Cuando llegué al Hospital en Bucaramanga fue complicado que me atendieran debido a que mi EPS es de Antioquia. Debido a los inconvenientes por los que había pasado semanas antes, no había solicitado portabilidad (cambio de domicilio) a Bucaramanga. Pese a esto, me atendieron con mi Sisbén (...) A partir de ese momento el hospital empezó a realizar llamadas a mi EPS en Medellín, pero ellos no contestaban. Mi situación se agravó con el paso de los días", comentó la mujer.

Al día siguiente al ingreso de Carolina Henao al Hospital Universitario de Santander, y debido a que su vida estaba en riesgo por las complicaciones en el embarazo de siete meses, los médicos decidieron realizar una cesárea para extraer a los bebés.

A las 8:30a.m. del pasado 7 de abril nacieron sus dos hijos. Con siete meses de gestación, el primero que extrajeron nació con vida, y el segundo no tenía signos vitales. "Solo sobrevivió uno de mis bebés. El otro no tenía formado completamente su corazón (...) Fue triste, pero me consolaba el hecho de saber que podía luchar por la vida de mi hijo sobreviviente", agregó la madre a Vanguardia.com

Lea también: Denuncian presunta negligencia médica de Salud Total EPS en Bucaramanga

El bebé que sobrevivió ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, neonatal y ocho días después, el médico tratante le informó a Carolina que el prematuro tenía una deficiencia cardiaca llamada conducto arterioso permeable. Esta patología consiste en una abertura anormal entre la aorta y la arteria pulmonar.  El recién nacido requería urgente una cirugía a corazón abierto, afirmaron los especialistas.

Según la madre, el procedimiento del prematuro se empezó a retrasar debido a que la EPS Savia Salud no respondía a las cartas y llamadas del Hospital Universitario de Santander. En ese entonces, Carolina se contactó con la EPS y la respuesta que obtuvo fue que revisarían el caso y se pondrían en contacto con ella. Sin embargo, según la mujer, en ese tiempo no lo hicieron.

A partir de ese momento, Carolina aseguró que inició una travesía de visitas y llamadas a su EPS y a la Superintendencia de Salud, en busca de una posible solución.

Desesperada, la madre acudió a la Fundación Cardiovascular de Colombia, pero la respuesta que obtuvo fue que no podían recibir al bebé porque no se tenía convenio con la EPS Savia Salud. "Me dijeron que debía pagar un adelanto de $15 millones para poder realizar la cirugía y que luego, cuando se realizara el convenio con la EPS, esta se encargaría de reembolsar el dinero (...) Si no tenía para pagar el arriendo de la casa donde vivía, mucho menos para una cirugía", aclaró Carolina.

Según la mujer, en cuanto a la EPS Savia Salud, la única solución que obtuvo fue que se podía cambiar de EPS o trasladar al recién nacido a Medellín para ser intervenido en la sede de la Fundación Cardiovascular en esa ciudad.

Vea además: Presidente de Medimás responde en Bucaramanga a multa de $1.800 millones de la Supersalud

"No podía aceptar ninguna de las opciones. Mi bebé estaba muy delicado y un viaje tan largo era el paseo de la muerte para él. En cuanto al cambio de EPS, este representaba demoras en el procedimiento, debido a los trámites que requería el traslado", agregó la madre.

Entre lágrimas, Carolina expresó que la EPS Savia Salud pudo suscribir un convenio, para atender a su hijo, con el HUS o la Fundación Cardiovascular. Sin embargo, no fue así.

"Pasaron varios días y mi hijo empeoró. El 5 de mayo, cuando llegué a la UCI, lo primero que encuentro es a mi hijo conectado a muchos cables, porque estaba bastante delicado. Ese mismo día, desesperada, llamé a la EPS  a decirles que mi bebé se moría, pero no me prestaron mayor atención", denunció la madre.

El 7 de mayo el niño murió. "Le negaron la vida a una persona que estaba empezando a vivir. He tenido que ser fuerte por mi hijo de siete años, quien está sufriendo y lo sé porque soy su madre. No entiendo porque hoy día, con tantas ayudas y convenios, dejaron morir a mi hijo", expresó Carolina Henao.

"El hospital Universitario, lo reconozco, se portó muy bien conmigo y no me cobró nada por los días en los que mi hijo estuvo hospitalizado. Pero siento que ellos tenían la posibilidad de hacer más (...)", agregó.

Pese a la ausencia de recursos económicos y de prestación de servicios por parte de la EPS Savia Salud, Carolina pudo dar sepultura a su hijoel pasado 24 de mayo, 17 días después de su muerte. Según la madre, a la fecha, y pese a todo lo ocurrido, la EPS no se ha contactado con ella y su familia.

Le puede interesar: En las últimas horas fue cerrado el Centro de Salud El Mortiño

¿Qué dijo la EPS?

Vanguardia.com contactó a Andrea Castaño, encargada de comunicaciones en la EPS Savia Salud en Medellín, quien afirmó que la entidad de salud no tiene conocimiento del caso del hijo de Carolina Henao, debido a que, aseguran, no recibieron notificación por parte del Hospital Universitario de Santander.

"El área de aseguramiento indica que en su momento el hospital que la atendió debió haber llamado a la línea 018000 y ellos debieron haber generado código de atención, si el Hospital no llamó Savia no debe tener conocimiento del caso", agregó.

Por su parte, Julio Hernán Villabona, jefe de Control Interno del Hospital Universitario de Santander desmiente esta afirmación. "La oficina de referencia y contra referencia del Hospitalintentó contactar a la EPS, solicitandola evaluación y el traslado del menor para que se le realizara la cirugía de corazón abierto. Sinembargo, no llegó la aprobación por parte de la empresa de salud antioqueña".

Además, Villabona dijo que "el Hospital Universitario de Santander acudió a la Superintendencia de Salud, pero no se pudo obtener respuesta por parte de la EPS.Se contempló la posibilidad de trasladar al menor a Medellín, pero la parte médica rechazó esta opción porque ponía en riesgo su vida", anotó.

Le sugerimos: Denuncian discriminación contra un niño en institución educativa de Santander por su forma de hablar

¿Qué dice la Superintendencia de Salud?

Erika Barón, jefe de prensa de la Superintendencia de Salud en Santander,  aseguró que actualmente, "el caso de Carolina Henao se encuentra en gestión por parte de la entidad y ya se notificó a la EPS Savia Salud. Se dará unos días hábiles, respetando el debido proceso, para que la EPS conteste. Una vez culmine este tiempo se identifica si de acuerdo a la respuesta se da apertura a un proceso administrativo sancionatorio", aclaró.

 

Publicidad
Publicada por: ANDREY LEONARDI PADILLA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.