Domingo 08 de Julio de 2018 - 12:01 AM

No hay razón para cerrarles El Carrasco a 16 municipios de Santander

La Superservicios asegura que no existen justificaciones o argumentos técnicos para prohibir el ingreso de basura de municipios diferentes a Bucaramanga en El Carrasco, medida que impondría la Alcaldía y la Emab a partir de las 00:00 horas del próximo jueves.

Comparta este artículo ›

Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
Según tal ultimátum de la Alcaldía de Bucaramanga, de no levantarse el sellamiento preventivo que impuso la Cdmb en un box culvert que se inició en el relleno sanitario, antes del próximo miércoles a las 11:59 p.m., se prohibirá el ingreso de basura de 16 municipios a El Carrasco.
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
Según tal ultimátum de la Alcaldía de Bucaramanga, de no levantarse el sellamiento preventivo que impuso la Cdmb en un box culvert que se inició en el relleno sanitario, antes del próximo miércoles a las 11:59 p.m., se prohibirá el ingreso de basura de 16 municipios a El Carrasco.
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL )
Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
Según tal ultimátum de la Alcaldía de Bucaramanga, de no levantarse el sellamiento preventivo que impuso la Cdmb en un box culvert que se inició en el relleno sanitario, antes del próximo miércoles a las 11:59 p.m., se prohibirá el ingreso de basura de 16 municipios a El Carrasco.
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL )

Ante el ultimátum que fijó la Alcaldía de Bucaramanga, que consiste en prohibir el ingreso de basura de 16 municipios del área y la región que hoy disponen en El Carrasco, la Superservicios advirtió que tal decisión no tiene ninguna “justificación técnica” y aseguró que actualmente no hay impedimentos para que dichas jurisdicciones continúen llevando sus residuos al relleno sanitario de la capital santandereana.

De acuerdo con lo informado oficialmente por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, la operación de El Carrasco es vigilada de cerca y dicha labor ha permitido evidenciar que, por el momento, este lugar puede seguir recibiendo las cerca de 1.000 toneladas de desechos que a diario son dispuestas allí.

Lea también: Alcaldía de Bucaramanga prohibiría el ingreso de basura de otros municipios en El Carrasco

Es importante recordar que en septiembre del año pasado, autoridades y entes de control acordaron prorrogar la emergencia sanitaria que hay decretada en el relleno sanitario, por lo que se extendió durante 36 meses más su vida útil. Este plazo se cumplirá en octubre de 2020.

Cierre de la obra

El ultimátum de la Alcaldía se produjo luego del cerramiento preventivo que impuso la Cdmb en una obra que se inició al interior de El Carrasco, procedimiento sancionatorio que se llevó a cabo el pasado miércoles. Conforme con lo argumentado por esta autoridad ambiental, dicha sanción se impuso porque la construcción en mención se adelanta en un terreno que está clasificado como de especial protección.

Según el concepto técnico de la Superservicios, este sellamiento no afecta el funcionamiento actual de El Carrasco, por lo cual los 16 municipios que disponen su basura allí sí podrían seguirlo haciendo.

“En este caso no hay una justificación técnica, porque el cierre que ordenó la autoridad ambiental (Cdmb) es frente a las obras que se están realizando para la ampliación. Hoy no hay problemas con la disposición, todos los municipios están llevando los residuos al relleno”, aseveró la entidad en una comunicación oficial.

Alcalde no puede prohibir

Otra observación que hizo la citada autoridad nacional, es que tal determinación o disposición no puede ser adoptada por el alcalde de la capital santandereana; en su lugar, dicha prohibición podría ser impuesta solo por la Empresa de Aseo de Bucaramanga (Emab), directo responsable de administrar y controlar las operaciones de El Carrasco.

Le pude interesar: Adjudican licitación pública para construir el “Parque Contemplativo El Carrasco”

Es preciso mencionar que, de acuerdo con lo asegurado por el jefe de Gobernanza de la Administración Municipal, Manolo Azuero, fue el mismo alcalde Rodolfo Hernández quien notificó de este ultimátum, por escrito, a los mandatarios de los 16 municipios que se verían perjudicados con el cierre del relleno sanitario.

A pesar de lo delicado de este problema, hasta el momento el gerente de la Emab, José Manuel Barrera, no ha pronunciado una sola palabra al respecto, luego de que en días pasados negara que al interior del relleno sanitario se hubiera cerrado dicha obra.

“El alcalde no puede ordenar el cierre. Podría la Emab, si hay justificaciones técnicas. La Superintendencia está realizando seguimiento desde hace un tiempo, hace 15 días estuvimos en visita en El Carrasco y no hay cambios en las condiciones de la operación”, reafirmó la Superservicios.

Ante la inquietud de si existiría algún tipo de sanciones por la imposición del cierre del relleno sanitario, la autoridad nacional enfatizó que no puede anticiparse a anunciar medidas sancionatorias al respecto, teniendo en cuenta que aún no se ha dado tal prohibición.

“La Superintendencia no se basa en hipótesis”, recalcó.

“Decisión catastrófica”

Para Matilde Santisteban Manosalva, alcaldesa de Santa Bárbara, uno de los municipios que dispone actualmente sus desechos en el relleno El Carrasco y cuya localización está a 53 kilómetros de la capital santandereana, esta determinación de la Alcaldía de Bucaramanga ocasiona un grave problema para el manejo de los residuos sólidos en su localidad.

Lea también: Harán box culvert en El Carrasco para mitigar riesgo en la quebrada

“Es una decisión catastrófica, toda vez que el sitio de disposición final más cercano que tenemos es San Gil; pero llevar la basura allá generaría un incremento en la tarifa de recolección, pues habría que pagar cuatro peajes. Además, mientras llevarla a Bucaramanga toma dos horas, hasta San Gil tomaría cerca de seis horas; estamos muy preocupados, pues nos cerraron las puertas de El Carrasco repentinamente”.

“Ya hicimos un pre-estudio sobre el posible aumento de la tarifa, y sería cobrarles a los usuarios cerca del 300% más que el costo actual, algo que no permite la norma; es decir, ni aumentando lo máximo que se permite alcanzaría para suplir tal necesidad”, advirtió la alcaldesa Santisteban Manosalva.

“La obra sellada no afecta la capacidad de El Carrasco”

Consuelo Ordóñez de Rincón, especialista en servicios públicos domiciliarios, quien además fue directora del AMB y exgerente de la Emab, explicó que la obra cerrada al interior de El Carrasco no afecta la capacidad para la disposición de basura, como lo ha afirmado la Alcaldía de Bucaramanga.

Cabe recordar que dicha construcción es un box culvert (estructura hecha en concreto en forma de túnel), que según el AMB (entidad que ejecuta el proyecto) se hizo para evitar que las aguas lluvias se mezclen con los lixiviados, y así prevenir que estos líquidos lleguen a afluentes y los contaminen.

Le puede interesar: “Mi patio es El Carrasco, el basurero de Santander”

“Ese box culvert es una obra ambiental, más no una construcción destinada a ampliar la capacidad de El Carrasco. De hecho, el AMB, como autoridad ambiental, no puede invertir recursos para ampliar la capacidad de prestación de un servicio público, de una entidad a la cual ella regula, que en este caso es la Emab; es como si la Anla le hiciera, por ejemplo, un embalse a EPM. Esto es lo que me causa extrañeza”, argumentó esta experta en la materia.

“Ahora, el problema es que si la Junta Metropolitana aprobó hacer una obra con recursos de la sobretasa ambiental para ampliar la capacidad del sitio de disposición final, que es un servicio público domiciliario y que está regulado por la misma autoridad ambiental (AMB), ¡oh por dios!”, exclamó Ordóñez de Rincón, haciendo referencia a los problemas legales que se generarían.

Publicidad
Publicada por: JOSÉ LUIS PINEDA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.