Domingo 02 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Fue un bello concierto de letras, fue una gran feria

Autores, poetas, cantantes, talleristas, actores y fotógrafos nos regalaron en la semana que termina lo mejor de sus talentos y de sus experiencias en los mundos de las letras y de la música. Ayer se escribió la última página de Ulibro, un certamen que superó todas las expectativas.

Comparta este artículo ›

La Casona Unab fue la sede del encuentro con el autor colombiano Jorge Franco, conocido principalmente por su novela ‘Rosario Tijeras’, llevada al cine con el mismo nombre​y a la televisión como una serie de 60 capítulos. La moderación de esta charla estuvo a cargo de la docente Yolanda Carrillo.

Una vez más nos despedimos de la feria, y en menos de lo pensado. Me asombra ver cómo pasa el tiempo de rápido, porque la verdad sentí como si fuera ayer que estaba escribiendo la columna de despedida del año pasado. De locos, así sin más. Esta vez, que la escribo de nuevo en mi país, me evoca mucha nostalgia recordar la primera vez que la escribí y que empezaba esta aventura de ver la feria cómo nunca antes la había visto.

Lea además: Las mejores imágenes de Ulibro 2018

Llena del empuje, la dedicación, el esfuerzo y el trabajo de un equipo comprometido, es que hoy Ulibro se ha convertido en el evento cultural más importante de Santander y en la segunda feria del libro más importante del país. Un propósito que no se logró solo sino gracias al apoyo de muchas personas que con amor y pasión le apostaron a un evento que pudiera dejar en alto el nombre de nuestra ciudad y el de la universidad.

Uno de ellos es nuestro querido rector Alberto Montoya Puyana, quien con su excelente gestión durante cerca de 12 años, hizo brillar a la feria gracias a su visión, compromiso y disciplina, pero sobre todo por su carisma y personalidad. Pocas veces tenemos la oportunidad de tener un líder amigo, jovial, cercano y comprometido, características que han convertido a Alberto en una huella imborrable en la historia de la feria y de nuestra institución. Alberto se despedirá en diciembre de la rectoría, pero su legado estará ahora en manos de Juan Camilo Montoya, nuestro nuevo rector, y quien estoy seguro mantendrá el nombre de la feria por todo lo alto, gracias a su preparación, conocimiento y amplia experiencia. Tanto a Alberto, como a todos los que han hecho parte de Ulibro, solo nos queda darles las gracias por tantos años vividos y por los que vienen, ya que la historia de la feria apenas está empezando y aún falta mucho más por contar y vivir en esta maravillosa fiesta de las letras. En 2018 logramos volver a ser protagonistas en el panorama nacional e internacional gracias a las conferencias, talleres, conciertos, pabellones, tertulias, conversatorios e invitados, puesto que Ulibro siempre se ha destacado por ser sinónimo de calidad y se mantendrá comprometido con eso.

Una edición más a la que le decimos adiós, pero estoy seguro de que aquí estaremos de nuevo el próximo año para hacer lo que nos corresponde y mantenerlo informado de todo lo que sucede en nuestra feria del libro. Muchas gracias por acompañarnos ¡No vemos el próximo año! ¡Nos vemos en Ulibro!

Publicidad
Publicada por: EUCLIDES KILÔ ARDILA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.