Lunes 03 de Septiembre de 2018 - 01:21 AM

¿Quién responde por las construcciones que se ‘roban’ el espacio público en Bucaramanga?

En la ciudad se levantan construcciones que invaden el espacio de los andenes. La Secretaría de Planeación explicó cómo se aplica la norma y las sanciones para quienes la incumplen.

Comparta este artículo ›

¿Quién responde por las construcciones que se ‘roban’ el espacio público en Bucaramanga?

Una de las quejas más comunes en los barrios de Bucaramanga es el poco espacio que tienen los transeúntes para transitar por las calles.

En algunos casos los andenes son usados como parqueaderos, como espacio para locales comerciales y ventas informales, y en el peor de los casos son invadidos por construcciones ilegales de cemento.

“Sobre la carrera 18 en algunos tramos hay zonas donde los andenes solo tienen entre 20 y 40 centímetros de ancho”, denunció Víctor Celis, edil de La Concordia.

Lea además: "Terminar con la invasión del espacio público es como acabar con la gripa": Alcalde de Bucaramanga

Estos espacios estrechos obligan a los transeúntes a arrojarse a la calzada. “Es un peligro. No hay por dónde transitar y en esa vía siempre hay bastante tráfico”, enfatiza Celis.

Otro escenario donde se evidencia bastante peligro es el barrio Morrorrico. Este sector es un corredor para el tráfico pesado y en muchos lugares no hay espacio en los andenes.

“Nunca hemos tenido mucho control por parte de la Alcaldía de Bucaramanga, por lo que los vecinos construyen como quieren”, manifestó Yaneth Contreras, habitante del sector.

En el barrio Bucaramanga, por ejemplo, también son muy comunes este tipo de invasiones al espacio público. En algunos casos expresa Néstor Pinzón, líder de la JAC, estas construcciones se hicieron por la topografía del barrio.

“Cada casa construyó su antejardín, pero como son calles muy empinadas, los vecinos decidieron cercar los antejardines para evitar accidentes con los niños”.

Sin embargo, otras personas invadieron el espacio público de forma irresponsable. “Ponen en riesgo especialmente a niños y mujeres embarazadas, que deben caminar por plena vía”, dijo Pinzón.

¿Qué dice la Alcaldía?

Según el secretario de Planeación de Bucaramanga, Juan Manuel Gómez, en toda la ciudad hay casas de 30 a 40 años de construidas, que cuentan con andenes de apenas 70 centímetros.

No es lo que hoy exige la norma, pero en su momento no se habían definido los perfiles viales”, indicó el funcionario.

Según el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, las construcciones deben cumplir con estos perfiles viales.

Gómez explicó que los andenes deben construirse en todas las vías públicas según las dimensiones y calidades especificadas en las licencias. El POT establece que para áreas residenciales el ancho mínimo debe ser de dos metros y tres metros cuando haya arborización. En zonas comerciales debe ser de mínimo tres metros y cuatro metros cuando haya franja para amoblamiento con árboles.

¿Cuál es la sanción?

En primer lugar, si la construcción no tiene licencia o no cumple con los parámetros de la misma, la obra es sellada.  

“Los propietarios muchas veces no pueden continuar sus obras porque la máxima multa hoy está por cerca a los $156 millones”, indicó Gómez.

Estas multas nunca pueden exceder el avalúo del predio.

“Si el predio tiene un valor de $100 millones y cometió la infracción, la multa no puede exceder este monto”, explicó.

Los pueden obligar a demoler

Según el jefe de Planeación municipal, los antejardines no pueden ser ocupados por los propietarios de las viviendas porque son de uso público. Sin embargo, mientras el predio no sea intervenido, no se puede exigir el retroceso del andén.

Es decir, que mientras el propietario no expida una licencia de construcción para modificar su vivienda, edificio o local, la Secretaría de Planeación no puede obligar a que se adecúe a la norma.  

Néstor Pinzón, edil del barrio Bucaramanga, manifestó que no hay claridad con la norma. “Hay muchas dudas en la comunidad, gente que no sabe si debe hacer el retroceso o le van a demoler, por eso pedimos una mesa de trabajo hace unas semanas”.

En el barrio Antonia Santos, por ejemplo, hay construcciones que además de infringir la norma, representan peligro para la comunidad.

“Hay varios casos, pero en especial un propietario cuya casa tiene riesgo de desplome. Él argumenta que no tiene los recursos para hacer el retroceso o cualquier intervención y nosotros no sabemos si El municipio puede hacer algo en estos casos”, comentó Clara García.

Fachadas falsas

De acuerdo con las denuncias de los ediles, en muchas partes del municipio se han presentado casos donde los propietarios, por evadir la norma, realizan construcciones ilegales.

Según el jefe de Planeación, las personas tumban la casa conservando solo la fachada y realizan la construcción sin ningún permiso.

“Eso lo hace mucha gente de manera tramposa. Construyen todo lo nuevo y sobre todo un viernes en la noche o un fin de semana la fachada. Luego se llevan los escombros y al siguiente día queda todo como nuevo y se robaron el andén”, explicó Gómez.  

Clara Inés García, veedora ciudadana del barrio Antonia Santos, manifestó que por esta razón se han sellado varias obras en el sector.

“Nosotros pedimos que la Alcaldía haga las inspecciones porque la gente no se puede apropiar del espacio público que es de todos”.

El secretario de Planeación le solicitó que la comunidad que denuncie estos casos. “Si no tiene licencia, se sella y se multa al infractor”, indicó Gómez.

Publicidad

Publicada por: HEIDY KATHERINE ESPINOSA BECERRA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.