Jueves 15 de Marzo de 2018 - 04:08 AM

Otra perspectiva de la invasión de informales en el Centro de Bucaramanga

Las ventas estacionarias y el transporte informal son la ‘piedra en el zapato’ de la movilidad en varias calles y carreras de la zona céntrica de la ciudad.

Comparta este artículo ›

Vanguardia.com realizó un sobrevuelo por las principales vías del Centro de Bucaramaga y encontró el caos que generan los vendedores informales y los 'piratas'.

Las vías con mayor presencia de ventas informales  y ‘terminalitos’ de transportadores informales son la calle 34 entre carreras 14 y 17, la calle 35 entre carreras 13 y 18 y la carrera 16 desde la calle 36 hasta la calle 32.

En el caso de la calle 34, por su cercanía con el Centro Metropolitano de Mercade, la mayoría de productos que se comercializan bajo sombrillas de colores son frutas, verduras, plantas medicinales, ropa interior y medias.

Vea además: Este conductor “se cree el dueño del espacio público” en Bucaramanga

En esta zona también operan cerca de tres ‘terminalitos’ de mototaxis, ubicados en las entradas oriente y sur de la Plaza de Mercado Central y en la calle 34 entre carreras 15 y 14.

Sobre la calle 35 desde la carrera 13 hasta la 19, en el Paseo del Comercio, abundan ventas estacionarias de bebidas frías, frutas, venta de chance y minutos de celular, bisutería, libros, pinturas y hasta demostraciones de uso de utensilios de cocina.

También, sobre la carrera 16, la mayor invasión se da por parte de transportadores informales, vehículos particulares mal estacionados y ventas ambulantes en los cruces de las calles 35, 34 y 33.

Lea también: Bumangueses sienten que cada día que pasa ‘pierden más espacio público’

Aunque hay presencia de Policía y autoridades de Tránsito en las zonas invadidas, su labor se limita más a la vigilancia que al control tanto de las ventas como del transporte informal.

Según los mismos vendedores, el número de informales ha crecido por la llegada masiva de ciudadanos venezolanos a la ciudad.

El edil presidente de la comuna 15 de Bucaramanga y comerciante del Centro de la ciudad, Darío Gómez, denunció que “además de los vendedores colombianos, ahora surgió una 'mafia' de colombianos que patrocina las ventas informales de los venezolanos”.

Gómez explicó que “alguien les pone el ‘plante’ y los puestos de venta para los venezolanos. Durante el día hay personas vigilándolos y en la noche otros llegan a recogerles lo del producido. Por día les pagan hasta $10 mil”.

El líder comunal dijo que los centros comerciales de la zona “están sitiados por la informalidad. Además no hay control de las autoridades y si uno va a pedir ayuda a la Alcaldía de Bucaramanga dicen que no hay gente para efectuar las labores de control”.

* Imágenes aéreas cortesía de Skyland

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA.COM
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.