Martes 17 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Policía Ambiental y AMB están de visita por las veterinarias

Hasta las clínicas veterinarias de Floridablanca arribaron los funcionarios de la Subdirección Ambiental del Área Metropolitana de Bucaramanga y uniformados del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Policía Nacional para arrancar con la fase informativa y de sensibilización sobre no la tenencia y comercialización de animales de fauna silvestre en cautiverio.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Pericos verdes, guacamayas, loras y tortugas es lo que más se comercializan de manera ilegal. Si tiene alguna denuncia al respecto no olvide comunicarse al 633 8056, 123 o al 641 4822.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

De acuerdo con Gerson Peña, biólogo del AMB, durante este primer recorrido se llegó a los sectores del Casco Antiguo y de Cañaveral.

Y hoy se estará en Girón con esta campaña que ha sido denominada ‘Te quiero libre’, con el fin de ir avanzando por todos los municipio del área.

El propósito, según el funcionario, es recordar las leyes 1333 y 1453; asimismo solicitarles a los responsables de estos establecimientos que entreguen información oportuna a las autoridades cuando reciban a algún animal silvestre para su valoración o atención; pues, aún existen personas que mantienen animales silvestres, bajo inadecuadas condiciones de mascotas.

“Nuestras campañas son para concientizar a las personas de que estas especies no deben considerarse mascotas, por su condición natural y su mínima probabilidad de reproducirse en cautiverio” explicó Peña.

Quien, para finalizar, recordó que el negocio que se detectado vendiendo fauna silvestre se le abrirá inmediatamente un proceso sancionatorio ambiental, ya que estaría cometiendo un ilícito.

Publicidad
Publicada por: ÍNGRID P. ALBIS PÉREZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.