Domingo 11 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Proyecto ‘La Gran Misión’ no tiene respaldo de la Alcaldía

La ‘Asociación La Gran Misión’ promete a sus compraderos viviendas de dos pisos en obra negra por un valor de $50 millones.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Según los denunciantes, el sector sur occidental del municipio se encuentra olvidado por las autoridades, pues existen varias obras en cerros y laderas que colindan con la Mesa de Los Santos, lo que ha generado deforestación y la contaminación del río de Oro.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

Muy preocupados se encuentran algunos compradores y representantes del Gobierno local por la proliferación de proyectos urbanísticos piratas, que finalmente terminan afectando el bolsillo de las personas que sueñan con tener vivienda propia.

Varios voceros comunales vienen denunciando la presencia de parcelaciones en las veredas Pajonal, Barroblanco, La Unión, El Guamo y Monteredondo en donde la presencia de las autoridades ha sido muy poca, debido a que se están afectando obras en faldas, cerros y laderas, zonas de alto riesgo y que no cuentan con servicios públicos.

Hemos visto con preocupación como se hacen trabajos de deforestación y aplanamiento, sin el mínimo respeto de la norma, pues no solo se ubican en rondas de protección de quebradas y ríos sino que no cumplen los parámetros estipulados en el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, afirmó Jorge Luis Ordóñez Torres, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Barroblanco.

Sobre este tema, el vocero comunal explicó que según la ficha normativa de las zonas suburbanas en el artículo IV, resolución 622 del 26 de septiembre del 2001, todos los lotes de esta zona deben tener un área mínima de construcción de 650 metros cuadrados.

En ese sentido los comunales no solo denuncian los asentamientos de algunas familias en los cerros, sino la comercialización de viviendas de interés social que no superan los 50 metros cuadrados.

Eduardo Moreno, vicepresidente de la JAC de Barroblanco señaló que el problema genera muchas dudas e interrogantes, pues sí es ilegal construir ahí ¿por qué dentro de las promesas de compra venta les garantizan servicios públicos, ¿cómo es que pueden tener escrituras? y ¿por qué si están en zona de alto riesgo tiene viabilidad para construir?

Al respecto voceros de la Curaduría de Piedecuesta informaron que en el caso en que el proyecto ‘La Gran Misión’ esté en el Plan Parcial de Barroblanco, la norma es que el uso principal que se le debe dar al área es de vivienda, con una dimensión mínima de 54 metros cuadrados con un índice de ocupación de 0.6 a 0.75.

Vacío legal

De otro lado, expertos en el tema aseguran que en este tipo de casos la gente lo que hace es comprar un porcentaje del terreno, es decir que los clientes compran el 0,001% de un predio y esta figura se denomina como Proinvidiviso, que de todas formas termina siendo ilegal porque es una parcelación pirata y quien tiene la competencia de hacer el respectivo control urbano -y sí es el caso sellar o sancionar es la inspección de Policía.

Conociendo esto, esta redacción se contacto con Nathalia Rojas, encargada de la recién creada Inspección de Policía número tres manifestando que “de acuerdo a las denuncias presentadas por la comunidad se evaluará la situación y de ser necesario se remitirá a la Fiscalía, sí el proceso ya se encuentra abierto en esta instancia se deberán aportar más pruebas al proceso para detener la comercialización de estos predios”.

Posición del Gobierno

Al respecto el alcalde local, Danny Alexander Ramírez Rojas, invitó a los ciudadanos a ser precavidos y cerciorarse sobre las inversiones que van a realizar en materia de vivienda con la Oficina Asesora de Planeación y las Curadurías Municipales para que no pierdan su dinero.

El Mandatario local expresó que desde que inició su Administración se encontró con un desorden con todo lo relacionado a la construcción y a los permisos que se otorgaban, es por esta razón que dentro del decreto 110 de 2017 incluyó la creación de la Secretaría de Medio Ambiente y Gestión del Riesgo y la Inspección de Control Urbano para combatir las construcciones piratas.

Finalmente, Javier Ramírez, representante legal de ‘La Asociación La Gran Misión’ asegura que la ley 1237 de 2012 que habla de la consecución de una vivienda digna los respalda y explicó que en el momento el municipio no tiene Plan de Ordenamiento Territorial, POT, por lo que espera que en junio del presente año, la hectárea donde se construirá un proyecto de vivienda sea cambiada de área suburbana a expansión urbana y así poder iniciar con los respectivos trámites ante la Curaduría que le permitirá cumplir el sueño de tener vivienda a más de 600 familias.

Publicidad
Publicada por: JUAN MANUEL MORALES
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios