Viernes 07 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Estudiantes piden extensión del PAE en Piedecuesta

Desde el colegio Cabecera del Llano se inició una marcha pacífica por las principales calles del municipio, que terminó en el Palacio Municipal, donde estudiantes y padres de familia buscaban respuestas y soluciones sobre el futuro del Plan de Alimentación Escolar, PAE.

Comparta este artículo ›

Juan Manuel Morales/VANGUARDIA LIBERAL
Estudiantes del Cabellano, Cavirey, Balbino García, entre otros se reunieron con represenntantes de la Alcaldía para buscar soluciones.
(Foto: Juan Manuel Morales/VANGUARDIA LIBERAL)

La noticia sobre la suspensión de contrato de los restaurantes y el transporte escolar comenzó cuando, el pasado lunes, algunos de los beneficiarios indicaron que habría comedor hasta el próximo 11 de septiembre.

A razón de semejante noticia, los padres de familia solicitaron explicación, pues nueve mil niños del municipio se verían afectados y se incumpliría la promesa de tener los beneficios de la Alcaldía hasta el final del año escolar.

Lea también: Radiografía de barrios de Bucaramanga: San Francisco pide más vías y seguridad

Sobre el particular, Pedro Nel Díaz, secretario de Educación explicó que los recursos se agotaron por falta de financiación del Gobierno Nacional, lo que obligó al alcalde a adicionar recursos por medio del Concejo por $500 millones, aclarando que se necesitan cerca de $750 millones, por lo que hay que gestionar los otros recursos.

De otro lado, el mandatario local, Danny Ramírez, precisó que el convenio de transporte escolar tuvo una inversión de $1.900 y tiene un valor de $2.500 millones por lo que hay que buscarlos dentro de las financias de la Administración, pues este programa si debe pagarse con recursos propios.

Publicidad
Publicada por: JUAN MANUEL MORALES
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.