Sábado 28 de Febrero de 2015 - 12:01 AM

Corte condena a Pilar Hurtado y Bernardo Moreno por ‘chuzadas’

Los dos altos funcionarios en la presidencia de Álvaro Uribe, la exdirectora del DAS y el exsecretario General de Palacio, fueron hallados responsables de varios delitos por la Corte Suprema.

Comparta este artículo ›

Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL
María del Pilar Hurtado seguirá recluida en el búnker de la Fiscalía, donde lleva casi un mes privada de la libertad, mientras que Bernardo Moreno sigue en libertad a la espera de conocer su pena.
(Foto: Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL)
Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL
Bernardo Moreno.
(Foto: Colprensa/VANGUARDIA LIBERAL)

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó a la exdirectora del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), María del Pilar Hurtado, y al exsecretario General de Palacio Bernardo Moreno, por las ‘chuzadas’ del DAS realizadas a opositores, magistrados y periodistas durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

La Corte indicó que las conductas de infiltración al lto tribunal deben ser castigadas penalmente y que “fue orden de Presidencia de la República”, según dijo ayer el magistrado Fernando Castro, ponente del caso, en la lectura del fallo condenatorio.

La Sala indicó que sobre las interceptaciones ilegales a la Corte, Moreno fue determinador de los hechos aun si no participó directamente en esas labores, pero indicó que no hay lugar a agravantes.

Sobre el peculado reprochado a Hurtado por haber pagado 20 millones de pesos por una información de Yidis Medina, la Corte indicó que es evidente la responsabilidad de la mujer porque no había un interés de defensa del Estado. “La acusada actuó dolosamente y en beneficio de un tercero”, dijo Castro.

“Aquí la responsabilidad de Hurtado emerge diáfana”, dijo Castro. Sobre Moreno, la Sala halló probado que él era receptor de esa información sobre Yidis Medina. La Corte indicó que se trató de conseguir información que la desprestigiara, poniendo el DAS a beneficio de intereses personales, luego que ella reconociera que había vendido su voto para aprobar la reelección, más no porque fuera un peligro para la sociedad.

La condena a Hurtado también va por dos casos de falsedad ideológica en documento público en relación a un derecho de petición que interpuso el magistrado Yesid Ramírez Bastidas al DAS, sobre si se estaba chuzando a la Corte.

La Corte, además, condenó por el delito de concierto para delinquir en modalidad de autoría directa a ambos exfuncionarios por las chuzadas a la Corte y la publicación de información a medios con el fin de desprestigiarla ante la opinión pública.

Así las cosas Hurtado Afanador fue condenada por los delitos de concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública, prevaricato por acción y falsedad ideológica en documento público. Y Bernardo Moreno por los delitos de concierto para delinquir agravado, interceptación de comunicaciones y abuso de función pública. Ambos esperan la pena que les será impuesta por estos delitos.

“COMIENZAN A SALIR LAS VERDADES”: CRISTO

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, se refirió este viernes a la decisión de la Corte Suprema de Justicia de citar a audiencia pública para dar a conocer el fallo de María del Pilar Hurtado.

De acuerdo con el jefe de la cartera política el Gobierno respetará y acatará la decisión de la Corte Suprema de Justicia, y espera que se dé celeridad a las investigaciones que giran en torno a las interceptaciones ilegales.

“Yo creo que comienzan a salir todas las verdades de este episodio nefasto para la democracia colombiana, comienzan a precisarse las responsabilidades desde el punto de vista individual que creo que es muy importante”, dijo el Ministro, quien agregó que los funcionarios tienen que cumplirle a la justicia.

Publicidad
Publicada por: RESUMEN COLPRENSA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.