Viernes 20 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Magistrado Malo, cada vez más cerca del cara a cara con el Congreso

El presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara Restrepo, informó ayer que espera que la próxima semana la plenaria de la corporación discuta y vote el informe con el cual se le pide al Senado que se haga el juicio político al magistrado de la Corte Suprema, Gustavo Malo, por hacer parte del llamado ‘Cartel de la toga’.

Comparta este artículo ›

Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
La otra semana, el magistrado Gustavo Malo deberá acudir a la plenaria de la Cámara, quien evaluará si se le hace juicio político.
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL )

Según Lara, este procedimiento se podrá cumplir gracias a que ya se recibió el informe final de la Comisión de Instrucción, en la que se reitera lo aprobado en la Comisión de Acusación, que pidió seguir con el trámite para declarar indigno a Malo, y retirarlo del cargo para que sea procesado judicialmente.

El reporte será analizado, al menos, durante dos plenarias y señala que sí hay suficientes pruebas que demuestran la responsabilidad del magistrado Malo por delitos de corrupción durante su función en esa corte.

Lea también: Gustavo Malo sería acusado en la Cámara

“Ya se radicó ese informe y por eso el próximo martes 25 de abril la Cámara en su plenaria tomará una decisión para saber si se acusa o se archiva la investigación en contra de Gustavo Malo”, dijo Lara y explicó que por solicitud de la defensa de Malo se dio una semana más para proceder con la discusión en la plenaria.

Los delitos

El escrito de acusación en contra del magistrado Gustavo Malo incluye cargos por concierto para delinquir, prevaricato por acción y por omisión, cohecho y utilización de asuntos sometidos a reserva o secreto.

Publicidad
Publicada por: COLPRENSA, BOGOTÁ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.