Lunes 29 de Mayo de 2017 - 12:01 AM

Vettel y Ferrari imponen su dominio en Mónaco

El alemán Sebastian Vettel (Ferrari) se impuso ayer en el Gran Premio de Mónaco gracias a una estrategia acertada: pasar por talleres lo más tarde posible y acelerar cuando lo hacía su compañero finlandés Kimi Räikkönen, en un día feliz para Ferrari, que no ganaba en Mónaco desde 2001.

Comparta este artículo ›

EFE / VANGUARDIA LIBERAL
El piloto alemán Sebastian Vettel ganó ayer el Gran Premio de Mónaco y se afianzó en el liderato del Mundial de Pilotos de la Fórmula Uno.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)

La estrategia le dio el triunfo al tetracampeón teutón, que hace aún más sólido su liderazgo del Mundial al sumar 129 puntos y distanciar en 23 al británico Lewis Hamilton (Mercedes).

No pudo acabar más arriba Hamilton porque guardó como oro en paño su sexto lugar un sobresaliente Carlos Sainz (Toro Rosso), en un gran fin de semana del español que supo conservar ese sexto lugar obtenido en la clasificación y defendiendo con uñas y dientes su lugar.

Sensación completamente opuesta la que le quedó a Räikkönen, que obtuvo el segundo puesto más amargo que podía imaginar el finlandés.

‘Iceman’ salió de forma impecable, conservó su liderazgo y abrió hueco junto a Vettel respecto al resto de rivales, pero fue llamado a cambiar neumáticos para contestar al finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), que iba tercero, y ese movimiento le condenó, ya que dejó a Vettel ganar una distancia a la postre definitiva.

El paso por ‘pits’ adelantado le salió tan mal a Räikkönen, Bottas y al holandés Max Verstappen (Red Bull), superados por el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) que siguió el ejemplo de Vettel retrasando su parada y tuvo como premio el tercer lugar del podio.

Publicidad
Publicada por: EFE, MÓNACO
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.