Martes 22 de Noviembre de 2016 - 12:01 AM

Panchita: la santandereana que triunfa en el baloncesto de Estados Unidos

El gran sueño de María Esperanza ‘Pancha’ Delgado es llegar a hacer parte de un equipo de la poderosa liga del baloncesto profesional femenino de Estados Unidos, como una gran embajadora de la Bucaramanga sin límites.

Comparta este artículo ›

Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
‘Panchita’: La santandereana que busca triunfar en el baloncesto de Estados Unidos
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)

Finalizaba la década del 90, y un grupo de patinadores juveniles, encabezado por la múltiple campeona mundial, la santandereana Silvia Natalia Niño, era el encargado de brindarles alegría a los colombianos con sus coronas orbitales, que hoy por hoy siguen generando orgullo nacional.

Después de mucho sacrificio y esfuerzo, nuestra paisana le entregaba al país un oro en la prueba contrarreloj de los 300 metros en el Campeonato Mundial de Velocidad Juvenil, que se disputó en Chile en 1999.

Un año después, Silvia logró subirse a lo más alto del podio en los 10 mil metros combinados categoría mayores, en el Mundial de Barrancabermeja. Es por eso que nuestra campeona se convirtió en la inspiración de miles de niños.

Entre ese grupo de chiquillos estaba María Esperanza Delgado. Con tan solo cinco años, ‘Panchita’ llegó al patinódromo de Recrear Las Américas queriendo emular a Silvia Natalia, pero, paradójicamente, terminó convertida en una de las mejores jugadoras de baloncesto del país.

“Después de patinar me bajaba a ver los entrenamientos de la Escuela Iván Olivares, y terminé enamorada del baloncesto, aunque al comienzo no podía entrenar porque era muy pequeña”, afirma ‘Panchita’, quien por estos días defiende los intereses de Northeastern Oklahoma A&M en el Júnior College División 1 en Estados Unidos.

A pocas cestas de la NCAA

Desde muy chica, María Esperanza Delgado ha estado ligada con la práctica deportiva. En su niñez el patinaje, la natación y el tenis fueron sus actividades preferidas, pero es el baloncesto el deporte que la ha llevado a ser considerada una de las mejores atletas del país.

“Hice parte de la Escuela Iván Olivares durante 10 años, bajo la guía del profesor Carlos Parra y Adriana Santos. De ahí pasé al Colegio Virrey Solís, en donde logré muchas cosas”, cuenta ‘Panchita’, quien recuerda profundamente a su madre, la gran líder política y social Esperanza Delgado Suárez (Q.E.P.D.).

En su palmarés, esta alera de poder logró el Campeonato Suramericano Intercolegiado, reforzando al Valle del Cauca, mientras que con el Virrey, en 2010 y 2011, se llevó el título infantil y menores en los Intercolegiados nacionales. Además, ha hecho parte de los combinados nacionales sub 15, sub 17 y mayores, con el que consiguió dos medallas de bronce: en los Juegos Odesur de 2014 y en el Suramericano 2016 de Barquisimeto.

Esos logros la llevaron a enrolarse en el equipo Northeastern Oklahoma A&M, escuadra en la que cumple con una destacada temporada, con un promedio de 17 puntos por partido; además, fue seleccionada en el equipo ideal del Estado de Oklahoma.

Sin embargo, la llegada al baloncesto universitario no ha sido fácil pues para ‘Panchita’ “el cambio fue muy duro, porque en Colombia estaba acostumbrada a jugar en el poste bajo, y acá juego como alera y hasta de armadora. Tuve que mejorar mi lanzamiento de perímetro y fortalecerme físicamente”.

Pero ese sacrificio y ‘verraquera’ santandereana le abrirán una nueva ventana de éxito a nuestra embajadora, porque “las posibilidades para ir a una universidad de la División Uno son viables. Ya hay varias universidades que se fijaron en mi juego, y las posibilidades de ir en abril a una universidad de ese división son muy claras”.

De conseguir este gran objetivo, María Esperanza quedaría a solo unas temporadas para convertirse en jugadora de la WNBA, aunque ella dice que si no logra entrar en la liga profesional americana, su pulso lo afinaría para convertir cestas en un equipo europeo.

Publicidad
Publicada por: FAUSTO ARCINIEGAS LÓPEZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.