Miércoles 25 de Julio de 2018 - 03:10 PM

Mabel Martínez, la santandereana que da brillo al baloncesto colombiano

Su ascendencia en el seleccionado colombiano roza los niveles que ostenta James Rodríguez. Pero la basquetbolista santandereana Mabel Martínez, alma y nervio del nuevo campeón de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, tiene muchas más coincidencias con el zurdo que venera todo un país.

Comparta este artículo ›

EFE /VANGUARDIA LIBERAL
Mabel Martínez, la santandereana que da brillo al baloncesto colombiano
(Foto: EFE /VANGUARDIA LIBERAL)

Ella también luce la '10' tricolor y ejerce un magnetismo particular sobre sus compañeras. Fue el foco de toda la celebración. Fundirse con ella en un abrazo fue el primer impulso de todo el grupo tras batirse en la final con Cuba para conseguir un triunfo histórico (67-65).

"Es el mejor momento del baloncesto femenino en Colombia. No es casualidad. Venimos en un proceso largo y estamos juntas desde hace mucho tiempo. Han sido muchas derrotas y tristezas por las que hemos pasado, pero acá está la recompensa de todo lo que hemos sembrado", expresó Martínez.

Su frondosa melena y amplia sonrisa ya desfiló por Santa Marta y Cochabamba, escenarios que la vieron colgarse el oro en Bolivarianos y Suramericanos.

Lea también: Histórico triunfo color 'oro' de Colombia en Baloncesto en Centroamericanos

Pero en Barranquilla fue su graduación. Ahí tuvo sobredosis de patriotismo y con problemas físicos, como le sucedió a James en la cita orbital de Rusia 2018, dio una mano importante en la hazaña pese a que en un momento estuvo en duda su participación.

Se enfermó previo al debut en las justas, y solo hasta el partido de semifinal ante Puerto Rico consiguió recuperarse de una virosis.

"Fueron días con vómito y diarrea. Jugué muy deshidratada", contó la alera, y agregó: "nadie se dio cuenta de eso por las ganas que pusimos. Son los sacrificios que se hacen por representar a Colombia".

Pisar la cancha y olvidar, ese fue su ejercicio para conseguir jugar los cinco partidos y estar entre las jugadoras que más minutos tuvieron en el certamen, que le entregó el título más importante de su carrera.

"Este oro sabe mejor y pesa. Tiene un plus porque vencimos a dos potencias como Puerto Rico y Cuba", enunció la deportista de 31 años.

Con este logro, que prefiere valorarlo en colectivo por la forma en la que han sabido sufrir juntas los partidos para remontarlos, Martínez confirmó que acertó con la decisión de partir a Argentina, tierra en la que James terminó de formarse, para hacer del baloncesto su carrera.

En Colombia no había opción de trascender. Y entre las labores diarias debía sacarle tiempo al deporte, que no era suficiente para potenciar sus condiciones y el elevar el nivel del seleccionado nacional.

"Acá no se vive del básquet. Es difícil tener un buen nivel cuando estás parada ocho horas trabajando", apostilló.

Las condiciones han cambiado ahora que integra el club Ameghino de Córdoba, donde se dedica de lleno al deporte para "poder representar mejor al país" y dejar atrás esos ciclos llenos dificultades en los que debió ayudarse dictando clases de baloncesto.

Ahora están en pleno proceso de acoplamiento con el club argentino, donde lidia con preguntas sobre Pablo Escobar y enseña que en Colombia "los buenos somos más", pues ella sí que sabe de hacer patria de la mano de una disciplina en la que se inició a los 11 años en su natal El Socorro, Santander, y que continuó en Cali, donde moldeó su carácter cuando siendo una juvenil se fue tras un sueño.

Ahora persigue uno nuevo y, como la James del baloncesto, tiene en la mira el Mundial y los Juegos Olímpicos, cimas ambiciosas que visualiza con el poder que otorga el oro centroamericano.

"Creemos que podemos llegar hasta allá. Lo hemos demostrado durante este año. Vamos a ver si nos apoyan porque ahí está la clave, en la preparación", apostilló Martínez, un 10 en todos los frentes.

Publicidad
Publicada por: EFE, BARRANQUILLA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.