Martes 21 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Columna de Pipe Zarruk: Se juega como se vive

Esto lo dijo el doctor Maturana hace muchos años y tiempo después cobra vigencia, sobre todo aplicado a la ciudad de Bucaramanga y al equipo que dice representarla.

Comparta este artículo ›

SUMINISTRADA/VANGUARDIA LIBERAL
Columna de Pipe Zarruk: Se juega como se vive
(Foto: SUMINISTRADA/VANGUARDIA LIBERAL)

Si nos detenemos a observar lo que ocurre, concluimos que la ciudad tiene problemas con el transporte, igual que el equipo, el cual no ‘transporta’ bien el balón de mitad de cancha al área rival. En las calles de la ciudad abundan los huecos; el equipo tiene otros por donde ingresan delanteros con todo y balón y no hay quien los tape. Ni siquiera James Aguirre.

Lea además: "El Presidente del Atlético Bucaramanga se comunicó conmigo vía telefónica": Leonel Álvarez

La inseguridad en los barrios es a todo nivel a tal punto que los ladrones temen que los atraquen en cualquier esquina. El equipo luce inseguro, camina con miedo y sus jugadores tiemblan si los rivales les ‘robaran’ el balón en cada salida ya que la lentitud y la falta de actitud es deplorable.

Y sumado a que este conjunto no tiene un policía que los vigile ya que la fiesta y la bebedera de trago es permanente. Cómo en la ciudad, todo es silencio, nadie habla, todo el mundo calla.

Nuestro terruño siempre fue un buen ‘vividero’ y tal parece que los jugadores del ‘leopardo’ se lo tomaron muy a pecho y se dedicaron a otra cosa menos a jugar fútbol. Llegó Rodolfo Hernández y en muchos aspectos seguimos igual, lo mismo el equipo, que cada tres meses tiene un nuevo conductor. Parece un bus de Metrolínea sin saber qué ruta tiene y ni qué decir de su ‘cabeza visible’ Óscar Álvarez, quien poco se asesora del tema y lleva al once ‘búcaro’ rumbo al abismo.

Ojo señores Hernández y Álvarez que el tema de marca ciudad está por el suelo y ustedes manejan los dos tesoros más importantes que tenemos los santandereanos: Nuestra bella ciudad y el querido Atlético Bucaramanga. No nos pongan a jugar como vivimos, ni a vivir como jugamos.

Es un consejo de amigo

Chao y hasta la próxima.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.