Miércoles 06 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Portugal y España, con el deber de ser protagonistas

Las selecciones de la península ibérica parten como las favoritas de un Grupo, en el que africanos y persas aspiran a dar la pelea por lograr un cupo a la fase de octavos de final de la Copa Mundo Rusia 2018.

Comparta este artículo ›

EFE /VANGUARDIA LIBERAL
Portugal y España, con el deber de ser protagonistas
(Foto: EFE /VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
A sus 34 años, Andrés Iniesta jugará su cuarta Copa Mundo con España, a la que comandará con la mente puesta en la final.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Sardar Azmoun es la joven figura de la selección de Irán en el Mundial.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
El experimentado defensa Mehdi Benatia, será el bastión de Marruecos en la Copa Mundo, en donde buscará hacer historia con su selección.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Las selecciones de las península ibérica, España y Portugal, parten como las máximas favoritas para clasificarse por el Grupo B a los octavos de final de la Copa Mundo de Rusia 2018, serie en la que Marruecos e Irán, buscarán dar la sorpresa y avanzar a la siguiente fase del certamen orbital.

España, que fue campeona del mundo en 2010 y Portugal, actual monarca de Europa, llegan lideradas por Andrés Iniesta y Cristiano Ronaldo, y esperan hacer valer esa condición de favoritas. Basadas en su juego, están dispuestas a imponer su jerarquía y llegar lo más lejos posible.

De entrada, en el primer compromiso del Grupo, se enfrentarán lusitanos e ibéricos en Sochi, será un duelo clave para ambos seleccionados en su intención de acceder a la siguiente ronda de la Copa del Mundo.

La Portugal de Cristiano

Portugal tiene como primer objetivo evitar otra eliminación en la fase de grupos, como le ocurrió en Brasil y para ello necesitan que su máxima figura, Cristiano Ronaldo, esté en su mejor nivel.

Claro que superar la fase de grupos ha sido un problema en el pasado para la selección entrenada por Fernando Santos, y esta serie puede ser más complicada para los portugueses de lo que algunos se imaginan. España eliminó a Portugal tanto en la Eurocopa 2012 como en la Copa Mundial 2010 y es favorita para vencer de nuevo a los portugueses en Rusia.

Marruecos e Irán, las otras dos selecciones del Grupo B son del tipo de equipos que se encierran atrás y seguro le complicarán la vida a los lusitanos.

Claro que Portugal, además de Cristiano Ronaldo, tiene en los dos Silva, Bernardo y André, dos cartas fuertes al ataque, dándole al conjunto luso más profundidad.

Conserva su esencia

Tras la decepcionante actuación en Brasil 2014, en donde fue eliminada en primera ronda, España empezó una ‘reingeniería’ que le permita volver a ser aquella selección que ganó dos Eurocopas (2008 y 2012) y una Copa Mundo (2010).

En esta ocasión, el entrenador Julen Lopetegui, que ascendió desde la sub-21, incorporó al combinado nacional a varios de los mejores jugadores procedentes de sus exitosos equipos de las categorías inferiores.

La experiencia de Xavi Hernández y Xabi Alonso fue sustituida por la velocidad y habilidad de Thiago Alcántara e Isco Alarcón, mientras que Marco Asensio, aporta algo de sorpresa desde el banquillo.

Pese a los cambios nominales, el juego de ‘La Roja’ de Lopetegui seguirá siendo manejado por el cerebro de Andrés Iniesta, que se mantiene vigente en la zona medular de una España que conserva la esencia de lo que la hizo tan exitosa en la década pasada.

Leones indomables

Marruecos, que se clasificó para Rusia 2018 como primero de un Grupo C de la Eliminatoria Africana, que resultó muy disputado y en el que superó a Costa de Marfil, Gabón y Malí, llega a esta Copa Mundo a tratar de mejorar lo alcanzado en México 1986, en donde alcanzó a llegar a octavos de final.

La figura del equipo, es su capitán Mehdi Benatia, el defensa de 31 años que es compañero de Juan Guillermo Cuadrado en la Juventus, un espigado jugador que le da fortaleza a la saga posterior del combinado marroquí.

Sin embargo, Marruecos también cuenta con numerosos volantes ofensivos y con talento. En ocasiones, jugadores de la calidad de Amine Harit y Sofiane Boufal se sientan en el banquillo, mientras que Hakim Ziyach y Younes Belhanda son los pilares en los que se sustentan las posiciones creativas del centro del campo.

Estos talentosos jugadores pueden causar problemas a cualquier equipo si tienen el día, pero en ocasiones carecen de regularidad.

A pesar de su capacidad creativa, Marruecos no tiene una opción de calidad en la delantera. Khalid Boutaib fue el máximo goleador en la fase de clasificación, pero su nivel es inferior al de los creativos.

Irán, a cambiar la historia

Tras Rusia, como local y Brasil, Irán fue la siguiente selección en clasificarse para la Copa Mundo de Rusia 2018.

A pesar de que suele causar buena impresión en la eliminatoria asiática, los iraníes han sido eliminados en la fase de grupos en las cuatro Copas Mundiales en las que han participado.

A lo anterior, hay que añadir que el combinado persa siempre ha padecido de falta de gol en sus participaciones mundialistas, las cuales con la presencia de su naciente figura Sardar Azmoun, quien junto al ya experimentado Reza Ghoochannejhad son fundamentales en el ataque del equipo que orienta el portugués Carlos Queiroz.

El partido inaugural ante Marruecos será fundamental para las posibilidades de Irán. Cualquier resultado que no sea una victoria en ese partido hará que la clasificación se convierta en una posibilidad lejana.

Publicidad
Publicada por: OSWALDO CONTRERAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.