Jueves 14 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Llegó la hora del Mundial

Se terminan casi cuatro años de espera. Exactamente 1.432 días después de que Mario Götze marcara el gol que bordó la cuarta estrella en la camiseta de Alemania, Rusia y Arabia Saudí saltarán al terreno de juego para inaugurar otro capítulo de la Copa Mundial de la Fifa.

Comparta este artículo ›

EFE / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Arabia Saudí quiere sorprender a la anfitriona en el partido inaugural del Mundial de Rusia 2018, hoy a partir de las 10:00 de la mañana, pero los locales quieren empezar de la mejor manera la fiesta que ellos mismos montaron.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Los tenores Plácido Domingo y Juan Diego Flórez, entre otras estrellas de la ópera, rindieron su tributo musical al Mundial de fútbol, en una grandiosa gala celebrada ayer al anochecer en el mágico escenario de la Plaza Roja de Moscú, un día antes de que arranque el gran evento deportivo. Hoy, a partir de las 9:00 a.m., hora colombiana, comenzará la ceremonia oficial de inauguración.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)

El Mundial de Rusia 2018 comienza hoy en su estadio más emblemático, el Luzhniki de Moscú, donde el hispano-argentino Juan Antonio Pizzi y su Arabia Saudí miden el sueño de la selección anfitriona, inmersa en un mar de dudas sobre su rendimiento.

La derrota ante Austria y el empate contra Turquía en los últimos encuentros amistosos no han hecho sino incrementar la incertidumbre acerca del rendimiento del conjunto que dirige Stanislav Cherchésov que, salvo momentos puntuales, ha tenido un rendimiento en líneas generales muy alejado de lo que el país espera.

Rusia no gana desde el pasado 7 de octubre, cuando se impuso a Corea del Sur por 4-2 en Moscú. En la última Copa de las Confederaciones tan solo fue capaz de superar a Nueva Zelanda.

Tiene un buen grupo sobre el papel para progresar, pero a la vez peligroso. Con Uruguay como gran rival. Egipto se presenta como la otra amenaza y Arabia Saudí, de regreso a un Mundial 12 años después, acude como el once más asequible.

La presión del debut y de su condición de anfitrión son datos a tener en cuenta para Rusia. Arabia Saudí encara el encuentro más liberada de tensión, con la ilusión por bandera y se agarra a las numerosas sorpresas que ha habido en la historia de los partidos inaugurales de la Copa del Mundo.

Pizzi, que meses atrás lamentaba amargamente no haber podido clasificar a Chile para Rusia 2018, encontró poco después esta oportunidad tras la salida del banquillo asiático de Edgardo Bauza.

Sabe que el objetivo de alcanzar las eliminatorias es más que complicado, pero ha logrado disponer de una larga preparación para armar un bloque con jugadores prácticamente desconocidos en el panorama internacional de élite.

Los encuentros preparatorios, al contrario que en el caso ruso, han alimentado sus ilusiones. Salvo la clara derrota contra Perú, los triunfos en España frente a Argelia y Grecia y las derrotas ajustadas ante dos potencias como Italia y Alemania fortalecen su ánimo.

Es, por lo tanto, un rival con mínimo ‘pedigrí’ pero que se antoja en cierto modo peligroso para Rusia si no mejora su nivel notablemente. Los saudíes no regalarán nada y tratarán de dar la primera sorpresa del torneo para intentar emular el éxito de Estados Unidos-94, cuando superaron la primera fase.

Cherchésov y sus hombres saben que se presenta un partido de una dirección, ante un rival que tratará de cerrar espacios y esperar alguna acción aislada a la contra.

Rusia sobre todo se confía en su atacante Fiódor Smolov. El delantero del Krasnodar está llamado a ser la referencia de esta selección para acabar con el maleficio mundialista y por fin dejar atrás tantas ediciones sin superar la fase de grupos desde la caída de la URSS en 1991.

Denis Cheryshev, el único de la plantilla rusa que milita en la Liga Española, podría tener su oportunidad si el encuentro se le tuerce al conjunto anfitrión. Podría servir de desatascador por la izquierda con su velocidad y llegada. Sería alcanzar el sueño que su padre, Dmitri, no pudo conseguir: jugar en un Mundial.

Pizzi ha convencido a sus hombres de que no tienen nada que temer y que por lo tanto en el escaparate del partido inaugural pueden salir al campo a exponer todas sus cualidades.

La sede del 2026

Estados Unidos, Canadá y México organizarán de forma conjunta la Copa del Mundo de 2026, tras derrotar a la candidatura de Marruecos en una votación realizada durante el 68º Congreso de la Fifa, que se está celebrando en Moscú.

La candidatura conjunta consiguió 134 de un total de 203 votos, alcanzando así la mayoría simple necesaria para ganar. Será la primera ocasión en la que el gran torneo de fútbol sea albergado por tres naciones, aunque la mayoría de los partidos los acogerá EE.UU.

Publicidad

Publicada por: RESUMEN AGENCIAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.