Miércoles 11 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Francia jugará la final

La selección belga no ha tenido suerte en las semifinales de la Copa del Mundo. En México 1986 perdió ante la Argentina de Maradona y ayer no pudo superar el cerco defensivo de Francia. Tras el 1-0 nuevamente le dijo adiós a la posibilidad de disputar la gran final.

Comparta este artículo ›

Tomada de Fifa.com / VANGUARDIA LIBERAL
Francia jugará la final del Mundial de Rusia 2018 al superar a Bélgica (1-0) con un cabezazo del central Samuel Umtiti tras un saque de esquina. El conjunto ‘galo’ jugó sus cartas al contragolpe y frenó en seco el sueño de la ‘generación dorada’ del fútbol belga.
(Foto: Tomada de Fifa.com / VANGUARDIA LIBERAL)

El defensa central Samuel Umtiti emuló a su compañero en el Barcelona de España, el colombiano Yerry Mina, y con un potente cabezazo eliminó a Bélgica y metió a Francia a su tercera final de una Copa del Mundo tras la que ganó a Brasil en 1998 en casa (3-0) y la de Alemania 2006, cuando fue derrotada por Italia en los penales (5-3) tras el empate a un gol.

Las dos finales anteriores estuvieron ligadas a Zinedine Zidane, quien era fiel reflejo del fútbol lírico y efectivo. La primera porque marcó doblete en el duelo ante los suramericanos y en la segunda también anotó el volante, pero se le recuerda aún más por el cabezazo que le propinó al italiano Marco Materazzi.

Ayer las cosas fueron diferentes y el héroe emergió de la zona defensiva. Umtiti fue el único capaz de desatascar un partido en el que Bélgica mostró un fútbol vertical en todo momento.

En los primeros 30 minutos los ‘Diablos rojos’ tuvieron un 58% de posesión de balón y se acercaron con peligro al arco defendido por Hugo Lloris.

Eden Hazard, Kevin de Bruyne, Marouanne Fellaini y Toby Alderweireld probaron los reflejos del arquero francés y en todos los duelos salió bien librado.

Francia esperó a su presa cual cazador y poco a poco empezó a encontrar los espacios. La inteligencia de Antoine Griezmann y la velocidad de Kylian Mbappé fueron fundamentales para empezar a desdibujar el planteamiento de los belgas.

Los campeones del mundo en 1998 le dieron a Bélgica de su propia medicina y con contragolpes los empezaron a meter en su propio arco. De no ser por los fallos de Olivier Giroud, Francia habría logrado al menos un gol en los primeros 45 minutos.

Tras el paso por vestuarios, la tónica siguió parecida, pero la posesión belga era menos peligrosa y los contragolpes franceses más afilados. Vincent Kompany evitó un remate a la media vuelta de Giroud, pero en el saque de esquina posterior, Umtiti se adelantó a Alderweireld y a Fellaini para marcar de cabeza el 1-0. Un tanto que valió una final.

El tanto acomodó aún más a los de Didier Deschamps en su apuesta y a ello se unió que Mbappé destapó el tarro de las esencias: una carrera con pase para Matuidi y un pase de tacón dentro del área para el remate de Giroud.

Roberto Martínez reaccionó e ingresó al delantero Dries Metrens.

En cinco minutos, dos centros del atacante del Nápoles obligaron a Lloris a sacar un balón con los puños y a ver cómo otro, rematado por Fellaini, se iba a unos metros de su portería. La posesión volvía a ser de la generación dorada del fútbol belga, que veía cómo su gran momento se les escapaba entre los dedos.

Conforme avanzaba el reloj, la desesperación belga aumentó mientras los aficionados franceses en el estadio de San Petersburgo empezaron a entonar ‘La Marsellesa’.

Lukaku tuvo una opción de cabeza, pero no llegó a conectar, Courtois detuvo un disparo raso a Griezmann y Tolisso tuvo el 2-0 en el descuento. Pero poco importó porque los ‘bleus’ estarán en la final de Moscú.

La voz de los técnicos

El seleccionador francés Didier Deschamps destacó la mentalidad de sus jugadores contra una buena selección belga.

“Esto es excepcional. Estoy contento con mis jugadores, son jóvenes pero jugaron con una buena mentalidad contra una buena Bélgica y es un justo premio para todo el equipo”.

Roberto Martínez, técnico de Bélgica, lamentó que su equipo haya sido eliminado del Mundial “por un detalle”. “Es terrible para nosotros, el partido estuvo muy cerrado y se decidió en un balón parado. La actitud de los jugadores fue excelente y eso es lo que tenemos que recordar, lo dieron todo hasta el final”.

Publicidad

Publicada por: JULIÁN PATIÑO MONSALVE
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.