Miércoles 29 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Bucaramanga no tiene un escenario para jugar voleibol

La súbita detención de la final del torneo de voleibol femenino de la fase municipal de los Juegos Intercolegiados de Bucaramanga dejó en evidencia la falta que le hace a la Ciudad Bonita un escenario de esta disciplina para la práctica de este deporte.

Comparta este artículo ›

Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
El coliseo Bicentenario que fue construido para el Mundial de Microfútbol de 2011, y en donde se han realizado certamánes ecuménicos de hockey en 2012 y fútbol sala en 2016, nunca ha tenido los orificios para instalar los postes en los que se pone la malla para jugar voleibol.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Tras haberse jugado dos sets en la tarde del pasado lunes, el compromiso entre los sextetos de categoría juvenil de los colegios San Pedro Claver y Liceo Patria, que se disputaba en el coliseo de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, tuvo que detenerse porque se había cumplido con el horario de préstamo del escenario.

Vea también: Estos son los nuevos convocados de la Selección Colombia

“Se hizo el trámite ante la Unab para el préstamo del coliseo para jugar tres partidos, al cual teníamos a nuestra disposición de 1:00 p.m. a 6:00 p.m., y los dos primeros juegos se alargaron a cinco sets, y el tiempo no alcanzó para completar el tercero”, señaló Víctor Manuel Solano, coordinador de los Juegos Intercolegiados en Bucaramanga.

Y agregó que: “se llegó a un acuerdo con los entrenadores de los equipos y se reprogramó el juego para mañana (hoy) a las 8:00 a.m. en el coliseo de la UIS, y se jugará nuevamente todo el partido”.

Según el funcionario, este tipo de inconvenientes se da más frecuentemente de lo deseado, no sólo con voleibol, sino con la mayoría de deportes, porque no se cuenta con escenarios suficientes para dar cumplimiento a las respectivas programaciones.

Pero cabe señalar que en el caso del voleibol el municipio no cuenta con un escenario propio para la práctica de esta disciplina, pues desde que se tumbó el antiguo Antonia Santos para la construcción del coliseo Bicentenario Alejandro Galvis Ramírez, únicamente quedaron coliseos privados (de colegios y universidades).

Le puede interesar: Las crisis del Atlético

“Para el Suramericano de voleibol de 1973 que se jugó en Bucaramanga, se remodeló el coliseo Vicente Díaz Romero que era el de competencia, y se hicieron dos más para calentamiento, que se usaron luego para jugar voleibol (Antonia Santos) y para la práctica de la gimnasia”, señaló Consuelo Rodríguez, directora del Inderbu.

En cuanto al por qué no se utiliza el Bicentenario para jugar voleibol, la directora del Instituto del Deporte de Bucaramanga anotó: “el escenario natural del voleibol es el Vicente Díaz. Y el Bicentenario, desde que se construyó no fue concebido para el voleibol, lo hicieron para el Mundial de Microfútbol, y luego se reacondicionó para el Mundial de Fútbol Sala, y el maderamen de juego no tiene en dónde instalar postes para la fijación de la red, por lo que no es viable jugar voleibol en este escenario”.

Ante esta situación, la funcionaria añadió que se está gestionando ante el proveedor del maderamen una solución a este tema, para poder convertir al Bicentenario en un escenario polideportivo, y no sólo para microfútbol y fútbol sala.

“Pensando en esa necesidad de un escenario para voleibol, se está buscando la adecuación del maderamen del Bicentenario, y además le vamos a hacer una remodelación general al Edmundo Luna Santos para habilitarlo para otras disciplinas, incluyendo el voleibol”, recalcó.

El Vicente Díaz Romero y el voleibol

El coliseo Vicente Díaz Romero, que es propiedad del Departamento, fue adecuado para la realización del Campeonato Suramericano de voleibol de 1973, del cual fue sede Bucaramanga, y en donde se llevó a cabo la programación de los torneos femenino y masculino. Además de los trabajos especialmente en la cancha del Vicente Díaz, se hicieron dos escenarios más, sin graderías, para este certamen, que sirvieron para calentamiento y entrenamientos de los equipos participantes. Luego del certamen continental, uno quedó para la práctica del voleibol y el otro para la gimnasia y lucha olímpica, mientras que el Vicente Díaz continuó como el principal coliseo deportivo de la ciudad, pues desde entonces en él se practicó baloncesto, microfútbol, judo, karate, voleibol y otras disciplinas de salón.

Publicidad
Publicada por: OSWALDO CONTRERAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.