Viernes 31 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Caterine, el ‘diamante’ del atletismo colombiano

La atleta colombiana Caterine Ibargüen ganó ayer el título del triple salto de la Liga Diamante en la gran final que se cumplió en Zúrich (Suiza) y completó cinco diamantes, tras los ganados entre 2013 y 2016, gracias al salto de 14 metros con 56 centímetros.

Comparta este artículo ›

EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Caterine Ibargüen, con un registro de 14,56 metros, venció por un centímetro a la jamaiquina Shanieka Ricketts y ganó el título de la Liga Diamante en triple salto.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)

La múltiple campeona mundial y medallista de plata y oro en los Juegos Olímpicos llegó como favorita a la final que reunió a las ocho mejores de la temporada y ratificó su condición en el segundo salto, porque tras iniciar con un 14,08, luego registró el 14,56 que fue suficiente para quedarse con la corona de 2018.

De esta forma, la colombiana recuperó la corona que el año pasado le arrebató la kazaja Olga Rypakova y lo hizo con contundencia ganando todas las paradas: Shanghai, Oslo, París y Rabat, así como la final de ayer en Zúrich.

Ibargüen se convirtió en la segunda mujer, junto a la neozelandesa Valerie Adams, con más trofeos de la Liga de Diamante, y quedó a solo uno de la croata Sandra Perkovic.

no se conformará con este título y buscará este viernes el doblete en Bruselas, donde peleará por la preciosa piedra en salto de longitud.

La atleta antioqueña volverá a ver acción hoy a partir de las 12:08 del mediodía pero en un escenario y modalidad diferentes. Caterine competirá en Bruselas en la prueba del salto largo, la misma en la que ganó el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla el pasado 30 de julio.

Publicidad
Publicada por: RESUMEN AGENCIAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.