Miércoles 20 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Triste debut de Colombia

Colombia volverá a jugar el próximo domingo ante Polonia, será su segunda salida en este Mundial, y lo hace con la imperiosa necesidad de ganar si quiere mantener vivas las ilusiones de avanzar a octavos de final.

Comparta este artículo ›

EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Juan Fernando Quintero, con su gol de ayer, fue la figura de Colombia, y es el primer nacional en anotar gol en dos mundiales diferentes. Ya le había marcado a Costa de Marfil en Brasil 2014, y ayer lo hizo ante Japón en Rusia 2018. Seguramente volverá a ser titular ante Polonia el domingo.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
El arquero de Japón, Eiji Kawashima, se vio sorprendido por el magistral cobro de Juan Fernando Quintero, quien ejecutó el tiro libre enviando el balón por debajo de la barrera, y que terminó convirtiéndose en el gol del empate parcial de Colombia en su estreno en Rusia 2018.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)

Y ahí pudo haber un error del técnico argentino, porque ante la inocuidad del aporte de Izquierdo, debió ser el hombre a salir.

Así y todo, Colombia se rearmó y logró el empate en el 38’, con un golazo de tiro libre de Quintero. Un empate justo por lo hecho por la ‘Tricolor’ durante esa primera parte.

Sin argumentos

Para la segunda parte, tras la charla técnica y el descanso, se esperaba una Colombia con más ímpetu y con actitud en procura del triunfo.

Sin embargo, fue Japón el que se hizo al balón, haciéndolo circular de un lado a otro, haciendo correr a los jugadores colombianos que debían ocupar más espacios por tener un hombre menos en el rectángulo de juego.

Nuevamente Pékerman trató de rearmar el equipo, de darle aire y de buscar ser más ofensivo, y envió a James Rodríguez al campo por Quintero. Cambio que realmente no le salió al estratega, porque el ‘10’ de la selección no aportó fútbol, ni generación de juego, sólo ganas.

Además, se notó que no estaba para jugar.

Y después mandó a Carlos Bacca, quien ingresó por Izquierdo a los 70 minutos, equivocándose de nuevo, porque debió darle más solidez a la zona de volantes y buscar el empate que era el peor de los resultados. Con el atlanticense en la cancha, detrás de Falcao, el aporte no fue el esperado.

Y después, al 72’ vino la ‘puntilla’. Otro error de marca en un cobro de tiro de esquina y una mala salida de Ospina, le permitieron a Osako anotar el 1-2 de cabeza.

Colombia trató de ir a buscar el empate, pero de manera atropellada, pero no había con qué, ni con quién, pues fútbol ofensivo no hubo nunca y por ende, el balón nunca llegó a los pies de Falcao y Bacca o de otro jugador para mandar el esférico al fondo de las piolas de la portería rival.

A pensar

Con la derrota y la mala presentación del equipo, Pékerman tiene mucho qué pensar y revisar para el juego del domingo ante Polonia, un duelo que será a muerte, pues ambas selecciones llegan con la imperiosa necesidad de ganar, pues los europeos también perdieron 2-1 ante Senegal.

Lo primero que debe revisar el técnico de Colombia es la defensa, pues seguro que Cristian Zapata o Yerry Mina, o ambos, deberán ser titulares. Además, hay que esperar que estén bien física y medicamente aptos para jugar.

Lo segundo es buscar con quién suplir a Carlos Sánchez. Ahí pueden ir Wílmar Barrios o Mateus Uribe, incluso Abel Aguilar, o incluso podrían ingresar los tres o dos de ellos, porque Izquierdo o Lerma no deberían ser titulares ante los polacos.

¿Y James?, si el ‘10’ de la selección está en óptimas condiciones debería estar en el once inicial, pero sino está en plenitud de facultades, debería ser Quintero quien organice el juego del equipo.

Y también deberá buscarle un socio a Falcao García, y de acuerdo al módulo, a las características del rival y a las necesidades del partido, el acompañante del ‘Tigre’ debería ser Luis Fernando Muriel. Pero hay más variantes como Miguel Ángel Borja.

Así las cosas, Pékerman, tiene cuatro días para rearmar el equipo colombiano y ponerlo a punto para el crucial juego del domingo ante Polonia.

Porque como buen argentino y amante del tango, al estratega de la ‘Tricolor’, le debe estar retumbando en su cabeza la letra de aquella melodía titulada “Cuesta arriba” y que dice:

“Todo lo que ves y lo que no hay / Hoy se me hace cuesta arriba / Duele este revés, esta ambigüedad finge no encontrar salida. / Y no sé muy bien si pasara la tormenta”.

Uno x Uno

David Ospina: No pudo hace mucho en el penal. Salvó en cuatro ocasiones a Colombia. Estuvo seguro durante todo el encuentro, aunue falló en la salida del tiro de esquina que terminó en el segundo gol de Japón.

Santiago Arias: El lateral se dedicó a defender su banda y no logró salir como es habitual en él. La expulsión de Sánchez lo limitó para ir al ataque, porque debía complementar el trabajo de los centrales.

Dávinson Sánchez: Se mostró inseguro y nervioso. Una presión de Japón hizo que perdiera el balón y terminó generando una pena máxima. Impreciso en los cortes que provocaron llegadas de Japón. En juego aéreo perdió todos los duelos.

Óscar Murillo: Le costó en todos los duelos ganar a los delanteros japoneses. Sufrió al igual que Sánchez cada vez que Japón arrancaba en velocidad.

Johan Mojica: Tras la expulsión de ‘La Roca’ Sánchez, no pudo subir al ataque, pues la Selección necesitaba ayuda por esa banda. Ganó tres duelos en velocidad ante los japoneses. Hizo un partido el lateral izquierdo.

Carlos Sánchez: Expulsado en el minuto 3 por una mano dentro del área cuando trató de corregir un error de Dávinson Sánchez.

Jéfferson Lerma: El volante se convirtió en la cabeza del mediocampo ayudando a los centrales y en ocasiones metiéndose en esa línea para ayudar en los relevos a Murillo y Sánchez. Cuando Japón marcó el segundo se atrevió ir al ataque.

Juan Guillermo Cuadrado: Tomó el papel de creador de juego, pero su insistencia en la creación de ideas hizo que perdiera varios duelos con los volantes de recuperación de Japón. En el minuto 30, Pékerman decidió sustituirlo por Wílmar Barrios

Juan Fernando Quintero: El volante fue el único que logró romper el mediocampo y defensa de Japón con dos brillantes asistencias a Falcao García. En el minuto 38 marcó un golazo de tiro libre al enviar el balón por abajo de la barrera. Su gol le dio tranquilidad a Colombia. En el segundo tiempo salió por James Rodríguez al minuto 60.

José Izquierdo: Muy poco en el partido. No se notó su presencia en el campo de juego. Hizo un muy mal partido. En el minuto 69 fue sustituido por Carlos Bacca.

Falcao García: Se movió muy bien dentro del área y tuvo dos ocasiones claras para anotar pero el portero Kawashima las atajó. El delantero generó 5 faltas, una cerca al área que fue el gol de tiro libre de Juan Fernando Quintero.

Wímar Barrios: Ingresó Cuadrado. Suplió en buena medida la ausencia de Carlos Sánchez, ayudó en recuperación y salida del equipo. Su físico le permitió ir de ida y vuelta. Recibió amarilla al minuto 64 por una dura falta sobre Kagawa.

James Rodríguez: Salvo una opción clara de gol sobre el final del partido, cuyo remate fue salvado por un defensa japonés. Su aporte fue nulo. Se notó por qué no fue titular y que ni siquiera debió ser tenido en cuenta para entrar a la cancha.

Carlos Bacca: Trató de aportar y darle velocidad al ataque colombiano, pero no tuvo cómo lograr su cometido, pues fue ubicado como mediapunta y no logró desequilibrar e intentar un remate al arco de Japón.

Radamel Falcao
@FALCAO Triste por la derrota pero con la fe que podemos convertir esta adversidad en una oportunidad que nos permita obtener los resultados que todos queremos.

Juan Cuadrado
@Cuadrado Es tiempo de estar más unidos que nunca como familia y con la confianza en nuestro señor JESÚS por que para el que cree todo le es posible #WeBelieve #Rusia2018

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.