Domingo 03 de Junio de 2018 - 02:41 AM

El santandereano Daniel Galán, el nuevo ‘gigante’ del tenis nacional

Esta es la historia del tenista santandereano Daniel Elahi Galán Riveros, quien a sus 21 años es el número uno del tenis nacional y es considerado por los especialistas como el presente y futuro del ‘deporte blanco’ colombiano.

Comparta este artículo ›

Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
El santandereano Daniel Galán, el nuevo ‘gigante’ del tenis nacional
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL)

Cuando se trata de hablar de su familia,  inmediatamente desborda alegría. Sus ojos claros se iluminan y en cada frase evidencia la satisfacción del deber cumplido como mamá.

Solo basta con un saludo y una corta conversación para darse cuenta que a Doris Rocío Riveros, nacida en cuna de futbolistas y voleibolista en su juventud, no se le “subieron los humos a la cabeza” por ser la madre del abanderado de la nueva sangre del tenis colombiano.

Son necesarias únicamente un par de respuestas con relación al menor de sus hijos, para entender por qué Daniel Elahi Galán Riveros es el tenista que es hoy.
Lograr una entrevista con un deportista élite no es una tarea fácil, teniendo en cuenta que los entrenamientos y las competencias los absorben de tal manera, que el poco tiempo que les queda lo invierten en sus asuntos personales.

Lea también: Acabó el sueño de Roland Garros para Daniel Galán

El caso del número uno del tenis colombiano no es la excepción. Daniel, el nuevo ‘gigante’ del ‘deporte blanco’ nacional (tiene 1,91 metros de estatura), está metido de lleno en seguir su carrera de ascenso en el tenis mundial, obsesión que desarrolló desde que a muy temprana edad enfrentaba con su raqueta al muro, cuando no encontraba con quién jugar.

Pero mediante su madre, Doris Riveros, Vanguardia Liberal hizo la gestión para dialogar con el deportista y, al mismo tiempo, aprovechó de primera mano para conocer un poco más de la historia del héroe de la Selección Colombia en el pasado duelo contra Brasil, que le permitió al elenco ‘cafetero’, con dos puntos claves de Daniel, conseguir la clasificación al ‘play-off’ de ascenso al Grupo Mundial de la Copa Davis, donde se medirá con Argentina.

La pasión por el tenis

En Bucaramanga, Santander, el apellido Riveros está estrechamente ligado con el fútbol. Los ‘Paquetes’, como son conocidos, son una dinastía de futbolistas que actuaron en el Atlético Bucaramanga y otros elencos del balompié profesional.

Con ese apellido, lo más natural era que los hijos de Santos Galán y Doris Riveros se inclinaran por el denominado ‘deporte rey’, pero el destino tenía otros planes.

“Con mi esposo, que también practicó el voleibol, siempre buscamos que nuestros hijos hicieran deporte. Pero todo empezó con Sat, el mayor. Intentamos con el fútbol, para seguir la tradición, pero no le gustó. Lloraba cuando le pegaban (risas) y así pasó con otros deportes de conjunto. Hasta que mi esposo buscó un deporte individual y Sat se enamoró del tenis. Rocío, Xando y Daniel siguieron los pasos del hermano y así todos practicaron el tenis y con muy buenos resultados”, dijo Doris.

Entre Bucaramanga, Neiva y Bogotá transcurrió la vida de la familia Galán Riveros.

Daniel nació el 18 de junio de 1996 en la ‘Ciudad Bonita’ y después de dos años, por motivos laborales de su padre, se desplazaron a Neiva y más adelante a Bogotá.

Le puede interesar: Colombianos Cabal y Farah avanzaron a cuartos de final de dobles de Roland Garros

Camino al éxito

A la sombra de sus hermanos, el consentido de la casa fue demostrando un talento inmenso y, sobre todo, una personalidad capaz de arrasar.

Y es que Daniel, vegetariano de toda la vida, suele ser tímido e introvertido, pero a la hora de competir y luchar por sus sueños se  transforma, apoyado en un juego ofensivo, con un destacado drive, un buen revés y un potente saque.

Los brasileños Thiago Monteiro y Guilherme Clezar certificaron el poderío del santandereano.

De niño, se ponía mal cuando perdía. Lloraba de la rabia, pero pronto quería la revancha.

Sobre los 15 años, tomó una decisión que estremecería a cualquier hogar. El joven Daniel se ‘enfrentó’ a sus padres y les dijo que no estudiaría más. La razón, necesitaba tiempo para dedicarse de lleno al sueño de ser tenista profesional.

“Nos sorprendimos, porque siempre les hemos inculcado el estudio, pero lo notamos muy decidido. Él quería ser profesional en el tenis y para eso necesitaba meterse de cabeza. Lo entendimos, lo apoyamos y el tiempo le dio la razón”, recordó Doris.

Precisamente, ese respaldo familiar es la base sólida donde se apoyó la carrera del actual número 238 del ranking ATP.

Su padre, Santos, se convirtió en un especialista en el tenis para orientarlo por el camino al éxito. y debido a la falta de apoyo para la práctica de un deporte que requiere un ‘músculo financiero’, hasta pensó en hipotecar la casa.“Me salieron con el cuento de la casa, que porque el papá de Juan Pablo Montoya había hecho lo mismo, pero conmigo no. Eso eran los Montoya, yo no apoyo esa locura (risas)”, indicó Doris.
Con el respaldo de Colsanitas, su actual patrocinador, Daniel encontró el soporte para sostener su carrera profesional, que año a año sube escalones hacia la cima.

De los sacrificios que tuvo que hacer para llegar al profesionalismo, de su natal Bucaramanga, de sus referentes en el ‘deporte blanco’ y de sus retos a corto y largo plazo, Vanguardia Liberal dialogó con Daniel Elahi Galán Riveros.

Preguntas y respuestas

¿Cómo se define?
“Como una persona dedicada a mi profesión. Disfruto lo que hago, soy disciplinado sencillo y agradecido con Dios”.

¿Qué recuerda de sus inicios en el tenis?
“Acompañaba a mis hermanos todo el tiempo y aprovechaba para jugar contra el muro”.

¿De Bucaramanga y Santander qué recuerdos tiene?
“Bucaramanga es una ciudad muy bonita y cada vez que la visito disfruto mucho”.

Los Riveros son de tradición futbolera, ¿nunca le llamó la atención?
“Crecí viendo a mis hermanos. Todos practicaron el tenis y yo seguí sus pasos”.

¿Qué significa el tenis para usted?
“El tenis es mi pasión, es mi todo”.

¿Qué fue lo más duro que tuvo que enfrentar para llegar al tenis profesional?
“La falta de apoyo, sobre todo en el comienzo. Mi familia y la Academia de Tenis Laverdieri fueron mi apoyo en esos momentos difíciles”.

¿A qué le atribuye el éxito que tiene en el tenis?
“A la disciplina, la dedicación y el apoyo de mi familia. También es muy importante el apoyo de mi patrocinador, Colsanitas”.

¿En algún momento dudó de que llegaría lejos en el tenis?
“Nunca. He estado siempre firme para lograr mis sueños”.

¿Cómo asumió esa brillante actuación contra Brasil, que le permitió a Colombia ganar la serie de Copa Davis con dos puntos suyos?
“Lo tomé con calma, porque sé que es un paso más para lograr mis metas. Para mí es un orgullo representar a mi país”.

¿Cuál de los dos puntos fue más difícil?
“Los dos fueron muy difíciles. En ambos necesité de mucha seguridad y concentración. Fue importante confiar en mis habilidades para sacar adelante los partidos”.

¿Qué metas tiene a corto y largo plazo?
“Por el momento quiero disputar un Grand Slam e ingresar al ‘top 100’ del escalafón mundial. Confío en mi trabajo y mi dedicación para lograrlo”.

¿Cuál es su principal virtud y que aspectos debe mejorar en su disciplina deportiva?
“Creo que tengo mucha habilidad y también me considero una persona paciente y serena, aspectos que me ayudan en momentos de los partidos. Y para mejorar, creo que fortalecer la parte física”.

Cuando no está en el tenis, ¿qué le agrada hacer?
“Soy muy familiar. Me gusta compartir con ellos y también con mis amigos”.

¿Por qué vegetariano?
“Por la familia. Para muchos no es común, pero no hay ningún problema. Los tenistas deben comer grandes cantidades de carne y proteína. Entonces siempre he tenido que ser muy juicioso para no ceder terreno en ese aspecto”.

¿Cuál es su referente en el tenis?
“Nadal y Federer. Me gustaría enfrentarlos algún día”.

¿Algún tipo de música favorito?
“Me gusta de todo un poquito”.

¿Y la comida?
“La pizza”.

¿Cómo se ve en un futuro?
“Cumpliendo mis sueños, tanto en el aspecto profesional como en el personal”.

¿Cómo le gustaría que lo recuerden?
“Como una persona íntegra y como un deportista ejemplar para las futuras generaciones”.

 

Publicidad
Publicada por: NÉSTOR GONZÁLEZ ÁLVAREZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.