Domingo 20 de Mayo de 2018 - 12:42 PM

Rafael Nadal venció a Zverev y se quedó con el Masters 1.000 de Roma

El español Rafael Nadal conquistó este domingo el Masters 1.000 de Roma por octava vez en su carrera, al doblegar por 6-1, 1-6 y 6-3 al alemán Alexander Zverev, número 3 del mundo y defensor del título, en una final épica que fue interrumpida dos veces por la lluvia.

Comparta este artículo ›

Nadal, reciente campeón en Montecarlo y Barcelona, conquistó su 32 título Masters 1.000, el 78 de su carrera, y recuperará además este lunes la primera posición en el ránking mundial, después de que se la arrebatara esta semana el suizo Roger Federer.

El mallorquín, que ganó su primer título en el Foro Itálico con 18 años en 2005, salió vencedor tras una batalla de dos horas y nueve minutos, en la que logró recuperar un 3-1 adverso en el último set decisivo.

La final de este domingo medía a los dos jugadores más en forma del momento, con un Nadal que llegaba tras ganar 16 de los últimos 17 partidos, y un Zverev que llevaba trece victorias consecutivas, con triunfos en Múnich y en el Mutua Madrid Open.

Lea también: Cabal y Farah se consagraron campeones del Abierto de Roma

El duelo empezó con una rotura a favor a Zverev en el primer juego, pero la reacción de Rafa fue inmediata y contundente, con un parcial de seis juegos consecutivos que permitieron al balear dar un golpe de efecto y ganar el set 6-1.

Sin embargo, la dinámica del partido cambió radicalmente en la segunda manga, en la que el jugador de Hamburgo devolvió el 6-1 a Nadal en 39 minutos para forzar el parcial decisivo.

Zverev logró poner a su favor la inercia del encuentro y también tomó ventaja de una rotura en la tercera manga, con 3-1, antes de que la lluvia irrumpiera en la pista; los jugadores siguieron compitiendo durante media hora, pero el duelo terminó siendo suspendido.

Hubo dos suspensiones. La primera fue de once minutos y, después de que los jugadores saltaran al campo para intentar seguir y disputar un juego, llegó otra interrupción, esta vez de cuarenta y cinco minutos.

Fueron momentos de incertidumbre general, que reavivaron en Rafa los recuerdos de la final que ganó en el Foro Itálico en 2010, cuando tuvo que esperar dos suspensiones antes de doblegar a su compatriota David Ferrer y sellar su quinta corona romana.

Mantener la concentración no era fácil, ya que durante algunos minutos los jugadores compitieron con mucho movimiento en las gradas, mientras se repartían chubasqueros; Nadal lamentó esa situación y el juez de silla le dio la razón.

El carácter de Rafa estuvo imparable en el momento de máxima necesidad, y tras saltar al campo después de la lluvia, el balear encadenó un demoledor 5-0 que le permitió poner las manos sobre el trofeo del Foro Itálico por octava vez.

Publicidad
Publicada por: EFE, ROMA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.