Christopher Froome cumplió su sueño, ganó la Vuelta a España | Vuelta a España | Vanguardia.com
Lunes 11 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Froome y la Vuelta: un idilio que por fin acabó bien

Comparta este artículo ›

EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Luego de seis participaciones y tres subtítulos el británico Christopher Froome logró el anhelado y deseado título de la Vuelta a España, en la que fue líder desde la tercera etapa, defendiendo su condición de gran manera ante rivales como el italiano Vincenzo Nibali y el ruso Ilnur Zakarin, quienes al final le acompañaron en el podio final de ayer en Madrid al terminar segundo y tercero, respectivamente.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Miguel Ángel López Moreno.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Johan Esteban Chaves Rubio.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
John Darwin Atapuma Hurtado.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Járlinson Pantano Gómez.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
El italiano Matteo Trentin ganó la última etapa de la Vuelta a España, y ajustó cuatro triunfos parciales.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL)
Froome, de 32 años, supera el “trauma” en su sexta participación. La Vuelta ya era un reto personal después de tres segundos puestos.

¡Por fin la Vuelta¡, debió gritar Christopher Froome nada más entrar en la meta de Cibeles. El ciclista británico, tras seis intentos y tres segundos puestos conquistó la camiseta roja, que une a la amarilla del Tour de Francia. Un doblete histórico que solo habían logrado Jacques Anquetil, en 1963, y Bernard Hinault, en 1978.

Una espina clavada que por fin se quita el cuádruple ganador del Tour de Francia, obsesionado desde 2011 con la roja. Juan José Cobo (2011), Alberto Contador (2014) y Nairo Quintana (2016), los que le habían cerrado el camino.

Pero una espina en la piel molesta, y el británico, testarudo, se metió el objetivo de la Vuelta entre ceja y ceja tras imponerse en el Tour. Para ello cambió su preparación, quería culminar su doblete con éxito. Y despejó dudas desde la tercera jornada: vino a competir y en Andorra ya era líder.

Su historia en la Vuelta

Froome debutó en la Vuelta 2011 y llegó a ir de líder en una jornada, pero los intereses del Sky estaban centrados en el entonces jefe de filas, Bradley Wiggins. El keniano de nacimiento aún era un desconocido, pero camino del Angliru se descubrió un nuevo ciclista, capaz de batir a su líder, pero no a ‘Juanjo’ Cobo.

En las siguientes etapas, el británico conseguiría el triunfo en Peña Cabarga, pero sin recortar los 13’’ que le distanciaron de Cobo en el podio de Madrid.

En 2012 fue segundo en un Tour en el que demostró ser superior a Wiggins, pero la obediencia le frenó. En la Vuelta dejó sus opciones en las rampas del Cuitu Negru y al día siguiente, camino de Fuente Dé. Finalizó la carrera en cuarta posición, lejos del podio.

En 2014 llegó a la Vuelta después de abandonar en el Tour de Francia.

Se presentó con frescura, pero lejos de su mejor momento de forma, como evidenció en la crono de Borja, en la que se impuso Tony Martin y la roja se la enfundó Contador. El madrileño le cerró el paso.

En la Vuelta 2015. Hubo de retirarse tras la undécima etapa por una caída en Andorra que le produjo una pequeña fractura en un pie. Marchaba octavo en la general a 1’:18’’ del líder Tom Dumoulin (Giant).

En 2016 fue segundo de nuevo, por tercera vez. Froome perdió tiempo en las primeras etapas, pero llegó con opciones al tramo final. En la cima del Aubisque entró de la mano de Nairo Quintana. Solamente perdía 54’’ con el colombiano, pero la carrera se revolucionó camino de Formigal, un día después.

Una etapa de 118.5 kilómetros se convirtió en una trampa. Alberto Contador montó una escapada de inicio. Se llevó a rueda a un grupo entre los cuales aparecía Nairo Quintana.

El británico quedó cortado, llegando a la meta con una pérdida de 2’:40’’. Quintana se alejó hasta los 3’:37’’, una diferencia insalvable.

Una contrarreloj en Calpe le permitió acercarse, pero no lo suficiente, ya que finalizó la Vuelta en segunda posición a 1’:23’’ de Nairo Quintana.

Otra frustración para Froome, pero no bajó la guardia, y tras el triunfo en el Tour, el único del año hasta el instante, se alistó a la Vuelta, una carrera que le gusta. Cuentas pendientes, casi una obsesión. Sin avasallar, pero con regularidad, se puso líder en Andorra en la tercera jornada.

Venció en Cumbres del Sol, donde Dumoulin le abatió en 2015, y remató en la ‘crono’ de Logroño. A pesar de la tormenta que sufrió con Contador, aguantó el tipo en Los Machucos y Angliru y se presentó de rojo en Madrid. Espina fuera. Por fin, Froome logró la anhelada roja.

Colombia en la Vuelta

Pese a no alcanzar el podio con alguno de sus ciclistas, el pedalismo colombiano cumplió una destacda actuación en la Vuelta a España, en la que tuvo una figuración importante, especialmente con Miguel Ángel López Moreno, el joven corredor del Astana, quien logró ganar dos etapas, la 11 (en el Observatorio Astronómico de Calar Alto) y la 15 (Sierra Nevada), terminando en la octava posición de la general final, siendo además el mejor joven de la Ronda Ibérica y subcampeón de la clasificación de la montaña.

También se destacaron por Colombia Esteban Chaves (Orica - Scott), quien fue el gran adversario de Christopher Froome en la primera semana de competencia, y quien al final culminó undécimo en la general.

Darwin Atapuma (UAE - Emirates) terminó en la casilla 20 y buscó la victoria de etapa en varias fugas. Y Járlinson Pantano (Trek), fue segundo en una jornada y fue el gran gregario de Alberto Contador, quien se despidió de la actividad profesional en esta Vuelta a España.

La voz del campeón

“He estado luchando por esta victoria durante seis años y en tres me he quedado en el segundo escalón, así que es fabuloso llegar al primer puesto por primera vez. Además por primera vez que se gana Tour y Vuelta con un mes de diferencia. Es algo maravilloso, emocionante”, señaló Christopher Froome, campeón de la Vuelta a España 2017.

El campeón de la Vuelta dejó en el aire el reto de afrontar el Giro de Italia.

“Aún no lo sé, tengo la mente abierta a esa posibilidad, lo pensaré, pero alguna vez habrá que probarlo”, dijo.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN Y AGENCIAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.