Viernes 20 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Vivienda propia, un sueño hecho realidad

En Santander, en los últimos 15 años, 13.000 familias han podido cumplir su sueño de tener casa propia gracias a los subsidios de vivienda que han otorgado dos cajas de compensación familiar de la región. La inversión sobrepasa los $153.000 millones.

Comparta este artículo ›

Élver Rodríguez - César Flórez / VL
Diego Orlando Orduz y su familia, beneficiario de subsidio de vivienda.
(Foto: Élver Rodríguez - César Flórez / VL)

La primera noche que Diego Orlando Orduz Carmona durmió acompañado de su familia en el apartamento 515 de la Urbanización Villa Adela del municipio de Piedecuesta, no hizo falta tener cortinas y mucho menos que todo estuviera organizado, pues por primera vez descansaba en su casa propia, la que había soñado hace más de 17 años y ahora es una realidad.

“Siempre hemos pagado arriendo y mi casa llegó en el momento que más lo necesitábamos, recuerdo que había llegado de trabajar en turno de vigilancia y nos avisaron que en el colegio Balbino García estaban haciendo los  papeles para aplicar al subsidio de vivienda familiar con el Gobierno Nacional y Comfenalco. Mi esposa me insistió, fuimos favorecidos y ahora tenemos nuestra propia casita”, dice con la voz temblorosa de la felicidad.

Como Diego Orlando, son 13.000 los hogares santandereanos que en los últimos 15 años a través de los programas de subsidio familiar de vivienda con cajas de compensación han podido acceder a casa propia en la región.  

Y es que en su propósito de mejorar la calidad de vida de los trabajadores y sus familias, con este subsidio se brinda un aporte en dinero para que la familia favorecida pueda adquirir, construir en sitio propio o mejorar una vivienda de interés social.

En Colombia, según datos de la Superintendencia del Subsidio Familiar, existen 43 cajas de compensación familiar que han beneficiado a más de 28 millones de personas.

En el caso de Comfenalco Santander, en los últimos 15 años ha entregado 6.702 subsidios de vivienda por más de $77.885 millones. Igualmente, a través del programa de Vivienda de Interés Prioritario para Ahorradores, VIPA, han sido construidas 1.443 viviendas en el departamento y en el marco del programa Vivienda Gratuita se han asignado en la región 3.670 subsidios familiares de vivienda en especie a hogares damnificados por desastres naturales y víctimas de desplazamiento, según cifras de la oficina de Vivienda de esta entidad.  

Por su parte, a través de Cajasan, en el mismo período se han visto beneficiadas más de 6.299 familias en el departamento, lo cual en dinero representa unos $75.191 millones.



Más calidad de vida
Tan solo desde el 2016 a la fecha, Comfenalco Santander a través de la asignación de subsidios ha contribuido a cumplir el sueño de tener casa propia a 859 hogares afiliados a la caja de compensación en 23 municipios, lo que representa $18.670 millones, afirma la ingeniera María Consuelo Prada Rodríguez, subdirectora de Vivienda y Construcción de esta entidad.

Así como se destacan programas de vivienda social en el área metropolitana, también sobresalen acciones con entidades como el Banco Agrario, beneficiando a familias del sector rural para que tengan casa propia.  

En los últimos cinco años, a través de Cajasan, se ha impulsado la compra de vivienda nueva otorgando facilidades crediticias y descuentos en la tasa de los créditos mediante el programa gubernamental ‘Mi casa ya’.

Cabe precisar que desde 2015, a través del programa de Proyectos Integrales se busca otorgar recursos a proyectos de cajas de compensación del país en diferentes regiones, que promuevan la generación de una oferta de vivienda digna con altos estándares de calidad y habitabilidad.

En este sentido, Cajasan ha recibido la asignación de subsidios para dos proyectos de vivienda, entre ellos Zafiro Ciudadela Álvaro José Cobo Soto, beneficiando a más de 532 familias afiliadas con recursos de otras cajas de compensación, afirma el arquitecto Carlos Martín Díaz Prada, gerente de la Unidad de Vivienda y Construcción de Cajasan.

Un aliado para tener vivienda
Cualquier trabajador que devengue desde un salario mínimo puede afiliarse a una caja de compensación familiar, donde él y su familia podrán acceder al subsidio de vivienda que la caja ofrezca.

Entre los principales requisitos para adquirir este beneficio, el afiliado debe postularse con su núcleo familiar y los ingresos del hogar deben ser inferiores a los cuatro SMMLV; además, no tener vivienda propia en ningún lugar del país.

Previo cumplimiento de unos requisitos, un trabajador afiliado a una de las cajas de compensación puede postularse a un subsidio familiar de vivienda, los cuales se asignan varias veces al año.

Publicidad
Publicada por: TANIA A. RINCÓN VERJEL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.