Viernes 20 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Talento profesional que se une al crecimiento regional

El sector manufacturero y de la industria textil emplea oficialmente a cerca de 450 mil personas en el país. Sin embargo, se estima que la cifra real ronda sobre los 1.5 millones de empleos directos e indirectos contando los empleos no legales, temporales y alternos.

Comparta este artículo ›

Para nadie es un secreto que Bucaramanga y Santander brillan en el contexto nacional gracias a la calidad educativa que se respira en cada centro de educación primaria, secundaria y superior, y lo anterior se ratifica con el buen nombre que tiene el profesional santandereano en diversos sectores de la economía Esto se logra gracias a su preparación debido a la amplia oferta de programas de pregrado y posgrado que se ofrecen en la región, lo que sin duda abre un extenso horizonte de posibilidades laborales y de generación de empleo.

Al inicio de la década de los 70 florecieron en Santander universidades que desarrollaron perfiles humanísticos en el campo de la Economía, la Administración de Empresas, el Derecho y la Contaduría que fortalecieron la mano de obra llevándola a tener altos estándares de calidad y preparación.

“En Santander y específicamente Bucaramanga gozan desde tiempos inmemoriales el tener la secundaria con más capacidad en el uso de la tecnología, afirmación sustentada en colegios de alto nivel técnico como el Tecnológico Dámaso Zapata, el colegio Salesiano, el colegio Inem, promotores de la industria metalmecánica de la cual somos líderes a nivel nacional. La UIS realiza su contribución con las escuelas de ingeniería del más alto nivel en el país y ello también contribuye al fortalecimiento de la mano de obra santandereana. Tenemos empresas cuyos propietarios son ingenieros y han contribuido al desarrollo de nuestra economía”, destaca José Joaquín Alzate Marín, docente de Economía de la UIS.



Es en este punto donde la capacidad del obrero santandereano y su preparación juegan un papel determinante en el engrandecimiento de las compañías locales y de su imagen tanto a nivel nacional como internacional.

Si bien es cierto que en la formación de mano de obra calificada hay algunos vacíos en la región, el empeño, voluntad, tesón y ganas de la clase trabajadora santandereana por sobresalir, hacen que las empresas locales los miren con gran aceptación.

“Tenemos afortunadamente buenos empleados en nuestras organizaciones y uno consideraría que los casos positivos, que son muchos, son realmente destacados porque se trata de aprendices, técnicos y profesionales que superan las debilidades de su formación, aportándole en voluntad, compromiso y trabajo decidido al buen ejercicio de su cargo. Son personas con espíritu inquieto, listas para aprender, adoptar tecnologías y apoyar la toma de decisiones dentro de las compañías”, explica Olga Patricia Vesga Rueda, gerente de Industrias Lavco Ltda.  



Certificaciones de calidad
Quizás una de las instituciones de educación que más importancia tiene en formar personal capacitado y competitivo en la región es el Sena.

“El personal que se somete al  proceso de certificación y evaluación por competencias laborales debe presentar al evaluador evidencias de desempeño, producto y conocimiento, con el fin de determinar su nivel de competencia (básico, intermedio o avanzado), para desempeñar una función productiva, centrándose en la capacidad real de las personas y con base en un referente que es la Norma de Competencia Laboral y el esquema de certificación.

Este tipo de procesos, que permite que los trabajadores (sean independientes o no) tengan mayores posibilidades de promoción, ingreso y movilidad en el mercado laboral y reconocimiento social de sus competencias laborales, también garantiza a las empresas contar con talento humano calificado”, argumenta Rubiela Camacho Vargas,  Líder Competencias Laborales y Mesas Sectoriales Sena Santander.

Áreas como Transporte, Construcción e Infraestructura, Metalmecánica, Producción de Hidrocarburos, Transporte de Petróleo y Gas, Sector Eléctrico, Soldadura y Logística, entre muchas otras, son los campos en los que se certifican los profesionales de Santander y en donde logran adquirir mejor formación y mayor competitividad.

Desde 2014 y hasta 2017 el Sena ha certificado a 50.527 personas en distintas ramas. En lo que va corrido del 2018, son 2.885 trabajadores capacitados.



Santander adelante  
De acuerdo con cifras del Ministerio de Educación, Santander sigue avanzando en materia de educación superior, no solo en cobertura sino en calidad. Es así, que Colombia avanzó desde el 2010 hasta la fecha del 37% al 51.2% en cobertura educativa, mientras Santander registró un promedio del 63.8%, es decir, 12 puntos por encima del promedio nacional.

Así mismo, en Colombia la tasa nacional en matrículas, programas e instituciones acreditadas es del 16.9% y en Santander es del 31.7%.

El empleado santandereano se capacita, pero unido a eso posee mucha pujanza y ganas. En Santander nació la industria textil, de bebidas, el desarrollo de la palma africana y la petroquímica.

Publicidad
Publicada por: MAURICIO MILLÁN CORREA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.