Viernes 20 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Un arquitecto de corazón

La pasión por su profesión y la dedicación que pone en cada uno de los proyectos que emprende son el sello inconfundible de Federico Gómez, un ingeniero civil con corazón de arquitecto, que día a día construye cimientos de progreso para la región.

Comparta este artículo ›

César Flórez / VL
(Foto: César Flórez / VL)

Pintando fachadas de edificios en tercera dimensión y jugando a ser un constructor, así pasaba sus días de infancia Federico Gómez Dangond, quien se denomina arquitecto de corazón, ingeniero de profesión y vendedor de oficio.

Desde muy corta edad este santandereano soñaba con construir edificios y entregar los mejores proyectos de vivienda. Su sueño se hizo realidad y ahora es el Gerente General de Sumas Construcciones, una empresa que creó de cero y con la cual ha sabido satisfacer las necesidades habitacionales de cientos de hogares en Bucaramanga y su área metropolitana.

La pasión por la construcción está en sus venas, pues en su familia su padre es ingeniero, su madre arquitecta y tres de sus tíos, constructores. “De alguna manera en mi casa siempre se ha tenido ese gusto, creo que nací en medio de la ingeniería y la construcción”, afirma con una sonrisa Federico Gómez.

Desde que recibió su título como ingeniero civil de la Universidad de Los Andes nunca ha dejado de trabajar. Su primer empleo fue como auxiliar de residente de obra en un proyecto de apartamentos en Bogotá llamado Modelia III y posteriormente dirigió un proyecto de urbanismo de casas, experiencias que le sirvieron para darse cuenta que quería volver a su tierra y aportar su talento en el negocio de la familia.

En 2004, inició su carrera en la empresa familiar, CAG, donde lideró el área administrativa y comercial. Pero su proyecto profesional quería más por lo que decidió, junto con su hermano, incursionar en proyectos de vivienda. “Desarrollamos el primer proyecto de vivienda, Arboreto, frente al parque de Los Niños, después de tres intentos de aprendizaje”, afirma.

Este primer proyecto y potenciar la compañía familiar hizo que diferentes empresarios pusieran los ojos en su talento, por lo que en 2011 decidió crear empresa en sociedad. De allí nació Sumas Construcciones, donde desde hace siete años se desempeña como Gerente General. “Iniciamos cuatro personas (un asesor comercial, una contadora, una secretaria y yo) y ahí fuimos incorporando más personal. Así hemos venido creciendo y realizando apuestas muy interesantes”, destaca.

En estos siete años de trabajo, Sumas Construcciones ha ejecutado 10 proyectos, equivalentes a 780 viviendas, los cuales se destacan por tener identidad propia. Este empresario afirma que entre los retos más duros que ha enfrentado con la compañía se encuentra “lograr que los proyectos tengan su propia personalidad, su propio mundo. No es lo mismo diseñar un edificio de 32 pisos a construir un espacio en el que las personas tienen todo un mundo, una aventura o una historia que contar”.

A sus 36 años, combina su vida profesional con la familiar y afirma que su hijo, de tan solo tres años, ya se hace llamar ingeniero Alejandro, por lo que el gen familiar, al parecer, seguirá la tradición con la siguiente generación.

“Hacer edificios no es difícil, hacer plata no es difícil, hacer empresa es un reto verraco porque es estar por encima de las circunstancias del momento, de quien las maneje y de las personas que estén a cargo”.

En los últimos años, Sumas Construcciones ha generado entre 300 a 500 empleos entre directos e indirectos. Cada proyecto de esta empresa genera entre 150 a 300 empleos.

Publicidad
Publicada por: PAOLA REYES BOHÓRQUEZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.