Por contrabando, la amenaza de aftosa es latente: Fedegán | Local | Vanguardia.com
Domingo 19 de Marzo de 2017 - 12:01 AM

Por contrabando, la amenaza de aftosa es latente: Fedegán

Comparta este artículo ›

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
La entrada de animales de Venezuela se puede dar por cualquier punto de los 2.400 kilómetros que se tienen de frontera con el país vecino.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)
La entrada de bovinos procedentes de Venezuela, país que no vacuna contra la aftosa, se da principalmente por Arauca, Cesar y La Guajira.

Colombia podría perder el estatus sanitario actual, que ha abierto las puerta s a más de 12 mercados internacionales, si no se controla el alarmante contrabando de bovinos provenientes de Venezuela, país donde la aftosa es una enfermedad endémica, pues no realiza vacunaciones para su control.

La advertencia, nuevamente, fue realizada por Jose Félix Lafaurie Rivera, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, ante la desbordada entrada de bovinos del país vecino, principalmente por La Guajira.

El directivo dijo que esa actividad ilícita es tan creciente que, incluso, se conocen casos de ganaderos a los que les han ofrecido un buen número de animales puestos en su finca y legalizados con las exigencias del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA.

“El tema no puede menos que sorprenderme, especialmente teniendo en cuenta que luego del fenómeno de El Niño de 2016, el inventario en La Guajira disminuyó sensiblemente, por lo que es evidente que se trata de animales de origen venezolano, cuyo estatus sanitario es deficiente; son una amenaza latente para nuestro hato”, indicó el vocero del gremio ganadero.

Lafaurie Rivera agregó que no solo está en peligro el estatus ganadero, sino también las exportaciones e incluso la salud de los consumidores, ya que esos ejemplares se están sacrificando de manera ilegal y sin condiciones mínimas de higiene.

Hay compinches

El directivo afirmó que versiones dan cuenta de que, al parecer, hay “algunas personas que estarían facilitando sus predios para recibir a los semovientes, la mayoría de ellos ubicados en Maicao y Barrancas, y allí se estaría llevando a cabo el proceso de chapetearlos, con lo que se vuelve imposible para las autoridades identificarlos”.

Los bovinos se identifican con una chapeta que solo debe tener el ICA; pero, al parecer, un particular es el encargado de comercializarlas de manera ilegal.

Para frenar este flagelo, Fedegán estima que los censos ganaderos que se efectúan de manera simultánea cuando se vacuna contra la aftosa deben ser más rigurosos y exactos, con el ánimo de saber qué animales hay en La Guajira.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN AGROPECUARIA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.