Sábado 14 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Naciones Unidas evaluará el impacto ambiental y humanitario en Santander

Una misión conjunta de la ONU Medio Ambiente y la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) apoyará al Ministerio de Ambiente en la evaluación del impacto ecológico y social por el derrame de crudo en Santander.

Comparta este artículo ›

Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
El afloramiento de crudo, lodo y gas presentado el pasado 12 de marzo a 220 metros del pozo Lisama 158, contaminó las quebradas Caño Muerto, La Lizama y el río Sogamoso.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

La misión conjunta de expertos de ONU Ambiente y la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) se reunió este sábado en el Puesto de Mando Unificado en Barrancabermeja, para iniciar el  acompañamiento a varias acciones con las que continúa la atención de la emergencia ambiental del pozo Lizama 158.

El equipo de expertos realizará un análisis independiente y ofrecer recomendaciones al Gobierno sobre las mejores opciones para la recuperación integral de los ecosistemas y las comunidades afectadas por el afloramiento de crudo ocurrido en el pozo Lisama 158 que contaminó las quebradas La Lizama y Caño Muerto, una misión conjunta de la ONU Medio Ambiente y la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) llega hoy a Santander.

De igual manera, apoyará al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en la evaluación del impacto ambiental y humanitario.

La misión, que incluye a un equipo de Evaluación de Desastre y Coordinación de las Naciones Unidas (UNDAC), evaluará la situación alrededor de cuatro temas fundamentales: “lo primero es una evaluación rápida del daño ambiental desde una mirada independiente; lo segundo una revisión de cómo fue nuestra respuesta y qué se puede mejorar hacia el futuro; y tercero, los lineamientos para el plan de restauración y el acompañamiento a las mejoras en capacidad institucional sobre temas concretos en los cuales estamos trabajando“, señaló el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo.

Le puede interesar: Así fue el otro desastre petrolero en la Lizama de Barrancabermeja hace 52 años

Equipo de expertos

La misión conjunta está conformada por seis expertos de Reino Unido, Suecia, México, Guatemala, España y Francia a través del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea y contará con el apoyo del equipo de OCHA en Colombia.

“Abogamos por la pronta recuperación de los ecosistemas afectados, en especial de los cuerpos de agua de los que dependen las comunidades locales”, dijo Leo Heileman, director regional de ONU Medio Ambiente en América Latina y el Caribe.

Por su parte, Dan Stothart, oficial de Asuntos Humanitarios para América Latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente y jefe de la misión conjunta dijo que “la misión está orientada a evaluar el impacto de este incidente con el fin de sugerir acciones de restauración de los espacios naturales degradados y ayudar al fortalecimiento de la gestión ambiental en esta región”.

Expertos para la atención de desastres

Los equipos UNDAC, ONU Medio Ambiente y la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios son enviados por las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios. Su objetivo es proporcionar asistencia técnica, particularmente en tareas como la evaluación de daños y necesidades, la coordinación en el lugar del desastre y la gestión de la información. Así como alienta el cuidado del medio ambiente informando y capacitando a los pueblos a mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las futuras generaciones.

En dos semanas se entregarán resultados

En el Puesto de Mando Unificado estuvo también Juan Carlos Bello, coordinador del programa de ONU Medio Ambiente en Colombia y un grupo de 7 expertos de ese organismo que estarán por dos semanas en la zona evaluando el impacto ambiental y social, respondiendo a la solicitud hecha por el Ministro a ONU Medio Ambiente para atender la emergencia ambiental.

“Fundamentalmente, el equipo de expertos que se está desplegando es un equipo que está preparado para, en muy poco tiempo, ayudar a comprender los impactos de este tipo de eventos sobre la naturaleza, las comunidades y que a partir de este momento, se puedan encontrar rutas para que la recuperación después del desastre sea la más rápida posible”, aseguró Juan Carlos Bello.

Las recomendaciones también serán sobre cómo mejorar la capacidad de la institucionalidad para responder a este tipo de emergencias y empezar a tener un enfoque basado en ecosistemas para reducir riesgos ambientales, “es una medida de transparencia del gobierno colombiano donde queremos una mirada independiente de cuáles fueron los daños ambientales reales y, adicionalmente, poder imprimirle mucho rigor técnico a esa respuesta. Queremos que sea una oportunidad para mejorar en lo institucional y la relación con las regiones y comunidades”, afirmó el jefe de la cartera ambiental.

Se espera que en poco tiempo la misión conjunta entregue un informe con las acciones y recomendaciones, “es una misión que al cabo de dos semanas estará en capacidad de entregarle de manera preliminar al país unos resultados muy concretos y unas recomendaciones que esperamos sean útiles para fortalecer la capacidad de gestión ambiental de Colombia y de toda la institucionalidad”, enfatizó Bello.

Publicidad
Publicada por: YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.