Viernes 24 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

¿Bueno o malo sería gravar la canasta familiar?

Para Fenavi, la decisión no garantiza la seguridad alimentaria de los colombianos, donde están incluidos el pollo y el huevo. Expertos creen que la medida sería necesaria y justa.

Comparta este artículo ›

Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
La decisión no garantiza la seguridad alimentaria de los colombianos.
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)

Eliminar la exoneración del IVA que tienen algunos de los productos de la canasta familiar es una de las intenciones del Gobierno nacional.

Así lo aseguro ayer Alberto Carrasquilla Barrera, Ministro de Hacienda y Crédito Público, durante la instalación de la 53° convención de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria.

“Se debe mitigar la regresividad del IVA con devoluciones a los hogares vulnerables”, explicó Carrasquilla Barrera, y destacó que gran parte de los subsidios y exenciones en el pago del Impuesto al Valor Agregado terminan beneficiando a los sectores de ingresos más altos.

Lea también: Ministro de Hacienda propone que toda la canasta familiar pague impuestos

Para Martha Ruth Velásquez Quintero, directora Fenavi seccional Santander, gravar renglones de la canasta familiar es una posición que va en contravía con lo que determinó la Corte Constitucional, que puntualiza sobre no gravar los bienes de la canasta familiar, “ahí están incluidos el pollo y el huevo, que habla de garantizar la seguridad alimentaria de los colombianos”.

Además, afirma que “para nadie es conveniente que el costo de vida seguirá aumentando y, al contrario, el Ministro debe conocer en detalle el funcionamiento económico de los sectores. En el caso de Fenavi es importante mantener exento del IVA el pollo y el huevo ”.

Una opinión contraria tiene Camilo Herrera Mora, presidente de la consultora de consumo Raddar, y experto en consumo y cambios culturales, quien explica que aunque la tasa es del 19%, y eso no es verdad: hay tasas de 0%, 5%, 10%, 12% y 19%, incluso unas más altas, lo que nos deja que la tasa promedio que pagamos de IVA es como del 5,2%, es decir, algo así como el 5,5% del gasto que hacemos los colombianos. “La idea es buena, necesaria y justa, así parezca lo contrario.

Le puede interesar: Guerra comercial abre oportunidades al país

Para el experto en consumo, el IVA es un impuesto regresivo, porque es una tasa relativa al precio, y eso hace que el 19% lo pague un rico y un pobre por igual, siendo una carga más pesada para el pobre; esto puede ser verdad en el papel, pero no en la realidad. “Si en Colombia el 30% son pobres, eso significa que el 70% no lo son. Es decir, que no poner IVA a la papa, no solo es evitar que ese 30% paguen el IVA, sino que el 70% también, originando un efecto perverso: no se pone el IVA a un producto para que no lo paguen los pobres, causando que no los paguen los demás, entre esos los ricos. Causando que básicamente se está subisidiando al 70% de la gente que sí puede pagar, por cuidar el 30% que no puede ni debe hacerlo”, concluye.

Ingresos y gastos del hogar

Ejemplificando la Encuesta de Ingresos y Gastos realizada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, del 2013, el jefe de la Cartera de Hacienda asevera que, mientras un hogar en el decil más pobre de la población se ahorra, en promedio, 18 mil pesos por las exenciones del IVA, el ahorro en el decil más alto sería de unos 278 mil pesos. “Entonces tiene toda la lógica decir que uno puede devolverles recursos a los hogares de los deciles 1 y 2 y ese dinero lo saco del dinero que estarían pagando los hogares del decil 10”.

Carrasquilla aseguró que hoy es posible hacer esos rembolsos a la población más vulnerable. “Sería muy inequitativo no hacerlo, especialmente porque existe la información y la tecnología financiera necesaria para hacer de este un proceso exitoso y mejorar de manera importante la estructura tributaria”.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.