Local | Vanguardia.com
Economía local
Octubre 30, 12:01 am
Ni son blancos ni alados; tampoco tienen vocación de santos y mucho menos vuelan. Lo que sí tienen los ángeles inversionistas es dinero “de sobra”, que pueden invertir con paciencia, conocimiento de los negocios y nervios de hierro para soportar apuestas relativamente grandes y riesgosas.