Lunes 12 de Diciembre de 2016 - 09:17 PM

Mantener la inflación en el rango meta, uno de los retos de Echavarria como presidente del Banco de la República

Juan José Echavarria Habló ante los medios de comunicación sobre los retos que vienen para el Emisor, teniendo en cuenta el difícil momento que pasa la economía colombiana.

Comparta este artículo ›

Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL
Mantener la inflación en el rango meta, uno de los retos de Echavarria como presidente del Banco de la República
(Foto: Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL)

Echavarria, quien ya hizo parte de la junta directiva como codirector del Banco de la República, no descartó que en 2017 se tendrá que enfrentar choques inesperados, por lo que resaltó que lo más importante es estar preparados ante esos problemas.

Usted hablaba de retos, unos más difíciles que otros. ¿Cuáles serán los principales que van a tener que afrontar el próximo año?

El mensaje es que no se sabe de dónde van a venir los problemas, pero van a venir. Por ejemplo, tasas de cambio que golpean al país; está todo el esquema regulatorio, las nuevas tendencias en el mundo sobre monedas virtuales, que van a cambiar muchísimo los escenarios de acción de los bancos centrales; y el crecimiento económico. Lo importante es estar preparados porque van a venir problemas que hay que enfrentar. La gran fortaleza de la economía colombiana es su manejo macro y eso definitivamente es gracias al Banco de la República.

¿Trae la misión de comenzar a promover una rebaja en la tasa de interés?

Hasta hace unas semanas había un tema que era excesivamente preocupante, que era que las expectativas de inflación estaban desancladas. Cuando uno veía en los últimos años lo que decían los mercados financieros implícitamente eran tasas de interés de 5 %, 6 % o 7 % a 3 ó 4 años, por eso la tarea del banco era mejorar esas expectativas, que por fin se está viendo un relativo anclaje. Además, la economía se está desacelerando más fuerte de lo que se preveía, eso no quiere decir que se pueda comenzar a bajar las tasas ya, pero son noticias que llevan a que en el futuro puede comenzarse a pensar en bajarlas.

¿Cuál percibe que es el principal riesgo para 2017?

Como ustedes lo han dicho los nubarrones son muchos. El crecimiento tan bajo es preocupante, no deja de ser preocupante que tuvimos una inflación relativamente alta en los últimos meses y que este es un país que tuvo una inflación muy alta y duradera durante 20 años, y al Banco le corresponde mostrar con sus acciones que la inflación se va a mantener en el rango meta y eso se está haciendo y se está logrando. Nubarrones siempre van a haber en la macroeconomía colombiana, sin embargo creo que el banco lo ha hecho bien para enfrentar esos nubarrones durante la administración del anterior gerente.

- Usted ha dicho que existe la posibilidad en el mediano plazo de una reducción de tasas de interés para evitar que la economía siga en proceso de desaceleración. ¿De cuánto sería la tasa para que la economía retome su senda de crecimiento?

Sobre tasas de interés no voy a responder, porque es una decisión colectiva de la Junta Directiva. Lo que he dicho es que por fin las expectativas de inflación parecen ancladas hacia el futuro, pero en cualquier momento se pueden desanclar.

Hay mucha inquietud sobres la independencia del Banco de la República, siendo tan cercano al gobierno. ¿Cómo llega usted a la gerencia, cómo van a ser las directrices a partir del 4 de enero cuando asume en propiedad?

Hace un año yo dirigí la misión cafetera y llovieron rayos y centellas del gobierno, de los cafeteros. Si yo no tuviera independencia no hubiéramos hecho la misión. Acá voy a citar a José Darío Uribe que decía: hay que hacer lo que toca, independiente de lo que piensa el gobierno, independiente de lo que piense cualquiera, hay que hacer lo que toca y ¿qué es lo que toca? Lo que toca es mantener la inflación en el rango meta, esa es la primera prioridad y segundo lograr que esta economía crezca lo mayor posible en el mediano plazo.

No se trata de que la economía crezca mucho el semestre entrante, se trata de que no haya que subir muy duro las tasas de interés en el futuro, para bajar la inflación golpeando el crecimiento de mediano plazo. Entonces, lo importante es que la inflación esté donde toca y que la economía pueda crecer lo máximo posible los próximos cinco años, no este semestre. Para eso, lo importante es no dar bandazos y lograr que las expectativas se alineen para que la economía crezca en el mediano plazo.

Los analistas empezaron a hacer sus balances y dicen que su elección es algo agridulce, en el sentido en que reconocen que usted es una persona muy capacitada técnicamente, pero que su cercanía con el presidente Santos puede afectar la credibilidad. ¿Qué mensaje le da al mercado financiero?

Yo estuve 10 años en la junta y tuvimos la inflación en la meta. Tomamos las acciones que había que tomar para subir y bajar las tasas. Repito, en el banco vamos a hacer lo que toque hacer para manejar la macroeconomía en favor del crecimiento del país y, entre otras razones, para que la inflación sea estable a largo plazo. De manera que no tengo ninguna duda que se hará lo que toca hacer y que se actuará con total independencia por parte mía y de la junta.

¿Cuál es la tasa de cambio que debe haber para generar más crecimiento y desarrollo de la economía?

Lo más importante es que tenga flexibilidad. Parte de lo que aprendimos en la década de los 90 es que tratar de mantener un dólar rígido puede causar grandes problemas en una economía tan rígida como la colombiana. Esa flexibilidad cambiaria que ha promovido el banco es bienvenida en Colombia. A mí me parece muy bueno que se haya devaluado la tasa de cambio, porque eso va a ayudar a la agricultura y la industria. Yo rescato la flexibilidad y rescato la conveniencia que se haya devaluado como se devaluó.

¿Cuál es la visión de la reforma tributaria y qué tan necesaria es?

Lo que pretende la reforma es saludable y además porque tenemos un déficit fiscal complicado. El BID hizo un reporte en el que dijo que si Colombia manejaba bien la política económica podría crecer a largo plazo y volverse un país exitoso en el mundo y que era uno de los pocos países de América Latina que podía dar ese salto y decía que una de las cosas que había que hacer era aumentar impuestos para tener bienes públicos que convienen al crecimiento. La misión de expertos mostraba que los impuestos todavía son bajos, incluso frente a América Latina y muy bajos frente a los países de OCDE, de manera que yo celebró lo que se está aprobando en materia tributaria.

¿Qué análisis hace del panorama externo que va a empezar a enfrentar desde enero?

El resultado principal de la flexibilidad cambiaria es independizar la política monetaria colombiana de la internacional. Parte del problema de tener una tasa de cambio fija es que se queda sin política monetaria de tasas de interés, cuando se tiene flotación cambiaria se pueden manejar las tasas con relativa independencia de la internacional o atendiendo las circunstancias domésticas, que en particular tienen que ver con inflación y crecimiento. Lo importante es reaccionar a esto y creo que el esquema que monto José Darío permite tener esa independencia de lo que haga la Reserva Federal. Siempre estamos sujetos a esos choques, lo importante es enfrentarlos.

¿Como gerente del Banco de la República cuál es su interés en la actividad cultural y los lineamientos en adelante en este aspecto?

Uno de los grandes activos que tiene el Banco de la República es el manejo de lo cultural y lo primero que haré será reunirme con gente que nos de buenos consejos de cómo continuar esa política. Hay una actividad cultural gigantesca de la cual es responsable exitosamente el banco, además tiene centros de investigación regional en Medellín, Cartagena, Bucaramanga, de manera que son frentes que vamos a tratar de fortalecer más. Lo cultural tendrá una enorme prioridad dentro del banco.

Publicidad
Publicada por: COLPRENSA, BOGOTÁ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.