Domingo 28 de Agosto de 2016 - 12:01 AM

Estas son las condiciones de empleo en la ciudad y el área

La ciudad y el área se han destacado por tener los menores índices de desempleo, pero ¿cuáles son las condiciones en que se está desarrollando el mercado laboral? Esta es la radiografía que encontró un grupo de investigadores de la UIS.

Comparta este artículo ›

/ VANGUARDIA LIBERAL
El tejido microempresarial familiar está influyendo en los índices de informalidad laboral característicos en la ciudad y el área.
(Foto: / VANGUARDIA LIBERAL)

Si bien Bucaramanga y su área metropolitana se han destacado por sus indicadores de empleo, ubicándose entre los primeros tres lugares del ranking de capitales con menor índice de desempleo en el país durante los últimos tres años, hay ciertas condiciones en el mercado que podrían poner en riesgo la sostenibilidad de los buenos indicadores económicos de la región en esta materia o que podrían considerarse como elementos para trabajar a futuro, con el fin de construir políticas públicas adecuadas.

Estas condiciones están siendo examinadas con lupa por el Grupo de Investigación en Desarrollo Regional y Ordenamiento Territorial, Gidrot, y el Grupo de Investigación en Demografía, Salud Pública y Sistemas de Salud, Guindess, de la Universidad Industrial de Santander, UIS.

“Empezamos a ver que, en términos generales, las tasas de ocupación sí son mejores en Bucaramanga que respecto a otras capitales del país. Sin embargo, hay unas brechas de todo tipo, empezando por las de género, que son preocupantes, como por ejemplo el déficit de cotizantes al sistema de pensiones en el departamento”, aseguró el líder del grupo de investigaciones y docente, Freddy Ruiz.

Estas son algunas observaciones realizadas por los investigadores de la UIS.

Alerta: nivel de formación

S i se analizan los resultados de la investigación en 2015, se obtiene que casi 56 personas de cada 100 empleadas no son bachilleres o su nivel de educación es muy bajo, a lo que se suma que solo 14 de personas de cada 100 de las ocupadas tiene título profesional. Para Ruiz y el grupo de investigadores, llama la atención el alto índice, teniendo en cuenta que Bucaramanga es considerada la ciudad universitaria más importante del nororiente colombiano, por lo que entre las hipótesis que se estudiarán más adelante, está la posibilidad de que exista una alta ‘fuga de cerebros’ en la región o que, principalmente, la mayoría de estudiantes acogidos en el sistema educativo busquen oportunidades de trabajo fuera de la ciudad. “Otra de las posibilidades que se va a analizar es que las empresas de la región estén demandando más mano de obra no calificada, bachilleres o personas que no tengan ningún nivel de educación”, aseguró Diana García, una de las investigadoras. Sin embargo, sí hay corresponsabilidad entre los datos arrojados por la población desocupada, ya que el 60% de los desocupados tampoco son bachilleres, mientras que un 15% de los desocupados el año pasado eran profesionales. “Muy seguramente se tengan que impulsar políticas de desarrollo productivo que involucren la demanda de mano de obra calificada e impulsar a aquellos sectores que lo requieren”, añadió Ruiz.

Trabajadores con bajos ingresos

Hablando en términos de ingresos, respecto a las condiciones laborales de los trabajadores de Bucaramanga y el área metropolitana, se detectó que hay empleados que están devengando salarios inferiores a los que establece la línea de pobreza del Dane. Del total de ocupados en la ciudad para el año pasado, 44.627 trabajadores que estaban ocupados recibían salarios inferiores a la línea de pobreza. “Si se tiene en cuenta que en la ciudad hay unos 500 mil trabajadores, pues la cifra es preocupante”, indicó uno de los investigadores.

El estudio permitió determinar que el rango del salario por hora en la región está entre $2.300 y $2.700, similar al resto de las ciudades capitales del país. Sin embargo, para Ruiz hay un determinador en la ciudad que se debe observar con cuidado.

“Hay que determinar cómo el escenario de la inflación está cambiando la capacidad de compra para la ciudad y el área. Así que la preocupación a futuro se debe centrar en cómo este salario me representa capacidad de compra”, dijo el investigador.

Respecto al salario que perciben los hombres frente al que reciben las mujeres, la diferencia, en promedio, es de $300 mil.

Ni estudian ni trabajan

Una de las principales brechas que encontró el grupo de investigaciones está en el indicador de jóvenes que ni estudian ni trabajan, y que es motivo de preocupación, ya que viene en aumento. “Estudios internacionales dan cuenta de que el indicador está estrechamente relacionado con las tasas de inseguridad y violencia en los territorios, y más en países como Colombia, donde las bandas criminales están organizadas, entonces hay una gran probabilidad, según el Banco Mundial”, indicó Aceros. De acuerdo con los resultados del estudio, el incremento se viene presentando desde 2011, cuando se ubicaba en 19%, y hoy asciende al 21,20%.

Respecto a este indicador, se evidencia una fuerte brecha entre hombres y mujeres. “Habrá que preguntarse si se trata de factores sociales o culturales, o sencillamente es un problema de absorción del mercado que deterioró las condiciones de búsqueda, de jóvenes que se cansan de buscar trabajo. Por otra parte, esto puede visibilizar un problema frente a las mujeres que se dedican a las actividades del hogar o del cuidado, aspectos que no se identifican fácilmente”, aseguró el docente Freddy Ruiz. “El índice también tiene relación con el embarazo juvenil”, añadió, Aceros. Pese al incremento de las tasas, los investigadores aseguran que programas impulsados como la Ley del Primer Empleo han aportado a los índices de empleo juvenil.

Publicidad
Publicada por: DIANA C. LEÓN DURÁN
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.