Hacia dónde va el crecimiento del área metropolitana de Bucaramanga | Negocios | Vanguardia.com
Domingo 13 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Hacia dónde va el crecimiento de Bucaramanga y el área

Comparta este artículo ›

ARCHIVO/VANGUARDIALIBERAL
Hacia dónde va el crecimiento del área metropolitana de Bucaramanga
(Foto: ARCHIVO/VANGUARDIALIBERAL)
De acuerdo con los expertos, el plan de expansión de la capital santandereana se centrará en Floridablanca, Girón y Piedecuesta, principalmente; por su parte, en Bucaramanga primará la renovación urbana con construcción vertical.

El crecimiento urbanístico de Bucaramanga y su área metropolitana cada vez es mayor, esto es evidente ante las grandes y diversas edificaciones que hay en la ciudad, y otras tantas que se están ejecutando.

Pero, con respecto al desarrollo urbanístico, ¿hacia dónde va la ciudad? De acuerdo con Sergio Luna Navas, gerente regional de Camacol Santander, dentro de 20 años la agremiación prevé desarrollos en los cuatro municipios del área metropolitana: Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta.

Además, aclara Luna Navas, municipios cercanos como Lebrija y Barrancabermeja serán factores de cambio importantes, así como en Sabana de Torres y Puerto Wilches, donde se desarrolla una considerable actividad económica alrededor del cultivo de palma.

También será potencial el desarrollo de la provincia Guanentina, donde hay un componente turístico que dinamiza la construcción de viviendas campestres y residenciales.

Para Alexis Vega Argüello, docente de la Universidad Industrial de Santander, UIS, y especialista en Gerencia de Proyectos de Construcción, Bucaramanga no tiene suelo de expansión: “al norte es escasa su posibilidad de crecimiento por su entorno; en el sur, pasando el puente de Provenza ya es parte del área metropolitana, el oriente están los cerros y al occidente la escarpa, entonces el desarrollo se debe hacer al sur del área metropolitana, en esto tomará relevancia Floridablanca y Piedecuesta”.

Lea también: El Pico y Placa de Bucaramanga se adoptaría esta semana por decreto

El experto dice que hacia la capital santandereana solo será posible crecimiento por medio de la renovación urbana, es decir, demoler casas antiguas y construir desarrollos verticales.

No obstante, advierte Vega Argüello, “este tipo de construcción vertical trae problemas viales, congestión de redes de servicios públicos e insuficiencia del espacio público, esto deteriora la calidad de vida del habitante”.

Entre tanto, Rafael Marín Valencia, presidente de Marval, asegura que las expectativas de construcción de viviendas en Bucaramanga se tienen hacia el norte con Viviendas de Interés Social, y la renovación urbana en la ciudadela alrededor de la Universidad Santo Tomás y el barrio Gaitán, particularmente.

Una ciudad metropolitana

Si bien, como explica Vega Argüello, este año la ejecución de proyectos habitacionales y la comercialización de los mismos está frenada por la desaceleración económica del país, “el día que pase esta situación, el crecimiento de Bucaramanga será en altura, porque no hay suelo de expansión”; no obstante, el desarrollo urbanístico hacia el sur del área metropolitana podría ser más equilibrado y no será tan vertical como ocurrirá en la capital santandereana.

De otro lado, afirma el especialista en Gerencia de Proyectos de Construcción, es necesario diseñar un Plan de Ordenamiento Territorial, POT, integrado del área metropolitana (Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta) “con visión a futuro de ciudad metropolitana, coordinado e integrado entre los municipios, con una visión unificada hacía donde se apuesta al crecimiento. Eso no ha pasada porque cada alcalde está pensando de manera diferente y no piensan en ciudad y esto no permitirá la unión de los municipios de manera cohesionada con políticas sociales, de producción e industriales a largo plazo”.

Lea también: En Santander, área licenciada tuvo leve crecimiento de 0,9%

Por su parte, Marín Valencia, precisó que actualmente en el POT de los municipios del área metropolitana se está definiendo áreas de expansión para la ejecución de los proyectos de vivienda, “lógicamente que estén acompañados de servicios complementarios como educación, salud, comercio y trabajo, que estén cerca a los inmuebles residenciales”.

Más viviendas

para la clase media

En los últimos años, las viviendas en el segmento medio y de VIS han sido el jalonador de las ventas, por ello para los empresarios se ha convertido en una prioridad. “El gran mercado en general está en ese segmento, quienes ven la vivienda como una inversión y una consolidación de patrimonio”

En consecuencia Vega Argüello, señala que el segmento de la clase media es al que se le debe suplir las necesidades de vivienda, acordes a sus capacidades económicas, “ese suele está limitado en Bucaramanga, pero si podemos encontrarlo en Floridablanca y Piedecuesta, de ahí que se debe pensar como ciudad metropolitana, porque si finalmente queremos verla como una ciudad pujante debe ser de manera integrada”.

Pero esto no significa que los segmentos de clase baja y alta no tengan interés para el gremio. Al respecto, el presidente de Marval explica que para el primer grupo se deben comercializar las unidades a bajos costos, por lo tanto “el costo de los lotes debe ser menor, para que el valor de la vivienda sea económica. Hay que sacrificar la pretensión de los avalúos”.

En Santander no hay una burbuja inmobiliaria

Vanguardia Liberal consultó con Alexis Vega Argüello, docente de la UIS y especialista en Gerencia de Proyectos de Construcción, sobre la posibilidad de una burbuja inmboliaria en la región.

Este fenómeno está relacionado al incremento acelerado de los precios de las viviendas en comparación a las tasas de interés que otorgan los bancos en los CDT, lo que lleva a las personas a preferir invertir su dinero en proyectos inmobiliarios porque el sector crece de manera vertiginosa, “pero ese ritmo es insostenible, es ahí cuando se consolidad una burbuja”, explica Vega Argüello: “pero eso no ha sucedido aquí; el auge de la construcción realmente daba para comprar porque era un buen negocio (...). Lo que hay es una sobre oferta porque la economía regional estaba apalancada por el petróleo y al caer este sector económico cayó la demanda, y los ritmos de construcción bajaron; los empresarios son más cuidadosos en el lanzamiento de nuevos proyectos, hasta que vuelva a existir un equilibrio. Pero para una burbuja faltan muchos elementos”.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios