Domingo 07 de Enero de 2018 - 12:01 AM

Claves para prevenir vacantes laborales falsas

Legalmente, no se puede exigir pago alguno, supuestamente reembolsable, a los candidatos en un proceso de preselección, esta es la principal señal para identificar una vacante fraudulenta.

Comparta este artículo ›

Catalina respondió a una oferta de empleo publicada en Internet, supuestamente de una cadena hotelera. “Necesitaban una comunicadora para atención al cliente y apoyar la información para la página web. Yo envié mi hoja de vida al mail de la convocatoria, y aunque me llamó la atención que no era empresarial, sino personal, cualquier duda se disipó cuando me respondieron”, cuenta la joven profesional.

“Me anunciaron que mi perfil había sido preseleccionado, que debía consignar 30 mil pesos para unos exámenes médicos y enviar el recibo. Yo lo hice, y me volvieron a escribir, que había sido seleccionada, que debía enviar papeles por mail, llenar unos formularios que creí verdaderos porque tenían incluso el logo del hotel, y por último consignar 200 mil pesos supuestamente reembolsables, para comprar los uniformes. Me pareció muy extraño, llamé al hotel y todo era un engaño”, cuenta la afectada.

Lamentablemente todos los días, la Internet es usada para engañar a las personas que sueñan con un trabajo.

De acuerdo con voceros del Ministerio de las Tecnologías y las Comunicaciones MinTIC, además de cobrar por los supuestos empleos, una modalidad de engaño es la utilizada por los delincuentes enviando comunicaciones vía correo electrónico avisándole que ha sido preseleccionado para una supuesta vacante laboral; con beneficios en Colombia o en el exterior, lo cual puede convertirse en trata de personas.

También están los que piden datos personales, fotocopias de sus documentos de identificación y otros insumos con los que terminan robando su identidad.

“Hay que tener mucho cuidado. Antes de aplicar o participar de alguna convocatoria laboral a través de la web, verifique el origen de dicha convocatoria, de la empresa que supuestamente lo está contactando y realice una búsqueda de comentarios relacionados con posibles fraudes o estafas ingresando los datos recibidos de la supuesta empresa en cualquier buscador en Internet (Google, Yahoo, etc.)”, recomiendan expertos del Ministerio de las Tecnologías y las Comunicaciones.

Las trampas más comunes

El portal Gestionhumana.com de Legis ofrece una recopilación de las 10 modalidades más usadas por particulares y empresas inescrupulosas que abusan de la necesidad y la ingenuidad de quienes buscan oportunidades de trabajo para sacar provecho de ellos.

- Pedir dinero para exámenes médicos o gastos administrativos. De acuerdo con el portal, esta es la principal señal de alerta para identificar una falsa oferta laboral pues legalmente nadie tiene el derecho de exigir pago alguno de dinero en efectivo o de consignaciones “reembolsables” a los candidatos, en una etapa de preselección.

- Exigir trabajos temporales “disfrazados” de capacitaciones o pruebas. Los falsos empleadores convencen a los candidatos para adelantar uno o dos días de trabajo con el pretexto de medir sus capacidades. En algunas oportunidades incluso los obligan a hacer ventas callejeras bajo la promesa de engancharlos para luego decirles que no resultaron aptos.

- Convocatorias a través de correos no corporativos. Por más atractiva que sea una oferta laboral, que muchas veces incluyen logotipos de una empresa o un diseño gráfico muy profesional, hay que dudar de estas si llegan a través de correos personales y sin dominios corporativos. Esta es una manera de abrir la puerta para que las personas interesadas en dichas vacantes terminen timadas.

- Empresas inexistentes. Es aconsejable que luego de encontrar una vacante, se verifique la existencia y la actividad de la empresa que está ofertando el cargo de trabajo. Hoy, muchas organizaciones permiten entrar, por medio de sus páginas web, a consultar los perfiles que se buscan, y a verificar en sus bancos de hojas de vida propios.

- Inconsistencias en el perfil solicitado. Es una clara señal de engaño la inconsistencia en la descripción del perfil requerido. Si el perfil no es bien definido y no coincide la experiencia solicitada con las competencias mínimas del candidato, hay gran posibilidad que esa vacante no sea legal.

- Convocatoria por redes sociales. Aunque no todas son mal intencionadas, hay que poner en duda las ofertas publicadas en redes sociales personales. Lo que se aconseja en estos casos es ir directamente a los prestadores del servicio público de empleo para buscar ofertas no engañosas. En este caso es recomendable buscar en portales reconocidos de empleo, en las agencias públicas o en las cajas de compensación, en donde hay un proceso de verificación por parte del Ministerio de Trabajo y en donde se asegura que las ofertas que se están publicando en estos sitios son legales.

- Revisar direcciones y teléfonos. Al aplicar para un cargo que se ofrece por medios digitales, lo más aconsejable es verificar la dirección física de la empresa y los teléfonos para asegurarse de que es una oferta seria.

- Dudar de quienes piden documentos fuera de la hoja de vida. No es legal que además de su hoja de vida, en la primera etapa del reclutamiento, la empresa le pida a sus candidatos otros documentos como los recibos de los servicios públicos o documentación personal relacionada con el domicilio o la intimidad propia de cada quien.

- Solicitar visita domiciliaria en la primera parte del proceso de selección. A todas luces es sospechoso que en la etapa de preselección, y antes de la entrevista personal, se hable de una visita domiciliaria. Esto puede mostrar una irregularidad o una falta de atención por parte de la organización que esté realizando la selección. Lo lógico es que antes de anunciar una visita domiciliaria, debe haber una entrevista personal o un contacto previo con el candidato.

- Exigencias por medio de una llamada telefónica. Hay que poner especial cuidado con las solicitudes que se realizan por medio de llamadas telefónicas. Lo normal en estos casos es que la empresa se comunique para coordinar la entrevista o la citación para presentar las pruebas psicotécnicas y nunca para solicitar ni dineros ni entrega de documentos.

7 pistas para estar alerta

El portal Govco.co ofrece algunas recomendaciones para buscar empleo con seguridad en Internet y no caer en la trampa:

1. Desconfíe siempre cuando requieran un pago que no vea justificado en su solicitud.

2. No facilite sus datos bancarios ni los de su tarjeta. En una entrevista no necesitan información financiera, sólo si lo contratan necesitarán cierta información bancarios para domiciliar el pago de su nómina, pero nunca usuarios o claves de acceso.

3. Use portales de empleo de confianza y si tiene dudas busque referencias a través de Internet.

4. No acepte a cualquier persona en la red LinkedIn. Han aumentado los perfiles falsos en esta red social con el fin de robar los datos de los usuarios.

5. Fíjese bien en los detalles de las ofertas. Observe los datos de los reclutadores, tales como si usan un mail gratuito en vez de corporativos o si sólo usan un teléfono móvil y no uno fijo.

6. Confirme la veracidad de la oferta de empleo o direcciones de contacto, si las mismas proceden de otro país, a través de una llamada telefónica o escribiendo a un correo electrónico oficial tomado del sitio web de dicha empresa.

7. Desconfíe si una empresa de otro país que se encuentra reclutando personal, no cuente con una página web.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL, BOGOTÁ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.