Domingo 06 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Mitos que perjudican el eCommerce en las empresas

Existen claves que impactan la estrategia de transformación digital en el canal de venta en línea de la empresa y que permiten acercarnos a los clientes con un mínimo de costos y un máximo de alcance. Les presentamos algunas.

Comparta este artículo ›

Uno de los objetivo de los gremios es fortalecer la competitividad empresarial, especialmente en impulsar el comercio electrónico en las empresas, trabajo que se hace en conjunto con el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, MinTIC, y los empresarios de la región.

Lo primero que se debe entender es que el comercio electrónico es un vehículo hacia la transformación digital de las empresas, en el que se debe aprovechar componentes como la nube, los dispositivos móviles, la inteligencia artificial y las redes sociales, que además de impulsar el cambio en las organizaciones, fortalece y permite hacer negocios con un soporte de ingresos y rentabilidad cada vez más en alza para las compañías.

“Muchos mitos terminan perjudicando a las empresas pues las vuelven temerosas de dar un paso adelante en su estrategia digital. Esto implica que no se permita una verdadera adopción de las nuevas tendencias y no consigan los resultados esperados. Diseñar una estrategia enfocada en resultados es clave para evitar estos inconvenientes. Sobre todo cuando el mercado B2B tiene la delantera en cifras a nivel mundial, representado 7.6 billones de dólares a inicios del 2018”, explica Jorge Quiroga, CEO de Blacksip.

Aún hay inseguridades

A pesar de los avances que se han alcanzado en el comercio en línea, aún persisten las inseguridades frente a este tema, no sólo en los consumidores, sino también en las empresas, un escenario en donde dejar de aprovechar totalmente las oportunidades de negocio que se presenten, será la diferencia entre éxito y fracaso.

Para Santiago Naranjo, corporativo de Mercados Hispanos en Colombia Vtex, la transformación digital es la reinvención de una compañía a través de la utilización de la tecnología digital con el fin de mejorar el desempeño de la misma hacia dentro y hacia fuera.

“Esto no se traduce simplemente en la implementación de tecnología en la organización, sino en el aprovechamiento y adopción que se haga para volverla más competitiva y adaptable a los mercados”, resalta Naranjo.

Con la implementación de eCommerce podrá diversificar la forma en que su empresa se relaciona con los clientes, ya sea a través de chat, mensajes de texto y redes sociales, con los que se tienen poder de decisión.

Recuerde que un buen contacto en línea le abrirá un canal de comunicación sobre precios y negociación, que le permite a su empresa estar presente en línea y a su vez no descuidar el contacto personal y confidencial.

Ecommerce: a consumidor y otros negocios

Cuando se trata de crear una plataforma eCommerce, las empresas no deben tomar sus servicios y productos y ponerlos siempre en el mismo modelo, como explica Jorge Quiroga, CEO de Blacksip, un público distinto como B2B (de negocio a negocio) o B2C (de negocio a consumidor) requiere una estrategia ajustada a sus necesidades particulares.

Entre un eCommerce B2B y uno B2C existen las siguientes diferencias prácticas como diseño, “en el caso de un eCommerce B2B el foco debe estar en proveer la mayor cantidad de información útil y opciones de servicio al cliente”, afirma Quiroga.

Mientras que el Call-to-action (llamada a la acción), dice el experto, los eCommerce B2B deben centrarse en demostrar que pueden resolver problemas a nivel empresarial.

En el caso del registro, se deben introducir elementos como registro y otras formas de identificar un cliente recurrente tienen mucho valor en el eCommerce B2B. “Se trata de facilitar un proceso de acompañamiento, donde la información personalizada de la empresa, con sus necesidades y objetivos específicos, se mantengan para guiar la solución de dudas y procesos de recompra”, aclara.

Por último, en la venta de un eCommerce B2C, el cliente espera pasar de la compra a la confirmación en el menor tiempo posible, mientras que en B2B se trata de un proceso más cuidadoso, donde hay un acercamiento de un equipo de ventas a través de llamadas o chat. “Dado que los servicios y productos tienden a ser personalizados para las necesidades de la empresa”, puntualizó Quiroga.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.