Domingo 15 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Claves para optimizar su compra de víveres

Comprar por volumen es cada vez más común, pero implica una mayor conciencia de ahorro en el hogar y de control para evitar las compras compulsivas.

Comparta este artículo ›

Dos definiciones en términos de comercio están muy de moda. Una es Hipermercado, que según Economía 48, se constituye en un establecimiento comercial, perteneciente a la gama de grandes superficies, de mayor tamaño que un supermercado y situado generalmente en las inmediaciones de las grandes ciudades. Posee una gran variedad de productos (alimentación, electrodomésticos, textiles, etc.) y la clave de su éxito radica en su política de precios muy reducidos. Y la otra son los discounter, que se aplica sobre todo para definir a los supermercados con pocos productos de alta rotación y precios muy agresivos.

Y es que precisamente las familias colombianas están usando estas alternativas a la hora de abastecer de productos su hogar.

Kantar Worldpanel, consultora experta a nivel global en el comportamiento de los consumidores, en su reporte 'Omnichannel: Crecer con la reinvención del retail', revela que no solo en el país, sino en el mundo, durante 2017, el 76% del crecimiento en valor del mercado (consumo masivo) procedió de canales fuera de los hipermercados y supermercados.

“Los tres canales con mayor crecimiento a nivel mundial son el e-commerce (+15%), los discounters (+5,2%) y los mayoristas (+4,4%). Estos canales superan en crecimiento a los hipermercados y supermercados, quienes continúan siendo, de lejos, los principales canales (debido al peso que tienen en países desarrollados), aunque crecen globalmente a un ritmo más lento (+0,8%)”, precisa el informe.

Entre tanto, Colombia se ubica como el país en América Latina donde la participación de las tiendas de descuento en el mercado es más fuerte, con un 21%.

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, admite que especialmente el sector de discounter ha tenido gran impacto en la reactivación del gasto de los hogares, que según la firma Raddar, impulsó el crecimiento del flujo de recursos hacia la economía, al expandirse en mayo en 3,1% en términos reales, con relación a igual mes del año anterior.

“Durante el quinto mes del año los hogares desembolsaron 52.6 billones de pesos y se trataría del primer mes en cinco años (desde mayo del 2013), en el que se registran crecimientos positivos, teniendo en cuenta que el país venía en un periodo de desaceleración debido a la crisis mundial generada por el precio del petróleo”, señala un informe de Raddar.

Menos visitas pero

mayor consumo

Según Botero, la llegada de las tiendas de bajo costo está generando que el colombiano vuelva a comprar. “Este renglón está animando mucho las ventas, sobre todo porque el año pasado ya sobrepasaron los 4 billones de pesos y ahora le apuntan a los 5, además que dinamizan los portafolios y la competencia”, explica el dirigente gremial.

Por su parte, los hipermercados o superbodegas también están conquistando. Según Kantar Worldpanel, el consumo de los hogares colombianos en estos establecimientos comerciales de gran extensión y que ofertan productos de diferentes sectores creció 13% en 2017 frente al 2016.

“Vemos un crecimiento en el volumen de compra de los hogares colombianos, se inicia a evidenciar cifras positivas que son muestra de una reactivación. Esto debido a la nueva dinámica de los compradores, entre enero y mayo las visitas a los puntos de venta disminuyeron cinco ocasiones frente al mismo periodo del año anterior, ya que los hogares van con menos frecuencia porque se abastecen más en cada visita y buscan canales alternativos que les presenten opciones de ahorro”, indica Andrés Simón, country manager de Kantar Worldpanel.

Agrega que “las visitas a los diferentes puntos de venta se redujeron 7% durante los últimos dos años, lo que significa 14 veces menos. Pero al mismo tiempo se optimizaron esas visitas con respecto al volumen de compra, el cual aumentó 3%, pues al comprar con menos frecuencia se hacen adquisiciones más racionales. Esta es una tendencia que se replica en toda América Latina: reducir la frecuencia para optimizar el tiempo y el dinero”.

Fabián Barreto, experto en finanzas personales asegura que al momento de hacer mercado las familias tienen en cuenta aspectos como los costos de desplazamiento, el precio y los descuentos.

“Por ello es que este tipo de negocios están ganando adeptos, pero no quiere decir que los supermercados estén al borde de la quiebra, ni que se haya dejado a un lado la tienda de barrio”, puntualiza.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL, BOGOTÁ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.