Domingo 02 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Labrando el camino a la inclusión financiera

Los avances en conexión digital y el uso de dispositivos móviles le han permitido a Colombia ser hoy el segundo país de Latinoamérica, después de México, en lograr mayor inclusión financiera de su población.

Comparta este artículo ›

Aunque la inclusión financiera genera crecimiento económico, reduce la pobreza y da equidad, esta debe ir de la mano de la transformación digital, por eso el reto de Colombia no está en reducir las barreras en la adopción de los servicios financieros, sino en tener una mejor infraestructura digital.

Lea además: Los hogares siguen moderados en su volumen de compras

Tanto las entidades financieras, agremiaciones y el Gobierno Nacional han diseñado soluciones que le permitan a más personas tener acceso a productos financieros, ya que el acceso a sucursales bancarias en algunas zonas es un desafío para los clientes, además de los grandes costos que genera para la banca.

Según los últimos reportes, aproximadamente $27,1 millones de colombianos tienen mínimo un producto financiero, lo que ratifica los inmensos avances en los últimos años en cuanto a cobertura y posibilidades de acceso a los servicios bancarios, como aseguró Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda y Crédito Público, es necesario seguir en este trabajo, no solamente en la inclusión financiera, urbana y rural, sino en la banca digital con relación al uso de los productos creados por las entidades.

Anualmente a un banco la atención de un cliente le cuesta $60 mil, ya que la atención financiera en el modelo tradicional incluye expedir las tarjetas de crédito o débito, los cajeros automáticos, las sucursales bancarias y la logística general del dinero. Es decir, que la banca en promedio invierte $19 billones.

“La banca digital logra una reducción de los costos, de pasar de los $60 mil a $9 mil. Es importante reducir ese costo porque si no, el Estado seguirá incluyendo ese valor en sus gastos”, explicó Marcelo González, CEO de VeriTran.

Más bancarizados

En 2017, de cada 100 adultos colombianos 80 tienen al menos un producto financiero, y al menos 18,4 millones tenían una cuenta de ahorro activa.

La meta, aseguró el ministro Carrasquilla, es llegar al 100% en inclusión y en el uso de los servicios financieros, gracias, principalmente, a la tecnología y a un trabajo conjunto entre el Gobierno y sector privado.

Para González, la constante innovación es una de las principales claves para alcanzar una mayor bancarización.

“Colombia ha avanzado en inclusión financiera, obviamente en la legislación, regulación y la tecnología, pero lo más importante es que la población ha adoptado el uso diario de dispositivos móviles, lo que permite progresar, pero es difícil alcanzar zonas donde el Estado no llega de ninguna manera con inclusión financiera, se debe lograr con infraestructura tecnológica, que no es tan óptima en todos lados”, aseguró González.

Para alcanzar una mayor penetración, dice el experto, se deben desarrollar tecnologías digitales que funcionan como un aliado estratégico.

“En este sentido, se han desarrollado, por ejemplo, soluciones que le permiten a los usuarios realizar la apertura de sus cuentas con procesos 100% online; de esta manera es posible acceder a un servicio financiero sin que sea necesario ir a la sucursal física del banco”, explicó González.

El reto para Superintendencia Financiera está en intensificar los esfuerzos para incluir a los 6,7 millones de adultos que aún no tienen acceso al sistema financiero, especialmente aquellos que se encuentran en las zonas rurales.

El reto de inclusión bancaria

La inclusión financiera y transformación digital son los grandes pilares que tiene la banca, ya que lograrlo de manera virtuosa, reducir la pobreza y la desigualdad.

Santiago Castro Gómez, presidente Asobancaria, asegura que la inclusión financiera impulsa el ahorro y el crédito, las facilidades transaccionales y la correcta administración de riesgos.

“Si bien los esfuerzos de la banca y el sector financiero por materializar las bondades de la inclusión financiera se ven reflejados en que cerca del 80% de la población adulta cuenta con al menos un producto financiero, aún nos falta recorrer la última milla”, aseveró Castro Gómez.

Una estrategia integral de inclusión financiera también debe contemplar los retos propios de la era actual, afirma Castro Gómez, “la transformación digital cumple un papel esencial en la forma como las entidades financieras adoptan las nuevas tecnologías y se acercan al público, ofreciendo productos mejor adaptados a las necesidades particulares de los clientes e innovando en soluciones de ahorro y financiamiento”.

Además, considera que se deben plantear estrategias conjuntas con el Gobierno Nacional para lograr, de cara al 2022, que el acceso al sistema financiero llegue al 100% de la población.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.